Monthly archive

julio 2019

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

en ANALISIS TÁCTICO/METODOLOGÍA DE TRABAJO
El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

Durante la Copa América desarrollada en Brasil, en los últimos meses de junio y julio, nos encontró con números que marcan con claridad porque la Selección Verde Amarela se consagro campeón indiscutido. Más allá de reclamos anecdóticos por desempeños arbitrales que no han empañado una selección que fue contundente, Brasil fue un claro vencedor y se vuelve a posicionar como una de las selecciones más temidas del mundo.

Entre el 14 de junio y el 7 de julio del presente año se llevo a cabo en Brasil el torneo más antiguo de selecciones del mundo. La primera edición oficial de la competencia se realizo en 1916 en la Republica Argentina como conmemoración del centenario de la independencia del país. En la primera edición participaron Brasil, Chile y Uruguay, además del anfitrión. El titulo se lo llevo Uruguay, derrotando a la Selección Argentina por penales en el estadio de Racing Club de Avellaneda.

Desde la primera edición hasta 1967 el torneo se llamaba Campeonato Sudamericano de Selecciones y sufrió varias intermitencias. A partir de 1975, en su 30° edición, el torneo pasó a llamarse oficialmente Copa América. Con el cambio de nombre también se hicieron cambios en el sistema de disputa.

La última modificación profunda en 1987 cuando se estableció que el evento sería albergado rotativamente cada dos años, por los diez miembros de la confederación y en 1993, el torneo comenzó con las invitaciones a diferentes selecciones del mundo.

ESTADISTICAS GENERALES

Se disputaron 25 partidos en total, con un acumulado de 60 goles, de los cuales 29 (48 %) se concretaron en el primer tiempo, mientras que 31 (51,6%) fueron realizados en el segundo tiempo.

A continuación, se detalla a través del Rolling del partido, dentro de que rango de tiempo fueron convertidos los mismos:

1-15’16-30’31-45’46-60’61-75’76-90´
891211515

                  La posesión del balón se presentó entre el rango de 41,1 % y 62,5 %, lo que represento una duración media de la misma por equipo de 13,2’’ en la franja más baja y 19,3’’ en la franja más alta de los equipos que tuvieron más tiempo el balón en su poder.

                  Los sistemas tácticos utilizados durante la competencia fueron 11, siendo el sistema 1-4-4-2 el más repetitivo en las formaciones, pero no el que más tiempo se mantuvo durante los partidos. El sistema 1-4-3-3 es el sistema que más tiempo se ha reproducido por los equipos analizados con un valor mínimo de 13.6 % y máximo de 90.9 %.

EL CAMPEÓN EN NUMEROS

Goles y xG (Expected Goals o Expectativa de Gol)

                  Brasil fue el equipo que más goles convirtió y el segundo al que menos le convirtieron, realizo 13 en total, y recibió 1 gol (se lo convirtió Perú mediante tiro desde el punto del penal), mediante estos datos nos explayamos a continuación:

 Total1°T2°T1-15’16-30’31-45’46-60’61-75’76-90´
Convertidos1367132313
Recibidos110001000

                  Introduciré un concepto, mejor dicho, una métrica moderna que actualmente está siendo utilizado con gran aceptación, la misma se denomina ‘xG’ (Expected Goals o Expectativa de Gol). Está métrica que asigna a todos los disparos una probabilidad (sobre la base de datos estadísticos históricos), teniendo en cuenta diferentes variables como la posición en el campo, el tipo de asistencias y otras, que afectan al desenlace para que un disparo acabe o no en gol. Nos permite estudiar los resultados en función de la calidad o cantidad de las oportunidades creadas y no de la suerte.

Brasil es el equipo con mejor expectativa de gol con 12.72, seguido por Argentina con 9.36 y Chile con 6.64, pero, uno de los detalles que llama la atención es que su mayor valor se manifiesta en los últimos 15’ finales del segundo tiempo, más precisamente entre los minutos 76 y 90, estableciendo hipotéticamente que es un equipo que, más allá de no rendirse jamás, mantiene un equilibrado accionar entre las diferentes variables de sus oportunidades de gol creadas. 

Cuando observamos los goles recibidos, también diagnosticamos que se ubica en segundo lugar con 2.47 detrás de Colombia que obtuvo 1.93, y una selección de Uruguay en el tercer lugar de la tabla con 2.11 como los 3 equipos que mejor controlan las variables relacionadas a recibir goles. Los 3 peores equipos en cuanto a xG son Perú, Bolivia y Japón con 11.03, 6.79 y 6.26 respectivamente.

TENDENCIAS

Formaciones

Sistema Táctico1-4-2-3-11-4-3-31-4-4-1
% de Utilización62.2%25.2%2.3%
El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

Ataque por las Bandas y Nivel de Peligrosidad

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

 

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019
El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

 

TRANSICIONES

Balones Perdidos

                  El equipo de Tite, fue el que lidera el ranking con menos balones perdidos con el 82.51 %, seguido por Argentina (84.36 %) y Colombia (84.97 %) siendo Japón, Uruguay y Ecuador los equipos que más porcentaje perdidos del mismo presentan con 108.61 %, 100.91 % y 97.77 % respectivamente. 

                  Con respecto a la recuperación del esférico, se ubica en 4° lugar como los equipos que más balones recuperan con el 71.82 %. El podio lo ocupa Uruguay con el 84.55 % seguido por Japón (78.71 %) y Chile (73.89 %), relegando en los últimos 3 puestos de la tabla las selecciones de Venezuela, Bolivia y Qatar con 60.15 %, 61.64 % y 64.60 % respectivamente. 

ORGANIZACIÓN

Pases

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

Posesión del Balón

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

JUGADAS CLAVES

Ataques en Profundidad

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

Pases en Profundidad

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

FASE OFENSIVA

                  La fase ofensiva posiciona a Brasil como la selección más OFENSIVA, en donde en 8 variables analizadas encabeza 5 de ellas, en una se ubica en 2° lugar en las dos restantes en los puestos 6° y 11°.

                  Las variables observadas fueron Centros, Regates, Toques en el Área penalti, Faltas Recibidas Duelos Ofensivos, Duelos Defensivos, Duelos Aéreos y Balones Perdidos en Duelos. Las conclusiones fueron las siguientes:

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

FASE DEFENSIVA

                  En la fase defensiva, se observaron 4 variables, Interceptaciones, Intensidad Pressing (PPDA), Tiros Interceptados y Faltas Cometidas, arribando a las siguientes conclusiones:

                  Es una de las selecciones junto a Colombia y Argentina que menor porcentaje de Intercepción de Balones han conseguido realizar con 32.55, con una diferencia de 13.21 con respecto a Japón (1° Puesto con 45.76), Bolivia (43.77) y Qatar con (42.65). En referencia a la Intensidad de Pressing (PPDA), Brasil se ubica 7° (39.71) sobre las 12 selecciones que disputaron la competencia, Uruguay en el puesto 1° con 30.74 y Perú con 55.92 son las selecciones que más y menor intensidad de pressing (PPDA) en el espacio más allá de los primeros 40 metros del campo del equipo atacante representan. Esto hipotéticamente está relacionado a los resultados estadísticos de las fases ofensivas con relación a la fase defensiva. En resumidas cuentas, Brasil es OFENSIVO y su participación DEFENSIVA marca que sus variables son menores, no por no cumplir con sus objetivos, sino porque no es sometida por el rival.

                  Ha logrado interceptar el 22.7 % de los Tiros dirigidos a puerta, con un promedio de 1.53. Bolivia es la selección que mas interceptaciones de tiros manifiesta, esto puede deberse a que es un equipo que contrariamente a Brasil, es muy sometido a nivel defensivo, manifestado por su posición en la que culmino la competencia, con 3 partidos jugados, los cuales fueron derrota, con 9 goles en contra y 2 a favor. Es la selección que peor rendimiento estadístico presenta en la competencia.

