Monthly archive

enero 2019

El método Unai Emery

en ANALISIS ENTRENADORES/RENDIMIENTO/TÁCTICA
análisis táctico de Unai emery

Unai Emery es uno de los entrenadores más intensos y preparados del panorama actual y su recientes andaduras por el PSG y el Arsenal inglés lo han catapultado al elenco de los entrenadores de talla mundial. Hoy analizamos el método Unai Emery

En este artículo analizaremos su manera de entrenar y de gestionar diferentes grupos de futbolistas, ya que al margen de su expertise táctica y como entrenador, es un gran gestor de grupos y un líder dentro de estos, algo de lo que ya hemos hablado en mas de una ocasión a lo largo de este blog. 

El modelo de juego de Emery 

Para Emery, el estilo de juego debe verse reflejado en un partido de futbol. 

En rasgos generales, el entrenador español entiende que tenemos que crear un estilo de juego con el objetivo de ganar, teniendo un estilo y una filosofía y que nuestro equipo sea capaz de ejercerlo en los partidos. Este modelo de juego debe practicarse y llevarse a cabo a través del entrenamiento.

Para crear el estilo de juego debemos de tener en cuentas varias preguntas:

  • ¿Por qué creamos el estilo de juego? 
  • ¿Cómo lo creamos
  • ¿Dónde lo creamos? 

Para poder responder a estas preguntas será necesario crear un planning de entrenamiento, en el que todos los elementos que componen el futbol se relacionen entre si.

Estos elementos son los tácticos, técnicos, estratégicos, físicos y psicológicos, que no se deben entrenar por separado sino que deben formar parte de un conjunto, como explica también el profesor Paco Seirul-lo. 

Una vez determinado el estilo de juego en conjunción con todos los elementos que lo componen, el siguiente paso será crear una metodología de trabajo en donde se planee y se trabaje este modelo de juego de manera que para poder llevar a cabo eso tenemos:

  • Los contenidos de las sesiones. 
  • Las tareas a desarrollar para plasmar un estilo de juego. 

Para Unai Emery sus equipos deben tener una serie de características que deben cumplirse para que su modelo de juego funcione: 

  1. Equipo intenso- defensivamente y ofensivamente.
  2. Agresivo.
  3. Inteligente.
  4. Fuerte – Para que gane las disputas.
  5. Resistente para que gane al máximo.
  6. Velocidad- que sorprenda el rival.
  7. Solidario.
  8. Competitivo (compañeros y adversarios).
  9. Comunicativo que hable mucho – comunicación oral y visual ayuda. 
  10. Que tenga lideres- proactivo. 
  11. Participativo.
  12. Carácter.
  13. Que domine el centro del juego.

Rasgos Defensivos

En los rasgos defensivos encontramos tres aspectos fundamentales. 

  • Los sistemas de juego. Como debe moverse la defensa en función del sistema de juego planteado. 
  • La organización. La organización de la defensa en función del comportamiento del rival.
  • La coordinación entre jugadores. 

Dentro de los momentos defensivos los jugadores deben saber que a partir de un determinado sistema, debe moverse avanzado o replegado. Siendo más concretos podemos encontrar estos comportamientos que se deben hacer en función en orden y de forma coordinada: 

  1. Tapar líneas de pase. 
  2. Presión al jugador poseedor del balón. ( al igual que propone guardiola)
  3. Vuelta a la línea de inicio de zona. 

La defensa debe manejar algunos conceptos basados en referencias, es decir, que el BLOQUE defensivo deberá realizar ciertos comportamientos en función de la situación de juego rival. 

Estos comportamientos son: 

  1. Situación de juego: Si el jugador poseedor del balón esta presionado, la línea defensiva se mantiene. 
  2. Si el jugador contrario da un pase atrás, la línea defensiva sale de manera coordinada. 
  3. Si el jugador contrario tiene el balón controlado y esta sin oposición, la línea defensiva debe realizar una vigilancia al espacio y estar preparado para correr en busca de un pase largo. 
  4. Si el jugador contrario progresa en conducción, la línea defensiva se repliega hasta que el rival encuentre oposición y se comienza el proceso nuevamente (tapar línea, presión, vuelta). 

Estos conceptos hacen que el jugador tenga referencias de cómo comportarse según lo movimientos del rival, dándole seguridad en sus acciones a través de un proceso de aprendizaje en el entrenamiento. 

En este vídeo podemos ver más claramente este tipo de proceso de aprendizaje. 

El estilo de juego Ofensivo

El estilo de juego ofensivo esta condicionado por dos factores: 

  • Las cualidades propias de nuestro equipo (70%) 
  • El equipo rival (30%). 
  • Jugar en casa o fuera. 

Este porcentaje será variable en función de varios factores adicionales como el terreno de juego, características especificas del rival o factores intrínsecos como lesiones o viajes. 

El estilo ofensivo de Emery  se caracteriza por estar basado en varios aspectos que se combinan entre si: 

  • El juego puede ser combinativo o largo. 
  • El equipo debe ser agresivo en ataque y con una intensidad alta. 
  • El equipo debe buscar amplitud y debe ser profundo. 
  • Debe tener movilidad y ser rápido para sorprender al rival.
  • Debe buscar duelos individuales
  • Tener un ritmo de juego alto.
  • El equipo debe saber cuando tener la posesión y cuando debe tener verticalidad. 

Además de aprecian otras características como: 

  • Sacar rápido como primera arma. 
  • Sacar en corto como herramienta para buscar la posesión y atraer al equipo contrario buscando zonas libres en el campo. 

Para poder ver estas características de manera clara, podemos recurrir al análisis del juego del actual Arsenal, donde podemos encontrar que: 

  • El sistema más utilizado es el 4-2-3-1. 
  • Juego con mucha amplitud, buscando la subida del Hector Bellerin aprovechando  la coordinación y la precisión de pases de Ozil. 
  • La transición defensiva y ofensiva es mucha mas rápida en comparación con la de Wenger. 

Una vez que roban el balón, salen disparados hacia la portería contraria. 

La dirección de equipos de Unai Emery

Emery se caracteriza por ser un entrenador moderno, basando la dirección de sus equipos en el liderazgo y en crear una autoridad partiendo de su relación con el futbolista

Hemos hablado ya en que se caracteriza este liderazgo en varios artículo, y más concretamente como algunos entrenadores como Guardiola lo llevan a cabo. 

En el caso de Unai, su liderazgo se basa en la persona y después en el futbolista. Este liderazgo lo construye observado y dialogando con el futbolista para poder llegar a ella de manera correcta. 

Dentro del grupo el primer objetivo es despertar lo valores y las motivaciones del grupos, para conseguir que haya un equipo y un grupo compacto y con comunicación. 

En cuanto a la definición de objetivos, aboga por convencer al jugador y al grupo del camino que quieren conseguir, es decir ser transparentes los objetivos marcados cada temporada y convencer con tareas y con ejemplo al jugador para que sea participe de ese camino y objetivo. 

En este sentido, Emery, habla sobre el poder y la autoridad, entendiendo que el poder te es dado por derecho y la autoridad la ganas cuando los jugadores te la dan. Tal vez esta sea la principal herramienta del líder. 

Dentro del grupo, todos deben ser uno y uno deben ser todos y dentro de esa igualdad, hay que tratar a cada uno con sus particularidad, tras el conocimiento previo de cada persona. 

El papel principal dentro de este grupo esta confianza, que se trabaja día a día. 

La confianza debe ser total entre jugadores y entrenadores y jugadores con jugadores. 

Esta autoconfianza debe generarse día a día con contextos y tareas adecuados. 