InterceptacionesIntensidad PressingTiros Interceptados
32.551.539.8

ACCIONES A BALÓN PARADO

Saques de Esquina

El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019
El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019
El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019
El Brasil de los números, análisis durante la Copa América 2019

CONCLUSIONES:

                  La selección dirigida por Adenor Leonardo Bacchi, apodado ‘TITE’ ha cumplido con creces una Copa América, que más allá de los cuestionamientos en la cual estuvo inmersa, cuenta con números que respaldan su condición de merecido campeón. 

                  Se destacan los valores estadísticos de partidos ganados, goles convertidos, precisión y contínuum ofensivo, así como también la actitud de nunca abandonar la idea de someter ofensivamente a los rivales de turno.

                  No fue una selección que a simple vista se halla destacado en demasía, pero los números la respaldan y ante ese escenario, no hay mucho más que agregar.

REFERENCIAS:

https://wyscout.com

Entrevista a Miguel Alonso

en ENTREVISTAS

Miguel Alonso (twitter: @AlonsoCMPro) es entrenador y prepador físico de fútbol. Actualmente ejerce en el Valencia CF, como responsable del Área de Alto Rendimiento Condicional en la Academia del Valencia.

Junto a Pablo Alfaro, ha sido preparador físico en Recreativo de Huelva y MAT Tetuán, así como también segundo entrenador en Leganés, Pontevedra y Marbella F.

De su filosofía de entrenamiento en fútbol, así como de su experiencia a lo largo de los años, hemos hablado en esta entrevista.

  • Empecemos un poco por el principio. ¿Como apareció el fútbol en tu vida y como han sido esos años previos a empezar a trabajar por el año 2000, como entrenador y director deportivo de la EFB Moañesa? 

El fútbol empezó para mi como parte de mi rutina a los 6 años en las categorías base del Celta. Donde estuve hasta juveniles. Coincidiendo con la reestructuración del fútbol base, cambié a los 17 años, con mi hermano gemelo, con el que había jugado hasta entonces, al Pontevedra FC. 

Una vez allí jugué cuatro años. Pero ya el último año, con muchas problemas de lesiones dejé de jugar tanto. Y por aquel entonces finalizaba mis estudio del TAFAD, por lo que empezó a interesarme más la parte de enseñar, que la parte de seguir ligado a jugar a ese rendimiento. Y poco a poco, empezó todo así.

  • Desde el inicio has ido alternando un poco la posición dentro del cuerpo técnico como entrenador y preparado físico. ¿Ha sido más una cuestión de ir descubriendo cual era tu posición preferida, un poco por ir adaptándose a las oportunidades, o se ha ido dando de forma más natural? 

Un poco de todo. La parte que más incidencia tiene en el juego es la de entrenador, pero mi formación me permite ser preparador físico.

Mi primera experiencia es cuando me ofrecen ser el preparador del primer equipo del Porriño FC para el último mes y medio de competición. Al año siguiente, el nuevo cuerpo técnico me mantiene. Y ya partir de ahí, un año más tarde comienzo como entrenador por cuatro años hasta marcharme al Pontevedra FC como segundo entrenador. 

De ahí me marché con Pablo Alfaro al Huelva; donde el club ya tenía un segundo entrenador, por lo que Pablo me pide que le acompañe como preparador físico.

Al final ha sido un poco el adaptarme a las necesidades que por mis preferencias. Yo me he ido adaptando. Pero si que es cierto que me gusta la preparación física, pero desde un punto de vista integrado. Y de cuando un entrenador confía en que el preparador sepa de fútbol y puedo englobar una tarea de cara a la competición. 

Miguel Alonso y Pablo Alfaro. (Foto tomada de Facebook)
  • Puedes contarme un poco que tipo de formación académica has tenido y como las ido complementando a lo largo del tiempo, en caso de que hayas seguido formándote. 

La primera que yo hago (TAFAD), no específica de fútbol, pero si orientada a lo deportivo. Donde acumulas mucha practica desde diferentes puntos de vista.

De ahí entro en la Universidad de Vigo. Y ya una vez en la facultad de Pontevedra, coincido por fortuna con tres referencias a nivel internacionales en cuanto al estudio del fútbol, como son Carlos Lago, Eduardo Dominguez y Luis Casais. Los que se convirtieron en ese momento en referencia mundial, donde mucha gente venía a recibir formación solo por ellos.  

Un tiempo más tarde, viendo que como preparador físico solo me quedaba cojo, empecé a cursar para el título de entrenador, el cual me saqué en tres años. Y desde ese momento siempre estas reciclándote y haciendo ciertos títulos de entrenador que tienes que hacer al año, y siempre acumulando congresos o formaciones que siempre vienen bien.

Para mi la frase “En el fútbol está todo inventado”, oye, está bien para todos aquellos que crean que no puedan evolucionar. Pero yo no entreno ni siquiera parecido a como entrenaba hace diez años. Por lo que como decía el anuncio “Si no te mueves caducas” es un poco cierto para la necesidad de reciclarse de cara a estar actualizado en el fútbol.

  • Pablo Alfaro, ha sido sin duda una figura a la que ha estado ligada tu carrera en los últimos diez años. Nosotros solemos hacer entrevistas a diferentes perfiles. Muchos de ellos, cambian cada temporada de club, competición o país. ¿Cuales crees que son las ventajas de trabajar con alguien por diez años?¿Y que crees que puede ser lo malo? 

Claro que puede haber aspectos negativos. Pero cuando estás diez años con alguien es por que lo positivo es mayor.

Lo primero diría la confianza que puede surgir en diez años. Y luego la complicidad, ya que yo en una mirada de Pablo ya entiendo que el lo que quiere es cambiar de tarea, o cualquier cosa no era más que necesario un gesto para decírnoslo. Y obviamente el día a día es mucho más fácil.

Porque lo positivo es más abundante.

  • Y de igual modo, crees que un primer entrenador debe elegir su segundo entrenador en base a sus debilidades. Es decir, para poder cubrir ciertas carencias en conocimientos que tenga (ya sean tácticos, de preparación física, etc.) para poder hacer un equipo del cuerpo técnico más completo. 

Yo entiendo que esa es la forma inteligente de hacerlo. Yo entiendo que a entrenadores, aunque cada vez menos, quieran a su lado a alguien que sea igual que él o alguien que le dé la razón y le diga que si a todo lo que el proponga.

Esto, es lo más alejado a lo que Pablo hace,  ya que él busca gente que le cuestioné o proponga cosas a lo que él dice, con el fin de poder llegar a consensos y mejorar.

Lo ideal, es complementarse con un cuerpo técnico que te mejore. Ya que en caso de que tu tengas unas dotes impresionantes como gestor del grupo, vas a querer un perfil que aporte cosas en las que tu no seas experto, como puede ser la carga de entrenamiento, diseñar tareas de cierto contenido. Por lo que sí, pienso que la forma más eficiente es crear un grupo multidisciplinar que se complemente entre sí.

  • Has sido una persona que ha ido ascendiendo de forma progresiva desde el fútbol más modesto hasta el profesional. ¿Cual crees que sería la mayor diferencia que hace a un jugador amateur y un jugador profesional? 

Siempre se dice que las categorías están por algo. 

En una primera instancia, puede que la diferencia está más en las características físicas. Que es cierto, y es fácil de medir. Pero diría más en un aspecto mental, en el sentido de la forma de afrontar un entrenamiento, una dificultad, un partido, una tarea. 

Porque al final, tienes que ser futbolista las 24h., no puedes ser un futbolista de hora y medio de entrenamiento, más la hora y media de entrenamiento. Por lo que la persona que sea capaz de ser más tiempo durante el día futbolista, tendrá más posibilidades de llegar a ser profesional.

Porque luego, a nivel técnico, sí que hay jugadores de Tercera División que están muy por encima de alguno de Segunda, pero que no llegan a ese nivel porque durante el camino no quisieron pagar ese precio, o no quisieron asumir todas las responsabilidades para alcanzar ese nivel.