El liderazgo para Emery debe ser llevado a cabo por el propio jugador. A pesar de que existen capitanes dentro del grupo, en los equipos de Emery cada jugador debe asumir su responsabilidad saber dirigir y llevar la iniciativa dentro de su puesto. 

Para el entrenador, la principal tarea del entrenador debe ser que el jugador encuentre la mejor versión de si mismo y debe hacerle ver al entrenador cual la misión de cada uno dentro del equipo. 

Dentro de esta tarea, una de las principales tareas debe ser formas personas por encima de futbolistas. 

La toma de decisiones de un entrenador debe estar basada en minimizar al máximo los errores. Un entrenador toma múltiples decisiones durante un día o una semana. Como puede ser cuando da la charla, cuando habla con el futbolista, cuando da la alineación, etc. 

Dentro de estas múltiples decisiones, debe analizar y corregir aquellas que no funcionan para poder minimizar el margen de errores y no perjudicar con nuestras decisiones al futbolista. 

En este sentido, tanto el entrenador como el futbolista deben ser capaces de autoevaluarse y ser capaces de aprender de los errores. 

El entrenador tiene que tener conexión con el equipo, no debe ser una líder tirano y alejado. En el caso de Emery, esto lo lleva a cabo saludando a los jugadores antes y después de los partido, mirando a la cara cuando da las alineaciones, chocando la mano de manera efusiva antes de jugar, etc. 

Se debe buscar el compromiso del jugador total. 

Resumen

Unai Emery se ha convertido es uno de los entrenadores top del panorama internacional. Como vemos sus métodos se ajustan a los ya conocidos de Guardiola o el Cholo Simeone.

Esta nueva generación de entrenadores ha cambiado el modo de entrenar el fútbol, basando principalmentemente su estrategia en el liderazgo de personas y en la educación de un modelo de juego adecuado a cada tipo de equipo que a la vista esta, que da buenos resultados. 

Entrenamiento excéntrico en fútbol. 8 Ejercicios Básicos

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO/Sin categoría

Entrenamiento excéntrico básico con peso corporal y polea cónica para fútbol.

El entrenamiento excéntrico en fútbol es una de las piezas fundamentales en el entrenamiento de la fuerza aplicada al fútbol. Ya hemos analizado en que medida este entrenamiento afecta al rendimiento y a la prevención de lesiones en este artículo y más concretamente sobre el entrenamiento de la fuerza excéntrica en fútbol. 

En esta edición continuaremos hablando sobre el entrenamiento excéntrico en fútbol donde expondremos principalmente: 

  • Porque es necesario entrenar este tipo de fuerza. 
  • Los tipos de movimientos que se producen en fútbol. 
  • Explicaremos 8 ejercicios básicos para poder trabajar de manera correcta la fuerza excéntrica aplicada al fútbol. 

¿Qué tipo de fuerza se produce en el fútbol?

El fútbol es un deporte donde se producen una gran cantidad de movimientos con cambios de dirección,  en los cuales los futbolistas frenan y aceleran, haciendo que estén constantemente expuestos a utilizar la fuerza excéntrica en este tipo de movimientos. 

Las acciones que deceleran y aceleran hacia otra dirección se pueden clasificar de varias maneras, pero principalmente en este artículo hablamos de:

  • Salidas abierta.
  • Salidas cerradas.

Las salidas abiertas son las acciones en las que el cambio de dirección de produce en la dirección contraria a la pierna de apoyo e impulsión, como podemos ver en esta acción. 

Salida abierta hacia el lado contrario a la pierna de apoyo.

Las salidas cerradas implican que el cambio de dirección de produce hacia el mismo lado de la pierna de apoyo, cruzando la pierna de por encima de esta, lo que provoca un gran estrés en las articulaciones de la pierna de apoyo. 

Salida cerrada hacia el lado de la pierna de apoyo.

Dentro del fútbol, estas salidas se producen constantemente en disputas por el balón, regates o posiciones de defensa, y generalmente los tipos de salidas se combinan, como queda en estas acciones que podemos observar de Di María o Messi. 