  • Ya para ir cerrando la entrevista. Desde tu experiencia ¿Que tres cosas debe llevar siempre en la mochila un entrenador?

Primero, un plan B, yo al menos lo he intentado hacer siempre. Porque a lo mejor piensas que puedes jugar de una forma, y no funciona. Ser lo suficiente flexible para saber cambiarlo.

Segundo, ser honesto con lo que dices que vas a hacer. Y seguirlo. No ir dando bandazos cuando las cosas van mal. Hablando desde un punto de vista de la gestión de grupo.

Y tercero, no faltar a tu palabra. Y cumplirla, porque sino estás empezando a cavar tu tumba.

  • Y por último, tratándose de una entrevista de Efficientfootball, el fútbol que se estudia. No podemos despedirte sin preguntarte por tres lecturas obligatorias que recomendarías; que hayan podido haberte servido de ayuda a nivel formativo o de inspiración.

A mi siempre que me preguntan por esto, digo que hay que leer si o si “Aprender de los campeones” de Pep Marí. Ya que creo que es la Biblia del entrenamiento mental, la parte que menos dominamos.

Y creo que los libros que ha sacado Carlos Lago Peñas como “Cortita y al pie” y “Ganar, ganar y volver ganar. Sin dejar de educar” son dos libros fundamentales. Porque tienen una aplicación práctica tremenda, para entrenadores que están empezando, como los que no, para que se hagan una autoevaluación y que sirva como guía.

Entrevista a Manuel Pombo

en ENTREVISTAS
manuel pombo

Manuel Pombo es profesor titular de la Universidad de la Coruña desde 1990 y entrenador y preparador físico de Fernando Vázquez. Ha pasado por equipos como Mallorca, Betis,Oviedo o Deportivo de La Coruña.

Su larga carrera y dilatada carrera en el mundo del fútbol nos ha permitido conocer su visión acerca de adonde va el fútbol o como ha evolucionado este deporte en los últimos años. 

En esta entrevista, Manuel, nos deja muchos conceptos clave para entender la preparación física y la prevención de lesiones en fútbol. 

Comenzamos.

  • Hola Manuel, gracias por tu tiempo. Comenzamos por la primera pregunta ¿Que importancia tienen las tareas dentro de una metodología de trabajo y  como se relaciona está?

Inicialmente cada grupo de trabajo tienen su propio de funcionamiento, por lo que lo que puedo hablar es de mi método de trabajo con mi entrenador. En este sentido, al principio empecé con unas relaciones en el aspecto metodológico y con los años hemos ido evolucionando.  

Una de las evoluciones que hemos tenido, es que a mi, mi entrenador lo que me pide es que dentro del microciclo de trabajo, yo le diga, donde va la fatiga. Como gestiono yo la fatiga. Él, en los espacios que quedan para las tareas técnico tácticas dentro del entrenamiento, las ubica donde mejor puedan funcionar. 

Entonces inicialmente, si el domingo ha habido un problema táctico importante, y el miércoles, en el  mejor momento del aprendizaje motor, lo lógico es que yo haga el calentamiento y él, el trabajo táctico. Para que los jugadores perciban mejor aquello que es interesante de ver. No que yo haga el trabajo de calentamiento y de preparación física y luego venga el trabajo de él, bajo fatiga. 

Lo importante para mi técnico, es la parte técnico táctica, siempre lo ha sido, saber cual es el mejor día y el espacio de ese día para:

  • si yo quiero trabajar aprendizaje y percepción,
  • o por otro lado, yo quiero fatiga sobre aspectos tácticos, para ver como funcionan los aspectos tácticos sobre fatiga. 

Para mi siempre ha sido, una primera idea, yo diseño los indicadores de carga de los días y él trata de colocarse en el lugar donde mejor pueden cumplirse esos objetivos a nivel táctico. 

Todo esto lo decide él. Trabajar con fatiga o no. 

En aspectos tácticos decisionales, cuando hay fatiga normalmente los problemas decisionales son más difíciles y hay mas errores. Cuando entras en el centro de juego con menor índice de fatiga percibes y controlas mejor. Eso es algo que el entrenador tiene que decidir. 

Cuando hay problemas en los partidos, normalmente en las semanas siguientes busca tareas, que permitan que los jugadores perciban esas tareas y sepan gestionar esos problemas. 

Es un aspecto metodológico clave en la relación del entrenador con el preparador físico. Como yo le ayudo a mi entrenador a gestionar la fatiga y la recuperación entre partidos y la carga del microciclo.

  • ¿Y esas tareas que propone él, tu también las mides de alguna forma?

Inicialmente el fútbol es un deporte perceptivo decisional , no se puede evaluar bajo parámetros fisiológicos, las decisiones del jugador. 

En mi experiencia lo importante es el aprendizaje. No se puede cuantificar el aprendizaje. O aprendes o no aprendes. El problema fundamental es que la ventana se abra para entender lo que tu le explicas. 

Hay dos tipos de decisiones en el fútbol. Cuando se toma una sola decisión el fútbol es muy fácil. Por ejemplo, te hablo de un 10 contra 10 a dos toques , el equipo que posea la pelota es capaz de aguantar 10 minutos, porque la decisión es solo poseer la pelota. 

Pero el juego real significa, que mi proyecto y el proyecto de mi compañero se tienen que coordinar. Debe haber comunicación entre los proyectos de los compañeros dentro del campo, coordinarse. 

Para mi ese es el guión más importante que le pasa el entrenador a sus jugadores , el que los proyectos comunes sean proyectos que funcionan. Lo importante es que la pelota circule fácil. 

Al final el fútbol es: yo tengo tengo a las diez piezas, que se tienen que mover y al mismo tiempo mueven a las otras diez para que el balón caiga en el área pequeñita y uno de los míos le pegue. 

  • Ahora se habla mucho del plano micro del jugador. ¿Que opinas sobre esto?

Bueno, lo importante es el guión del equipo y el guión del equipo es interpretar los momentos del juego bien. Entonces tengo que saber, que tareas uso y como aprenden mis jugadores para manipular esos espacios decisionales. 

Lo que quiero que entendáis, es que el preparador  físico es el gestor de la fatiga y lo que pueden significar en la semana los escapes. Los escapes significa que un jugador ha estado subestimulado ese día y ese escape puede corregirlo. O un jugador sobreestimulado ese día y puedes corregirlo. 

Entonces los indicadores de carga podríamos ser más interesantes desde ese punto de vista, para ver esos escapes que pueden haber en algunos jugadores. Pero ese escape es fisiológico y mecánico. Por eso, puede que un un time motion (tiempo de trabajo) bajo, hayas aprendido mucho. Y con un time motion alto puede que no hayas aprendido nada. 

Si nosotros observamos ahora que las teorías del estrés psicológico han evolucionado mucho, nos damos cuenta que el estrés lo regula el cerebro, no el músculo y ahí empezamos a meternos en campos muy amplios. Ahí entramos en un mundo más nuevo, en el que no valen las métricas lineales. Tenemos otras métricas, que tienen mayor relación con el rendimiento tal vez. 

Y después esta que el fútbol es manejar a personas, los factores emocionales  son importantes. Un partido no deja de ser la gestión de unas emociones colectivas. El tema es que nosotros, tenemos que ver lo holístico,  la integración en el todo. Por eso el leer  esos aspectos y saber diseñar aspectos para que las sinergias entre los jugadores se potencialicen es arte y ciencia. Pero sobre todo arte y creatividad.

Después esta que cada jugador  es un mundo. Como personas, funcionan  de diferente manera.  Tenemos que tratarlos a cada uno individualmente, entonces te enfrentas a jugadores que son capaces de controlar  muy bien el espacio remoto y el espacio próximo peor. Y otros el espacio próximo, el 1 contra1 lo manejan y no  saben que esta ocurriendo en el otro lado. 