Doble acción de salida abierta y cerrada.

En vista de esto parece claro que es necesario un entrenamiento específico de la fuerza dentro del fútbol y es de lo que hablaremos principalmente en este artículo. 

Para poder entrenar la fuerza excéntrica aplicada, debemos hacerlo de manera progresiva. 

Es decir, activando de manera selectiva la musculatura implicada en estos movimientos, como pueden ser el cuádriceps y los isquiotibiales.  Estos ejercicios los realizaremos con ayuda de un compañero o  utilizando material de bajo coste como un cinturón ruso (también llamado tirante muscular). 

Posteriormente trabajaremos de manera más global con acciones que implican la utilización de un elemento externo que produzca una fuerza bastante grande.

Para esto proponemos trabajar con una polea cónica isoinercial, que principalmente es una polea que devuelve la fuerza que nosotros realizamos, obligando a anticiparse y a contener y frenar el movimiento de vuelta. 

Dentro de este entrenamiento global, utilizaremos principalmente dos familias de movimientos, las salidas abiertas y las salidas cerradas, que hemos visto anteriormente, para poder trabajar de manera específica. 

Acciones excéntrica localizadas

En las las acciones excéntricas localizadas las trabajaremos con tres ejercicios de fácil implementación en el entrenamiento y de bajo coste. 

Estas acciones estarán destinadas a trabajar de manera especifica la fuerza excéntrica de cuádriceps e isquiotibiales. 

Nordic curl

El primer ejercicio que proponemos es el nordic curl, donde se debe ejercer fuerza a nivel de los talones para fijar los pies del ejecutante. Esto se puede realizar con la ayuda de un compañero o situando un contrapeso por encima de los gemelos. 

Desde esta posición debemos dejarnos caer hacia el suelo, intentando activar lo máximo posible los isquiotibiales para frenar la caída. 

Es importante mantener la cadera en extensión y evitar flexionar la columna lumbar. 

Extensión de Cadera

El segundo ejercicio lo realizaremos con un tirante muscula, colocado por debajo del nivel de las rodillas. 

Desde esta posición flexionaremos las caderas, llevando el pecho hacia el suelo y frenando dicha acción con la participación de los isquiotibiales. 

En este segundo ejercicio, es más importante aún, evitar flexionar la columna lumbar, y hacer recaer el esfuerzo en la cadera. 

Flexión de rodillas

Por último utilizaremos el tirante muscular para trabajar de manera excéntrica los cuádriceps.

Colocando el tirante muscular por detrás de las rodillas, buscaremos una posición de sentado, llevando la cadera hacia atrás, durante 3-4 segundos. Mantendremos la posición y subiremos de forma rápida, evitando nuevamente flexionar la columna lumbar. 

Ejercicios de fuerza excéntrica globales

En los ejercicios de fuerza globales, buscaremos principalmente ejecutar movimientos similares a los que se producen en el fútbol, para buscar en primer lugar prevenir lesiones y en segundo potenciar el rendimiento. 

El objetivo será coordinar movimientos propios del fútbol, y principalmente mejorar las acciones de salidas abiertas y cerradas. 

En este caso lo haremos ejecutando ejercicios con una polea isoinercial, que nos ayudara generar una carga mayor en este tipo de acciones. 

Ejercicio de salida cerrada

Una de las primeras tareas que proponemos será trabajar la salida cerrada. 

En estas acciones como hemos visto anteriormente, la pierna que realiza el esfuerzo  tiene una gran carga de trabajo, por lo que será recomendable enseñar una buena técnica de salida y posteriormente utilizar una carga externa. 

En estas acciones vemos como la fuerza recae en la pierna adelantada, para posteriormente cruzar la otra pierna, en este caso la izquierda y realizar un paso cruzado hacia el mismo lado del apoyo. 

Como vemos la polea realiza un tirón en el sentido contrario, que será necesario controlar con la fuerza excéntrica de todo el cuerpo. 

Ejercicios de salidas abiertas

En el caso de esta salida, la fuerza de empuje se realiza con la pierna contraria a la dirección de salida, de modo que como podemos ver en este video, la pierna izquierda realiza la acción de frenado y empuje, para salir en dirección contraria, hacia el lado derecho. 

Teniendo como base estos dos ejercicios, se podrá trabajar con diferentes variantes de salidas, buscando la especificidad de cada jugador. 

En algunos casos combinaremos movimientos de rotaciones de cadera con tracciones de tren superior. 

En otras potenciaremos la triple extensión de cadera, rodilla y tobillo desde posiciones bajas a posiciones altas, buscando la técnica optima en cada movimiento. 

Como vemos en estas salidas hacia atrás, podrían ser perfectamente acciones propias de movimiento defensivos o cambios de dirección de espalda, de manera que todos estos movimientos sean trabajados de forma coordinada desde la cadera, sin que se sobrecargue la rodilla ni la espalda. 

Debemos tener ciertas consideraciones antes de comenzar a trabajar con ejercicios excéntricos:

  • Se debe realizar un buen acondicionamiento muscular previo, con ejercicios analíticos, globales y generales de fuerza, aprendiendo su fuerza y progresando con volumen e intensidad. 
  • Para comenzar a trabajar con ejercicios localizados las dosis deben ser bajas y progresivas, aumentando el volumen poco a poco y realizándolo sin fatiga previa. Por eso el calentamiento es un buen momento para esto. 
  • Antes de realizar ejercicios con polea cónica, es fundamental aprender las bases de los movimientos sin carga externa, de manera que los futbolistas aprendan de forma correcta las mecánicas de movimientos. Estos ejercicios tienen un alto potencial lesivo y es necesario hacerlos con máxima calidad y poca cantidad. 

El trabajo con polea cónica no esta al alcance de todos los presupuestos (puesto que su precio ronda los 1000 euros). Pero esto no quita que podamos introducir los beneficios del entrenamiento excéntrico en el calentamiento con ejercicios más analíticos como los que hemos visto al principio o substituyendo la polea por unas bandas de resistencias, que incluso nos servirán como base para la mejora del movimiento. 

¿Formación o resultado?

en CANTERA/OPINIÓN/TECNIFICACIÓN
formación futbol base


Inconscientemente, el fútbol base se ha convertido en un acopio de entrenadores. Utilizo dicho término, ya que, cuando hablo de fútbol formativo, no me gusta hablar de entrenadores sino de formadores, educadores.

Todos los avances realizados, la formación que han adquirido los distintos profesionales para poder ejercer esta función, los medios de los que disponemos en la actualidad, la materia prima en sí…Todo ello se va poco a poco disolviendo por un único motivo : elEGOCENTRISMO de los entrenadores.

Cada fin de semana dedico parte de mi tiempo a ver partidos de fútbol 8, biberones, benjamines, alevines…El resultado es prácticamente el mismo cada sábado y domingo.: Entrenadores que se pasan 50 minutos gritando a los niños, hablándoles de malas formas cuando fallan, buscando la victoria, sin importar el cómo, no teniendo en cuenta que en el fútbol base no se debe seguir a Maquiavelo “el fin justifica los medios”. Desde que comienza el partido, niños que tan solo juegan 2 minutos, o incluso menos; malas conductas hacia el árbitro, hacia jugadores o hacia los entrenadores/formadores del equipo contrario…

En definitiva, una acumulación de errores humanos que poco a poco van desvirtuando el fútbol por la simple razón de lograr objetivos personales, trofeos o victorias insignificantes, no importando el daño moral y deportivo que se pueda haber ocasionado a los críos. Todo, con un único lema en su cabeza:

GANAR, GANAR, GANAR Y VOLVER A GANAR.