Entonces te enfrentas a estos elementos, y tienes que ser capaz de explicarle al jugador lo que tu quieres transmitirles,  como tu eres capaz  de hacerle creer y construir sobre sus creencias, nuevas sensaciones, nuevas vivencias. Esas  son tareas del entrenamiento que van en la preparación física. 

 Luego existen variables ocultas amplias. ¿Porque yo este año entreno, nos metemos en UEFA y voy a otro equipo al año siguiente y no funciona. Yo como técnico, ¿que puedo variar mi metodología, un 5% de un año para otro? 

Dices tu, la metodología no va a ser, porque he utilizado la metodología aquí y me ha salido mal. Las metodologías son las que son pero por X variables aquí  funcionaron muy bien y al año siguiente el equipo no gano un partido. Entonces dices tu, ¿Donde están las variables que asocian el rendimiento al trabajo que hago?

Estos son problemas que nos ocurren en la vida profesional, porque tu lo que buscas es tener un sistema de entrenamiento  que cada vez cubra más el error. Tu con el tiempo vas probando y validando tus propias formas de introducir  y controlar  tus propios trabajos e ir quitando el error. Para asegurar. 

Es la relación entre estimulo y respuesta. Siempre tengo que dar el estimulo más bajo que provoque la mejor respuesta. Porque cuando más estimulo meto, más fatiga meto, más riesgo lesional tengo. 

  • ¿Que ventajas e inconveniente ves en metodologías de trabajo integradas como el Microciclo Estructurado o la Periodización Táctica?

Mira, yo hice mi doctorado- master en Porto en el año 1993, y ahí estábamos estudiando algunos como Julio Garganta o Vítor frade. Y Ahí discutíamos de aquella cosas. Pero el gran el gran visionario de la periodización táctica es Carlos Queiroz. 

Carlos Queiroz escribió un libro, en 1986, ‘’Estructura y organización del ejercicio y el entrenamiento en el fútbol’’, y es la primera vez que, en el año ‘86, en el que se da cuenta de una cosa: hasta ahora la organización de los ejercicios, que teníamos en la preparación física y en el fútbol, eran fundamentalmente en función del transfer neuromuscular. Generales, dirigidos y de competición. Y él fue el primero que se empezó a plantear, que la clasificación de los ejercicios en el fútbol, se tenían  que hacer en función de la especificidad del modelo de juego,  y no de las características neuromusculares. 

Esa idea  cambio todo, porque si te das cuenta, el Microciclo Estructurado y la Periodización Táctica, lo que hacen, es derivar del modelo de juego final, las tareas. Y no desde el transfer neuromuscular hacia la tarea. 

La evolución que hemos tenido es esa, que Vítor Frade, Julio Garganta y Mourinho como modelo marketing de ese modelo, dicen: la organización de los ejercicios se hacen en función del modelo táctico. El transfer no es neuromuscular, es perceptivo decisional. Y organizo las tareas en función de otro parámetro organizativo. 

  • ¿Que opinas sobre el entrenamiento de fuerza en jugadores  y como ves las metodologías que están surgiendo de sobrecarga excéntrica o torsiones en 3D?

En el trabajo de fuerza se ha evolucionado mucho y yo lo único que planteo es, que en  la fuerza del futbol podemos plantearnos, dos tipos de fuerza: la más importarte que es la fuerza timing, esa solo se mejora entrenando fútbol. Porque es la fuerza que te permite estar antes en un espacio o responder antes a una situación técnico táctica. 

Y después esta la fuerza individual. Los deportistas inicialmente, tienen sus patrones motores, y esos patrones motores pueden estar más o menos desequilibrados. Y esto si que tiene  una relación directa con el estrés articular que pueden sufrir. Con lo cual el preparador físico y el readaptador, lo que tienen que evaluar es, que patrones motores tienen mis jugadores, cuanto de equilibrados están para permitirme tener un trabajo protector, para que el chico entrene muchas horas de fútbol sin lesionarse. 

Porque el objetivo de la preparación física en fútbol es permitir que un jugador/a entrene muchas horas de fútbol sin lesionarse. A estímulos específicos, adaptaciones especificas. Con lo cual, la preparación física busca, que tu tengas un volumen elevado, tanto de competición, como de entrenamiento especifico sin lesionarte. Y al mismo tiempo que no sufras bajadas de rendimiento excesivas durante los 9 meses de temporada. 

Ese es el trabajo fundamental que tenemos que hacer en el sector de la fuerza. 

Entonces, el fútbol que es aceleración, desaceleración y trabajar en 3D / 4D , es interesante  porque integra el concepto fundamental de que la estabilidad distal, depende de la central. Con lo cual todos los trabajos que integran estabilidad de corepara tener estabilidad distal, al mismo tiempo son mas específicos que hacer  una plancha de core

El excéntrico, es un trabajo que nos permite tener muy buen ratio en los cambios de dirección, de protección en lo que es el trabajo de frenada. Después tenemos que ver como lo usamos, con que frecuencia, y las dosis. 

  • ¿Como ves el Big Data en el fútbol y en la preparación de los jugadores, si eso no da la posibilidad de controlar todas las variables de futbol? 

Yo siempre aplico una frase que siempre hay que tenerla presente: Cuantos más datos tienes, más decisiones tienes que tomar. Pero por tomar mas decisiones no tomas mejores decisiones. 

Eso hay que saberlo. Un segunda frase importante es que, obsesionarse con un indicador es empezar a fracasar. Porque lo importante en una metodología, es la habilidad de variar los múltiples medios que tienes para adaptarlos a unas circunstancias. Y no tener un indicador de un elemento para adaptarla a varias circunstancias. 

Entonces, el Big Data, nos permite ver las relaciones de las variables, pero desde la estadística. Y todos sabemos que la estadística que usan muy bien los políticos, y ante la misma estadística hay distintos punto de vista de cómo se interpreta. 

 La estadística nos da métricas sencillas, pero que la realidad no es métrica sencilla. Va muy bien para controlar las variables, pero no va muy bien para interpretarlas. 

Entonces digo que las variables de menos control, son las psicoemocionales y tienen más peso que las métricas lineales que podemos medir. 

  • ¿Que tipo de liderazgo crees que es mas eficaz para la gestión de grupo y como consigues transmitir la importancia de la preparación física?

Para mi, el liderazgo es el que mejor se adapte a tu personalidad. Y el que tenga mejor efecto, adaptado con tus códigos éticos, y personalidad. Tu tienes que ser quien eres, y en función de saber quien eres, como gestionas tu liderazgo.  Lo que tu no puedes ser es frío, cuando tu eres emocionalmente caliente. La gente se va a dar cuanta. 

Tienes que ser tu mismo. 

  • ¿Hacia donde crees que va a tender la preparación física en el fútbol, y que papel  van a tener las figuras que están surgiendo en el equipo multidisciplinar (readaptadores, fisio, nutricionistas, etc.)?

Veo dos crecimientos. El primero es el futbolista empresa. Es decir, el futbolistas hace una gestión, de sus recursos, y con un porcentaje de personas que le ayudan a multiplicar sus productos de rendimiento. 

Tienen un nutricionistas concreto, un psicólogo concreto, etc.  Entonces ellos tienen ese concepto de fútbol empresa. Ellos son una empresa. Por lo que como empresa tratan de funcionar bien. 

Y después esta el modelo de cuerpo técnico optimizado. También como concepto empresa, con lo cual su entrenador sabrá con que mejor preparador físico tendrá interacciones positivas, con que segundo es más eficaz, con que analista, etc. Eso se aprende trabajando. 

  • Para ir terminando, ¿Que tiene pensado Manuel Pombo para el corto y el largo plazo en el mundo del fútbol?

En el mundo del fútbol no se, pero disfrutar de la vida (risas). 

No, inicialmente, son proyectos que nacen y te metes en retos. Ahora llevamos dos año y medio sin entrenar, porque yo llevo 24 años con el mismo técnico. Empezamos en segunda división y tuvimos la suerte de llegar a primera. Y son proyectos que nacen, y que te tienen que motivar. He rechazado proyectos, porque yo prefiero entrenar con Fernando (Vazquez).  