Lo más sorprendente es que muchos son conscientes de que están realizando mal su labor, pero aún así osan presumir de las ligas que han conseguido, de las decenas de torneos que han ganado, de que “sus” equipos son muy goleadores… Pero no se dan cuenta del hecho de que cuando llega la etapa de infantil/cadete/juvenil un porcentaje muy elevado de chicos han perdido lo más importante : el interés por seguir JUGANDO AL FÚTBOL.

Pero, de las cosas malas, siempre se sacan otras positivas.

Sin embargo, aún hay esperanzas. Sigue habiendo muchos formadores que son conscientes del trabajo que deben realizar en función de la edad de los niños, de la categoría; sigue habiendo, chic@s que planifican sus temporadas para que todo vaya de la mejor forma posible, que conocen los pasos a seguir y los llevan a cabo, dando prioridad a la enseñanza y no al resultado; gente que no busca la victoria a cualquier precio. Al fin y al cabo, formadores que empatizan con los niños y hacen que éstos sean parte del juego. Y sobre todo, todavía quedan es@s personas que son capaces de hacer ver a los muchachos que el error es una parte fundamental del aprendizaje.

En definitiva, todo se reduce a una frase de un gran profesional, Pablo López, frase que me ha marcado mucho y espero os haga recapacitar:

“Entrenar es muy fácil, pero entrenar bien…muy difícil”.

CRISTIAN PAZ

Fundamentos defensivos: Los grandes olvidados

en OPINIÓN/TÁCTICA/TECNIFICACIÓN

Jandro Novoa

Seguro que a todos nos ha ocurrido que un conocido nos habla, o nosotros mismos hemos visto, sobre un jugador al que su alto nivel ofensivo le hace ser diferencial en el fútbol base (y por lo tanto jugar siempre, pero ese es otro tema), pero que sufre a la hora de finalizar su etapa en la base para tener continuidad en su paso a las categorías senior. 

Este hecho, suele venir acompañado de diferentes opiniones que lo resguardan, como que el entrenador no sabe apreciar el talento, que prefiere a jugadores veteranos porque tienen mayor experiencia, o que lo fácil es dejar sin minutos a los más jóvenes. Ya sabemos lo fácil que les resulta a algunos opinar sin argumentos. Desde aquí, me gustaría trasladaros mi propia visión sobre este tema, que se podría resumir en que en el fútbol base estamos creando jugadores nulos en la fase del juego en la que nuestros equipos no tienen el balón. 

Mi corta experiencia, y mi paso por categorías base y senior, primero como “jugador” y actualmente como miembro del cuerpo técnico, es la que me hace llegar a esta conclusión. Vale con pasarse por la mayoría de los campos de entrenamiento, o con hablar sobre la sesión con nuestros compañeros entrenadores, para ver que siempre dejamos de lado el trabajo de los aspectos defensivos, siempre focalizando la fase con balón. 

Estoy de acuerdo con que el fútbol es un deporte dónde se juega con el implemento del balón, y que es de vital importancia dotar a los jugadores de todas las herramientas posibles para cuando esté en su posesión, tanto el propio jugador, como sus compañeros de equipo. Soy el primero que las trabaja, y creo firmemente en ello. Pero, ¿y cuándo no tenemos el balón? Basta con poner de ejemplo cualquier tarea, como puede ser un simple rondo. ¿Les damos correcciones a los jugadores que tienen que robar, o nos centramos solamente en el tipo de pase y orientaciones de los jugadores que están por fuera? 

Solemos pecar de focalizar los objetivos de dichas tareas en aspectos ofensivos, tanto desde un punto de vista táctico (ya en categorías senior o en últimas etapas de la base) como desde un punto de vista técnico, sin darnos cuenta de que siempre que buscamos un objetivo ofensivo, se están dando sus maneras de contrarrestarlo, su antagonista defensivo por así decirlo. Con un reparto de roles adecuado dentro del cuerpo técnico, donde algunos se encarguen de la corrección del aspecto ofensivo y otros del defensivo, la riqueza de cualquier tarea aumentaría, yendo de la mano la mejora de nuestros jugadores en esta fase del juego que a mi manera de verlo, apenas ponemos importancia. 