  • Por último, ¿Nos puedes dar una recomendación de tres libros? 

Para mi el libro más importante,  que hay a día de hoy, para alguien que quiere trabajar en el mundo del futbol, es el de Jorge Castello: ‘’El compendio de 100 ejercicios de futbol. La biblia del fútbol’’de Paidotribos. 

Él hace algo muy importante en este libro, que es, categoriza a través de Queiroz, todos los ejercicios, y los objetivos y funciones de lo ejercicios, en el fútbol a partir  del modelo de juego, y te los clasifica. Son 1200 paginas con los ejemplos. Para mí es el mejor para cualquier entrenador. 

Después hay otro libro que leí en ingles, que es ‘’La regla 80-20’’. Muy interesante, para que te des cuenta que todo lo que haces no tiene el mismo peso y como técnico tienes que saber que cosas son más importante que realidades manejas. Ahí hay un conocimiento interesante que hay que autoaprender, aunque se aplica más al tema del conocimiento del idioma, pero te hace reflexionar. 

Y por ultimo, para mi Bielsa. Es una persona que a nivel táctico tiene una visión del fútbol muy buena, pero es una  visión del fútbol, excesivamente dirigista para formar , pero me gusta sistematizar como sistematiza Bielsa. 

Pretemporada en fútbol- Como diseñarla

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO

Como diseñar una pretemporada en fútbol han sido cuestión de debate desde hace años. Mayormente por su utilidad y por la necesidad de algunos entrenadores y preparados físico de inyectar una extremada carga física durante esta. 

Eternas dobles sesiones, partidos de pretemporada cada semana, largas carreras por la montaña, alrededor del campo de fútbol o paseos en bicicleta. 

Todo con un fin. Llenar el tanque de gasoilpara toda la temporada. Un mes y medio de trabajo para 9 meses de competición. La formula parece fácil. 

Sin embargo, a veces la lógica cae por su propio peso. Y parece que desde Seirul-lo sentó aquella famosa frase junto a Ángel Cappa, donde proclamaba que la preparación física en futbol no existía (entendida como tal), mucho empezaron a replantearse algunos cosas. 

Dudar para seguir existiendo. Pienso luego existo, que diría Descartes. 

¿Que es la pretemporada?

La pretemporada en fútbol en sí es un periodo precompetitivo en el que los jugadores vuelven a reunirse con el resto de sus compañeros y con el cuerpo técnico, con el fin de preparar la nueva temporada. 

Generalmente tiene un duración de un mes o mes y medio, en donde se platean tareas más generales y se juegan partidos amistosos para prepararse competitivamente para los verdaderos partidos de competición. 

Como mencionamos antes, muchos han confundido esto con un periodo en el que los jugadores deben sufrir, con el fin de recuperar la forma física después de las vacaciones. 

¿Cómo plantear la pretemporada de fútbol de forma inteligente?

Las nuevas corrientes como la periodización táctica (de la que hemos hablando aquí) y el microciclo estructurado (de la que hemos hablado aquí) han aportado una nueva visión de lo que debe ser la pretemporada de fútbol. El propio Seirul-lo ha hablado varias veces de la pretemporada del FC Barcelona.

Este periodo debe ser aprovechado mas allá del plano puramente físico. Debe ser un ciclo en el cual se comience a trabajar aspectos tácticos, técnico, emocionales y preventivos en cuanto a lesiones se refiere. 

En este artículos plantearemos  diversos aspectos que deben tener prioridad a la hora de diseñar un periodo de pretemporada en futbol 

Prevención de lesiones

Una labor obligatoria para cualquier equipo. Los finales de temporada son duros. Generalmente los jugadores llegan fatigados física y mentalmente al final de esta, y muchos de ellos sufren mayor número de lesiones al final de las temporadas, precisamente por eso, por la fatiga acumulada,al igual que ocurre al final de cada parte de los partidos (estudio, estudio)

Otro de los periodos en los que más se sufren lesiones parece ser los inicios de pretemporada, seguramente por una carga excesivamente alta sin tener acondicionadas las estructuras del jugador. 

Por este motivo, uno de los principales objetivos que se deben plantear en la pretemporada de futbol, es PREVENIR LESIONES. No hacerlo seria un error. 

El profe Ortega (que analizamos aquí) es un ejemplo claro en el planteamiento de esto.

En su metodología se integra un periodo que el denomina, periodo de introducción, en el que durante 7-10 días se acondiciona al jugador a nivel articular y ligamentoso, así como también se busca una capilarización de los músculos. 

Cada jugador llega con diferente forma a la pretemporada. Algunos lo harán en perfecta forma física, otros lo harán pasados de peso y otros con lesiones que arrastran de la temporada anterior. 

Por eso la primera semana será fundamental recomponer de manera correcta las estructuras de cada jugador, enfocando en;

  • Trabajo de movilidad de cadera, columna y tobillo. 
  • Activación y fortalecimiento de core y complejo lumbopélvico.
  • Trabajo de calidad de movimiento y controles de gestos técnicos como saltos y cambios de dirección (articulo sobre esto). 

Construcción del modelo de juego

Por otro lado, una vez que los jugadores se encuentren en disposición de trabajar de manera correcta, o tal vez con algunos trabajos básicos al mismo tiempo de las tareas planteadas anteriormente, será importante comenzar a trabajar el modelo de juego. 

Hemos analizado como elaborar un modelo de juego en este articulo. Repasando algunos de esos conceptos, debemos tener en cuenta que durante la pretemporada y en su planificación, tendremos mayor tiempo, con más numero de sesiones y menos presión competitiva para poder plantear a nuestros jugadores el modelo que juego que queremos plasmar en el campo. 

Esta labor será de ensayo error, por lo que comenzar lo antes posible nos otorgara tiempo de cara al inicio del campeonato. 

La idea principal será introducir conceptos de mayor a menor. Es decir, comenzar de los conceptos macro a los micro del modelo de juego. 

Trabajar los principios básicos del juego para ir corrigiendo junto a nuestro jugadores los errores que puedan aparecer e ir incorporando conceptos nuevos en cada entrenamiento a medida que afianzamos los anteriores.

La idea será llegar al inicio de la competición con el modelo trabajado en su mayoría, e ir puliéndolo a lo largo de la temporada en función del rival o circunstancia s de la competición. 

De esta manera en este apartado el objetivo será: 

  • Introducir conceptos básicos de nuestro modelo de juego en función de nuestro equipo. 
  • Empezar con lo macro e ir creciendo hacia lo micro. 
  • Llegar al principio de la temporada con el modelo trabajado. 

En este sentido, los partidos amistosos servirán para testear este modelo de juego, en situaciones de competición, simulando competiciones reales. 

Preparación física en pretemporada

A mayores de la prevención de lesiones, la preparación física debería estar enfocada en base a dos conceptos. 

  • Poner al jugador a tono con los requerimientos del equipo, es decir evitar fugaz que puedan existir y adecuar el nivel de cada jugador. 
  • Trabajar las exigencias que puedan aparecer en competición (estudio) y las exigencias que demanda nuestro modelo de juego. 

En el primer caso, la de evitar fugaz, tomamos como referencia al profe Ortega nuevamente, que en este caso, expone que la preparación física debe servir para recuperar o poner al nivel que el equipo demanda cuando un jugador no llega a ese nivel. 

Se debe hacer tanto a nivel de lesiones como a nivel físico. Los trabajos analíticos en este caso muchas veces nos servirán como herramientas para recuperar estos niveles. 


Por otro lado, la preparación física contextualizada con el equipo y con nuestro modelo de juego, se puede plantear mediante la introducción de juegos reducidos (artículos sobre esto). Estos deben estar basados en nuestro modelo de juego, en donde se plantee el trabajo de las diferentes capacidades físicas con tareas integradas. 

Cohesión grupal

Por ultimo, como ultimo objetivo, el trabajo de cohesión grupal es una buena estrategia para mantener una buena dinámica durante la temporada. 