Avanzando desde lo más simple a lo más complejo. Tanto desde el punto de vista de aspectos técnicos como incluso condicionales, como puede ser enseñar a correr lateralizado, o saber cambiar la lateralidad mientras corro hacia atrás, detalles que forman parte de un 1vs1 defensivo y que como cualquier detalle del juego, es más fácil de inculcar para su aprendizaje técnico en edades tempranas. Se pueden trabajar desde cualquier etapa de la iniciación. 

Cómo y hacia donde orientar un 1vs1. Llegar a la presión y frenarse para no ser superado. Fintas defensivas. Momentos en los que puedo realizar entrada. Cerrar líneas de pase. Utilización del cuerpo en disputas. Orientación y marcaje en centro lateral. Cómo defender una inferioridad. Si pensamos en cualquier tarea de nuestras sesiones, estoy seguro de que estos pequeños detalles defensivos tienen cabida en nuestras correcciones. ¿Por qué corregimos las orientaciones ofensivas, los controles orientados, cuándo conducir o dar pase, pero estos detalles ni los nombramos? Algunos por desgracia piensan que es de “amarrateguis”, de “vieja escuela”, enseñar estos detalles. Supongo que sus equipos tendrán el balón los 90 minutos, pero así no ayudamos al jugador, porque estoy seguro de que alguna vez en su vida, todos los jugadores van a tener que defender. Pues vamos a darle las herramientas pare ello, ¿no?

No olvidemos que esos conceptos también forman parte de la inteligencia táctica que debemos de intentar que tengan nuestros jugadores. Mejoraremos al jugador, que debe de ser nuestro principal objetivo. No solo defensivamente, sino también ofensivamente, porque tendrán que utilizar más herramientas para que sus acciones tengan éxito. 

Contemplo el fútbol desde una visión holística, pero a veces olvidamos una parte que es sin balón, y creamos a jugadores con cero conocimientos en ella. Esto hace que tras su paso al fútbol senior, donde todo ello parece que cobra importancia de forma milagrosa, sufran para adaptarse ante jugadores que ya lo dominan, a pesar de que son superiores a nivel ofensivo. Da igual que sean jugadores de grandes canteras, donde algunos opinan que no lo pueden trabajar porque siempre tienen el balón. Deben de darse cuenta que por desgracia, la mayoría saldrán a 2ºB o Tercera División, y no a su primer equipo, olvidarse de esto es un tanto egoísta (al igual que enseñar sólo a jugar combinativo, pero hoy no me quiero meter en ese jardín). 

Ya para acabar, saco una última pregunta y conclusión. Debatiendo este tema con compañeros, algunos opinan que el defender es algo innato, y claro que los grandes defensores tienen un talento para ello, pero eso se multiplicaría con correcciones adecuadas y con tiempo de práctica bien utilizado. ¿O es que los grandes mediocentros y delanteros, no traen talento incorporado? ¿De verdad alguien cree que se lo fabricamos nosotros? Por supuesto que facilitamos y ayudamos en los procesos de mejora, pero como dijo algún sabio, a los buenos tratad de no estropearlos. Y yo añado: la defensa también se entrena. 

Scouting en fútbol: El ojeador de promesas

en CANTERA/OPINIÓN/SCOUTING/TECNIFICACIÓN
scouting en el fútbol

Cristian paz

Llegan los equipos al campo, personal del club local haciendo sus correspondientes funciones, árbitros realizando las necesarias comprobaciones del terreno de juego, redes de las porterías, banderines de córner… pero de repente, alguien se percata de que en la grada hay un desconocido, una persona que no conocen ni unos ni otros…Sí, el ojeador del equipo “X” ya ha llegado al campo.