Introducir tareas donde se trabaje las estructuras emotivos-volitiva del jugador será primordial con el objetivo de: 

  • Formar un buen grupo humano
  • Estrechar lazos para el buen entendimiento del equipo fuera y dentro del campo.
  • Introducir en el grupo a nuevos integrantes y hacerlos partes de este. 

Como resumen de todos estos conceptos os dejamos una tabla donde se expone los aspectos principales para diseñar una pretemporada de manera inteligente.

pretemporada futbol

Evaluar el Perfil de Resistencia Específica en el Fútbol

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/RENDIMIENTO
Evaluar el Perfil de Resistencia Específica en el Fútbol

La evaluación en el fútbol se ha expuesto a numerosos cambios en los últimos años, la incorporación de la Tecnología no es un mero hecho, es una realidad que nos ha configurado una nueva perspectiva y focalización de nuestra tarea como preparadores físicos, sobre, que evaluaciones son predisponentes y cuales determinantes en este deporte. Los nuevos factores orientados a la determinación del perfil fisiológico del individuo en relación con las variables de equipo nos posicionan en una situación de refutar viejas teorías y optimizar el proceso evaluativo.

El fútbol es un deporte que demanda una interacción completa entre aspectos tácticos, técnicos, psicológicos y físicos. En resumidas cuentas, es una actividad que eleva a todas ellas a niveles superiores. 

Uno de los factores predisponentes sobre los cuales cimentar un programa de entrenamiento eficaz y eficiente en las diferentes unidades temporales (periodo preparatorio, competitivo y transición), será el conocimiento de las respuestas fisiológica individuales asociadas al juego y específicamente al modelo de juego escogido. 

En estas líneas, intentare, en forma breve realizar una descripción de los aspectos fisiológicos relacionados con el entrenamiento de la resistencia en el fútbol y posteriormente presentar una propuesta evaluativa de interpretación y aplicación inmediata.

Demandas Físicas en el Fútbol

El fútbol, desde el punto de vista fisiológico, presenta patrones de actividad que podremos describir como una actividad de moderada duración que incluye esfuerzos intermitentes a alta intensidad, intercalados con periodos de recuperación de baja/moderada intensidad o de pausa total (Bangsbo et al., 2006; Stolen et al., 2005). Este patrón de actividad observado durante un partido es una relación directa del jugador, el cual responde a las acciones de ataque-defensa de su equipo y del adversario, existen limitaciones tácticas asociadas a su posición que ocupe en el campo y el modelo de juego desarrollado por su equipo y el rival, influyendo la voluntad del jugador de apoyar a sus compañeros (Drus et al., 2007).

En la actualidad la gran mayoría de los equipos de elite tienen acceso a sistemas de análisis y monitoreo que les permite conocer todos los aspectos que influyen durante la competencia, y desprender las siguientes variables, a modo de resumen:

VariableCuantificaciónAutor
Distancia Recorrida8-12 kmStolen et al., 2005
Cambios de Actividad/tareaCada 4-6´´Mohr et al., 2005
Total de Actividad por Partido1300 actividades 
Acciones a Alta Intensidad220 acciones 
Distancia Recorrida en el 1° Tiempo5-10% Superior al 2°TiempoStolen et al., 2005
Distancia Recorrida en el 2° Tiempo 5-10% Inferior al 1°TiempoStolen et al., 2005

Ahora, si analizamos las actividades importantes durante un partido, especialmente las que condicionan el rendimiento físico de un jugador, serán las relacionadas con los periodos de alta intensidad, que parecen ser los de mayor importancia para el desarrollo de una competencia (Bradley et al., 2010ª; Bradley et al., 2009; Di Salvo et al., 2010; Di Salvo et al., 2009). O sea, el volumen de ejercicios a alta intensidad y no la distancia total recorrida total, parece ser lo que diferencia a jugadores de elite de jugadores de profesionales de inferior nivel.

En promedio, los jugadores de elite realizan 28% mas de ejercicios de alta intensidad (2.430 vs 1.900 km) y recorren 58% más distancia esprintando (650 vs 410 km) que los jugadores profesionales de menor nivel (Mhor et al., 2003).

Frecuencia Cardíaca

Representa un indicador de la carga interna del deportista, y durante un partido de fútbol podrá ubicarse cerca del 85% de la frecuencia cardiaca máxima (Bangsbo et al., 2007). Es posible realizar una conversión de los valores de consumo de oxígeno, usando la relación entre la frecuencia cardiaca y consumo de oxígeno obtenida durante un test incremental en tapiz rodante. El consumo de oxígeno medio está ubicado alrededor del 70 % del consumo de oxigeno máximo. 

Respuestas Metabólicas

Las demandas metabólicas/energéticas alternan entre el aprovisionamiento energético durante los periodos de alta intensidad y la recuperación de los depósitos energéticos y el reequilibrio de la homeostasis celular durante los intervalos de recuperación. Si bien las acciones críticas durante un partido (duelos, contraataque, tiros, aceleraciones y desaceleraciones) dependen del metabolismo anaeróbico, a su vez están sostenidas por un fondo predominante aeróbico de actividades submaximas.

Anteriormente he mencionado que un jugador de nivel elite realiza aproximadamente 200 acciones de alta intensidad durante un partido, esto indica que la utilización del metabolismo anaeróbico es alta durante determinados momentos de este. Existe una solicitación intensa que provoca la degradación de los depósitos musculares de fosfocreatina que se resintetizaria en los periodos de baja intensidad/descansos posteriores.

Con respecto a la concentración de lactato sanguíneo, durante un partido la misma fluctúa entre 2 y 10 milimoles, con valores individuales que pueden alcanzar los 12 milimoles (Bangsbo et al., 2007).

El glucógeno muscular se reduce entre el 40% y el 90% durante la competencia y probablemente es el sustrato energético más importante para los jugadores de fútbol (Bangsbo et al., 2007)

El metabolismo lipolítico también parece jugar un papel importante durante un partido de fútbol, en este sentido las concentraciones de ácidos grasos libres en la sangre aumentan de forma progresiva durante el partido, particularmente en la segunda parte. Los periodos de descanso y de baja intensidad durante la competencia permiten un aumento del flujo sanguíneo en el tejido adiposo, lo que facilita la aparición de ácidos grasos libres en la sangre (Krustrup et al., 2006).

Rol de la Resistencia como Factor Determinante del Rendimiento del Jugador de Fútbol

Es de vital importancia realizar una conceptualización de la resistencia dentro del rendimiento de un jugador de fútbol, con el fin de jerarquizar, que contenidos de entrenamiento son importantes y poder planificarlos correctamente.

Existen diversos estudios en la actualidad que relacionan a la resistencia con el rendimiento durante un partido. Por ejemplo, la capacidad máxima de un futbolista de realizar esfuerzos a altas intensidades, cuantificada la misma con un test incremental e intermitente (Protocolo Yo-Yo Test) se ha relacionado con la distancia total recorrida durante un partido de fútbol, tanto en futbolistas jóvenes, mujeres y adultos (Castagna et al., 2009; Castagna et al., 2010; Krustrup et al., 2005; Mhor et al, 2003).

La resistencia anaeróbica se ha evaluado con test de esprint repetidos, y de forma similar a la resistencia aeróbica (intermitente o continua) diversos estudios han encontrado correlaciones positivas entre el rendimiento en un test de esprints repetidos y el rendimiento físico en fútbol (Buchheit et al., 2010ª; Krustrup et al., 2005; Rampinini et al., 2007).

Es importante remarcar, que las correlaciones son moderadas (entre 0,50 y 0,70). De forma práctica, y entendible esto significa que dos jugadores de fútbol con niveles de condición física similares pueden presentar valores muy diferentes durante un partido.