El ojeador es inteligente, intuitivo, previsor, sabe que, además de valorar los aspectos técnicos de los jugadores que va a realizar el seguimiento, entre otras cosas, es importante valorar y tener una percepción del comportamiento pre-partido que tienen éstos, es decir, lo que hacen, de lo que hablan, en definitiva, ser consciente de cómo afrontan el partido.

Ves el calentamiento y el partido, si al finalizar sacas conclusiones positivas de alguno de ellos, pasas más tiempo en el campo para poder realizar otro tipo de gestiones, reconocer a los padres del susodicho y poder realizar algún trámite si fuese necesario. Después de todo este proceso es cuando te vas a casa y realizas el correspondiente informe para el club.

Pero, no siempre es todo tan perfecto. En ocasiones, llegas con el partido ya empezado porque vienes de otro partido y te has perdido parte del proceso mencionado anteriormente.

Además, el entorno también influye, y mucho. Llegar a un campo donde mucha gente te conoce, te habla y conversas con ellos, te priva de perderte un calentamiento, una acción personal que te puede servir de mucho, un detalle que puede marcar un proceso de selección…

En los tiempos que corren, cualquier padre/madre o representante es consciente de que estás ojeando a algún equipo/jugador en concreto. En muchos casos, son los propios representantes los que corren la voz porque les interesa saber que el ojeador de X” está presente en el campo ojeando a sus futbolistas. Y, aunque actualmente los futbolistas están mejor preparados a nivel mental y son más inteligentes, a veces, por estas circunstancias, no son capaces de asumir la responsabilidad que se espera de ellos y la presión a la que se enfrentan no les deja dar su mejor versión.

PRIMERO LA TECNICA

Lo primero que se tiene en cuenta a la hora de decidir si un jugador me vale o no es la técnica, la calidad individual del futbolista, luego viene el resto. El que domina con destreza y habilidad el balón, el que realiza un control orientado y deja la pelota en condiciones para darle continuidad al juego, el que tiene la capacidad de superar a rivales jugando con su cuerpo, con la finta, el engaño al adversario incluso sin llegar a manejar la pelotaNo puedes dejar escapar la oportunidad, recomendarás a la dirección deportiva que se siga haciendo un seguimiento cercano al jugador y luego la persona encargada de esta área determinará el proceder, si se ficha o no.

En ocasiones, vas a ver al jugador que quieres fichar y en el camino se cruza otro que despunta. El primer trabajo ya lo tienes realizado. En el segundo, se toma nota y, si el jugador encaja en el juego del equipo para el que trabajas también se le puede firmar.

Obviamente, ese otro futbolista que te ha llamado la atención tendrás que realizarle un seguimiento a parte, ver que no le ha salido todo en ese partido, que no tenía un exceso de motivación, valoras el rival al que se ha enfrentado

Pero claro, además de esto, hay otros ítems que también son necesarios. La relación del jugador con la plantilla, con el árbitro, como maneja una situación tras ser sustituido, la formación académica, los padres…

En el fútbol actual priorizamos el talento individual, la técnica, pero, además, se está desarrollando un fútbol en el que prácticamente todos los jugadores deben ser rápidos, muy rápidos. Pero también tienes que ser consciente del puesto que estás buscando, el perfil de jugador. A lo mejor te interesa un 6 inteligente, con unas condiciones maravillosas pero no es rápido, hay que asumirlo así. La velocidad mental también cobra especial importancia, el que es capaz de percibir acciones, situaciones de juego antes que el resto es un aventajado.

En definitiva, son muchos los factores que influyen a la hora de tomar decisiones tan importantes como el fichaje de un jugador para un club, y más, cuando hablamos de clubes con un nivel de exigencia máximo. Por eso, cuantos más registros manejes sobre jugadores, más partidos los veas competir, más ventaja tendrás sobre la competencia.

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.