A modo ejemplificador, durante un estudio reciente de Bradley y colaboradores (Bradley et al., 2010b) se puede extraer que dos jugadores con un rendimiento final en el Test Yo-Yo de 2000 mts, recorrieron durante un partido 2000 y 3250 metros respectivamente a alta intensidad, representando una diferencia del 160% en el rendimiento físico a alta intensidad durante la competencia, a pesar de que los jugadores contaban con el mismo nivel de condición física (Mendez-Villanueva and Buchheit, 2011). Estos datos mencionados, nos obligan a tener cuidado a la hora de predecir el rendimiento físico durante una competencia a partir de una prueba de resistencia.

Evaluación de la Resistencia en el Fútbol

Una de las pruebas más conocidas que permite evaluar la capacidad de resistencia en jugadores de fútbol es sin lugar a dudas el Yo-Yo Test (Bangsbo et al., 2008). Durante los últimos años diferentes estudios marcan que los jugadores de elite presentan un rendimiento en dicha prueba de aproximadamente 2400 metros (Yo-Yo Test Nivel 1) y de 1300 (Yo-Yo Test Nivel 2) (Iaia et al., 2009). 

A partir de lo anteriormente mencionado, debo señalar que, aunque el Yo-Yo Test se ha popularizado y emergido con gran velocidad y es posiblemente una de las pruebas de resistencia más utilizado en todas sus modalidades, es un test que ofrece muy poca información a nivel de posibilitar un análisis fisiológico individual. Es decir, el resultado final del Yo-Yo Test, representado por la distancia recorrida, valora la capacidad de realizar acciones intermitentes de alta intensidad, pero no aporta ninguna información sobre “como”se ha conseguido este rendimiento. En tal sentido, muchos profesionales parecen ignorar que el resultado final de una prueba intermitente como el Yo-Yo Test, es el resultado de un conglomerado de factores que como mínimo incluirían: la condición física aeróbica, la capacidad/potencia anaeróbica, habilidad para cambiar de dirección, capacidad para acelerar, capacidad de recupera entre esfuerzos (Buchheit, 2008; Buchheit et al., 2009).

En resumidas cuentas, es posible que jugadores con perfil fisiológico extremadamente diferente obtenga resultados similares en el Yo-Yo Test. Por ende, el Yo-Yo Test parece ser una prueba correcta para el rendimiento, permite predecir con más o menos precisión la capacidad física del futbolista, pero es un test que, realizado aisladamente no permite diagnosticar puntos débiles/fuertes sobre los que entrenar al futbolista individual o al equipo.

Usted se preguntará ¿En los equipos profesionales que cuentan con sistemas de análisis del rendimiento (GPS), por ende, conocen el rendimiento de sus jugadores y del equipo, la aplicación de un test como el Yo-Yo es de utilidad?

Mi respuesta es un rotundo, “no”, y considero que es de dudosa utilidad, pero si quiero aclarar que si el objetivo de realizar un test es verdaderamente optimizar el proceso de entrenamiento, la utilización de otros test adicionales que permitan evaluar de forma aislada (y no como la mayoría de los test intermitentes) los determinantes fisiológicos de la capacidad para realizar ejercicios intermitentes de alta intensidad parece más razonable.

Una cualidad en la cual se ha centrado la atención en los últimos años es la capacidad de repetir esprint (repeat-sprint ability) ((Bishop et al., 2011; Girard ed al., 2011; Spencer et al., 2005). Es importante aclarar que la capacidad de repetir esprints depende de la velocidad del jugador (Mendes-Villanueva et al., 2011ª; Pyne et al., 2008) y por lo tanto una prueba de esprints repetidos y una prueba de velocidad es posible que estén midiendo parámetros similares (Rampinini et al., 2009). Además, la supuesta “Especificidad” de las pruebas de esprints repetidos (que parecerían replicar lo que sucede durante un partido de fútbol ha sido puesta en entredicho (Buchheit et al., 2010b; Di Salvo et al., 2007)

Recapitulando, los factores que consideraríamos a la hora de evaluar la resistencia en el fútbol serían los siguiente:

  • Evaluar la capacidad de realizar actividades intermitentes a alta intensidad a través de la prueba 30-15 IFT(Buchheit, 2008)
  • Evaluación de la velocidad aeróbica máxima, o estimación de esta mediante un test de campo incrementar a través delTest Course Navette.
  • Evaluación de la velocidad de sprint máxima, mediante la prueba de Velocidad sobre 20 Mts

Si aplicamos está propuesta de evaluación de la resistencia en el fútbol, podremos acceder a la siguiente información:

Evaluación de la condición física (resistencia) general:

La velocidad final alcanzada en la prueba 30-15 IFT está determinada por la interacción simultanea entre capacidad aeróbica, capacidad/potencia anaeróbica, habilidad para cambiar de dirección, capacidad de aceleración y desaceleración y por supuesto la capacidad de recuperarse entre esfuerzos.

Prescripción individualizada del entrenamiento intermitente:

A diferencia de los protocolos de prueba intermitentes utilizados en la actualidad, en este sentido se incluye el Yo-Yo Test, el Test 30-15 IFT ha sido validado como una herramienta que permite individualizar el entrenamiento intermitente (Buchheit, 2008)

Identificar puntos fuertes y débiles de cada jugador:

La prueba 30-15 IFT alcanza una velocidad que está entre 2 y 5 km/h mayor que las velocidades alcanzadas en los test continuos utilizados para obtener la velocidad aeróbica máxima, comparando la velocidad final alcanzada en el 30-15 IFT, la velocidad aeróbica máxima (Test Course Navette) y la velocidad de sprint máxima se pueden obtener datos importantes sobre el perfil de resistencia de cada jugador como, por ejemplo:

Capacidad de Recuperación Inter-Esfuerzo:

La diferencia entre la velocidad alcanzada en la prueba 30-15 IFT y la velocidad aeróbica máxima obtenida en un test continuo, incremental también realizado en forma de ida y vuelta con cambios de dirección (Test Course Navette), permitirá la evaluación de la capacidad de recuperación inter-esfuerzos. Sintéticamente, a mayor diferencia entre las dos velocidades (las obtenidas en la prueba 30-15 IFT y la velocidad aeróbica máxima obtenida a través del Test de Course Navette), mejor sería la capacidad de recuperación.

Velocidad Anaeróbica de Reserva:

La diferencia entre la velocidad de sprint máxima (Prueba de Velocidad sobre 20 mts) y la velocidad aeróbica máxima (Test de Course Navette) es lo que denominamos velocidad anaeróbica de reserva, esto es la “reserva”de velocidad que el jugador posee una vez alcanzada la velocidad aeróbica máxima (Bundle et al., 2003; Mendez-Villanueva et al., 2008). Aunque es una cualidad de cuyo conocimiento no es excautivo, parece que la misma depende de las cualidades de velocidad así como de la capacidad anaeróbica del jugador. A mayor diferencia entre la velocidad de sprint máxima y la velocidad aeróbica máxima, mayor velocidad anaeróbica de reserva, y esto indicaría un perfil más anaeróbico del jugador.

Como podemos interpretar, teniendo en conocimiento de estos datos permitirá al preparado físico o readaptador, una prescripción del entrenamiento individual más especifica que la mera utilización de una prueba intermitente aislada.

Bibliografía:

Méndez-Villanueva. (2011). Entrenamiento de la Resistencia en Deportes de Dinámica Intermitente. G-SE, Curso a Distancia de Entrenamiento en Deportes Acíclicos, 16.

EL FUTURO DEL FÚTBOL: HACIA DÓNDE AVANZA EL JUEGO

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/SCOUTING/TÁCTICA

En primer lugar, me gustaría agradecer la oportunidad que me brinda el equipo que forma Efficientfootball de poder volver a expresar mi opinión sobre aspectos relacionados con lo que tanto nos fascina, ojalá más gente con la misma pasión y las mismas ganas de generar dudas y aprendizajes a los demás como vosotros. 

Dentro de esas dudas que toda persona que siente pasión por todo lo que rodea al fútbol suele y, en mi opinión, debe de tener si quiere progresar, se encuentran aquellas que nos provocan la incertidumbre de querer saber hacia dónde está avanzando todo lo que rodea al juego. La capacidad de poder anticipar los caminos que está siguiendo (sean o no del gusto del consumidor) me parece fundamental para intentar acercarnos a la posibilidad de mejorar la forma en la que entendemos todo lo que ocurre en el juego, en ésta época actual y en las venideras, y así retroalimentarnos con el propio juego de su análisis para buscar una mejora y una potenciación de ello. 

Partiendo del “todo” que engloba al fútbol, me gustaría desglosarlo en diferentes partes para facilitar el análisis. Preparación física, táctica, técnica. Todas interrelacionadas e imposible hablar de una sin que influya en la otra. Y ahora quiero que os preguntéis, viendo y analizando el fútbol actual, ¿hacia dónde creéis que camina?

Preparación física 

El hecho de que los estudios condicionales en fútbol, la mejora en los métodos y medios de entrenamiento y la llegada de la tecnología, han provocado una mejora en las capacidades condicionales de los futbolistas, es innegable. Sólo hace falta ver los datos que en ocasiones facilitan los clubes o las diferentes plataformas encargadas de medir el rendimiento físico de los jugadores, para ver que cada vez, los jugadores son más fuertes, lo que deriva en que sean más rápidos y más resistentes, provocando todo ello que cada vez se realicen un mayor número de esfuerzos a alta intensidad, de sprints o que las distancias corridas a alta velocidad y de los sprint sean mayores.  

 Mi opinión es que esta parte del juego cada vez se acerca más a la necesidad de que el jugador esté cerca de su excelencia física. El jugador está exigido a una elevada capacidad de repetir esfuerzos de alta intensidad. El aumento del ritmo de juego (velocidad del balón), creo que puede ser el causante, junto a la importancia que están cobrando las transiciones. Obviamente, debemos de individualizar, tanto por posiciones como por el propio jugador, pero es una tónica general en los partidos de alto nivel. 

Táctica

Si antes hablábamos de la mejora sufrida en los estudios y métodos de entrenamiento, y su relación directa con la mejora de la preparación física, con la táctica ocurre algo similar y que guarda, siempre bajo mi opinión, una relación directa. 

El aumento que la mejora condicional de los futbolistas ha provocado en el ritmo de juego, influye directamente en la táctica. Como hemos dicho con anterioridad, el fútbol y su complejidad forman un todo, en el que cualquier mejora producida en una de sus partes va a influir en el resto. Por lo tanto, la mejora del nivel condicional, sumado a la mejora del nivel de los entrenadores, tanto cualitativa como cuantitativamente (equipos de análisis), ha provocado cambios en el desarrollo táctico del juego.

Los estudios nos hablan de la importancia que tienen las transiciones, al igual que las acciones a balón parado, ocupando un elevado porcentaje de los goles producidos en la actualidad. No hace falta irse a los estudios, contemplando por ejemplo a los equipos que reinan en las principales ligas o competiciones del fútbol de primer nivel, observamos la importancia que le dan a estos momentos del juego. 

Mi opinión es que la igualdad producida por el alto nivel condicional de los jugadores, y del elevado análisis del rival que se realiza en la élite, está provocando que el juego se decida por pequeños detalles, como puede ser una pérdida de balón acompañada de una transición rápida o una acción a balón parado. 

Todas estas mejoras de las que estamos hablando, provocan que cada vez sea más difícil conseguir someter a los rivales por medio del juego combinativo y salir victorioso. Poniendo ejemplos que todos conocemos, veo difícil en el tiempo actual, un equipo similar al Barcelona de Pep Guardiola, por lo menos hasta que se vuelva a juntar una generación con tal nivel de comprensión y de capacidades para ese modelo de juego, ya que soy un firme defensor de que el fútbol es de los jugadores y nosotros (los de fuera) nos tenemos que limitar a dar herramientas para facilitarles el transcurso de los partidos todo lo posible. 

Para finalizar esta parte, adjunto dos opiniones personales. Creo que el futuro avanza hacia dotar al jugador de una “inteligencia táctica” que le permita interpretar las situaciones de la mejor manera posible, es decir, no solo dominar un modelo de juego. Sé de la dificultad que esto conlleva, por eso me parece fundamental el trabajo de los entrenadores en el fútbol base para ello. Por último, creo que los entrenadores debemos seguir avanzando en el análisis, tanto del equipo propio como del rival, para seguir llenando la mochila de nuestros jugadores de cara a cada partido que tengamos que enfrentar. Y también veo importante el dominio y la utilización de varios sistemas en un mismo partido, pero para eso necesitamos lo que hablábamos antes, jugadores capaces de interpretar cada uno de los contextos que esconde un partido, pues ellos son los que realmente juegan. 

Técnica

Venimos hablando de la igualdad que las mejoras condicionales y tácticas están provocando en el juego, provocando que muchos partidos se abran por detalles mínimos. Pues dentro de estos detalles mínimos, me parece que ocupa un lugar primordial toda acción técnica y su ejecución, siempre sabiendo que toda acción técnica nos lleva a una finalidad táctica. 

Cruyff, Guardiola, Bielsa… Los grandes conocedores del juego, siempre le han dado mucha importancia a los detalles técnico-tácticos, solo hay que echar un vistazo a sus libros, entrevistas o charlas para comprender que ven un factor diferenciador en cualquier mínimo detalle que te haga ganar tiempo y espacio. 

Y es que, en esta igualdad que se está produciendo debido al conocimiento que tienen los equipos de sus rivales, cualquier acción con la que se consiga ganar tiempo o espacio, puede servir para sacar una gran ventaja al rival. Ya que, como dijo Xavi Hernández recientemente, si un jugador consigue ganar medio segundo y su compañero otro medio segundo, puede ser un segundo de ventaja que consigues sacarle al rival.  

Hablamos de detalles tan simples como una buena orientación corporal, controlar con el pie alejado al rival, buscar el pase a la zona de ventaja del compañero… Y aquí me parece que cobra gran importancia algo que seguro que los “románticos” echan de menos y que si es efectivo, siempre consigue generar superioridad, el engaño, la creatividad, o más bien, el jugador capaz de generarlo. 

Algo que estamos perdiendo por precisamente parecer centrarnos en todo lo antes hablado, ya que, por muy fuertes que sean nuestros jugadores, por muy analizado que tenga al equipo rival, si un jugador consigue superar a 2 con una finta y un regate… 

Por algo el fútbol siempre será de los jugadores, pero debemos de darle herramientas en cada parte de ese todo tan bonito que es el FÚTBOL. 

Conclusiones

  • El fútbol actual ha sufrido cambios debido a que las partes que lo forman también lo han sufrido:
  • Preparación física: por lo general, el jugador cuenta con una mayor capacidad condicional, debido a la mejora en los procesos de estudio y de entrenamiento, provocando que el jugador corra más y mejor, y más rápido. 
  • Táctica: el estudio continuo al que está sometido el juego, provoca una clara mejora de los cuerpos técnicos, donde cada vez tienen más estudiado al rival y son capaces de anticipar algunas de las acciones que ocurran en un partido. 
  • Todo ello provoca una mayor igualdad, sobre todo en las competiciones de enfrentamiento directo, donde parecen cobrar gran importancia las transiciones y las acciones a balón parado.
  • Técnica: se está perdiendo creatividad, ese perfil de jugador que consiga superioridades por medio del regate o de “algo diferente” a la normalidad que parece que estamos llevando al fútbol.
  • Este texto, tan solo es mi humilde opinión, espero que el lector no saque ninguna “verdad absoluta”, y que le despierten mil dudas e inquietudes, pues ahí está la mejora. 

Preguntas

  • ¿Hacia dónde creéis que avanza el fútbol?
  • ¿Estáis de acuerdo en el aumento de la dificultad de someter al rival mediante fútbol combinativo? ¿Por qué?
  • ¿Cómo creéis que se puede recuperar el perfil de jugador regateador?

Contesta a Jandro Novoa en los comentarios abajo.

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.