Entrevista a Aníbal González | Preparador Físico en la Selección Mexicana

Una intensa carrera en los últimos años ha llevado a Aníbal González, asturiano de origen, a preparar a la Selección Olímpica de México para los próximos Juegos de Tokio.

Hablamos con Aníbal sobre la preparación, la prevención y el liderazgo en una situación diferente a la de los clubes: el entrenamiento en una selección nacional.

Queremos darle las gracias a Aníbal por su disposición y tiempo para realizar la entrevista.

Redes sociales:

Instagram

Facebook

Página web

Empecemos por el principio…. ¿ Como ha llegado Aníbal a ser preparador físico de la selección mexicana sub-22 de fútbol y que trayectoria ha tenido que recorrer desde sus orígenes? 

En el año 2015 llego a México, al club Cimarrones de Sonora a la Liga de Ascenso. Estoy durante dos temporada, que son cuatro torneos, en el fútbol mexicano.

A partir de ahí, voy relacionándome con gente del fútbol y con entrenadores. Tengo  una posibilidad muy buena de ir a trabajar a la segunda división japonesa, con Ricardo Rodríguez, y decido irme a la aventura asiática. 

Hacemos una temporada buena, pero yo no estoy cómodo  con la ciudad y con el cambio de vida y quiero volver a México nuevamente. 

Me pongo en contacto con un entrenador al que me había enfrentado, Jaime Lozano. Hice relación con él y mantuvimos contacto durante el año que yo estuve en Japón. Y a partir de ahí, las ideas son muy afines a lo que él espera de un preparador físico y se da la oportunidad de entrar la Selección Olímpica mexicana y regreso a México. 

Llegué aquí a través de mi formación de Ciencias del Deporte. Estudié  en la Universidad de Vigo, pero bueno, durante mi carrera, hago un año en cada lugar. Hago un año en Fortaleza, en Brasil, luego en Oporto, por estudiar un poco la periodización táctica, y ese mismo año comienzo el Master de Deportes Colectivos en Barcelona. De ahí cierro mi año en Madrid, en el INEF con la maestría en fútbol y ese mismo año, comienzo los master de la Federación Española de Fútbol, de preparación Física y de Prevención de Lesiones.  

Debido a esa formación y a esa inquietud, no hay ningún problema cuando quieres abrirte camino en el extranjero y mi oportunidad llego en México y aquí sigo muy feliz y motivado.

Desde la preparación física ¿Cómo entiendes que debe estar estructurada una planificación semanal con la selección mexicana?

Es una situación un tanto compleja, porque te encuentras con muchos jugadores que llegan de diferentes clubes que la mayoría tienen diferente metodologías de trabajo, debido a los cuerpos técnicos, y bueno, lo que hay que hacer es ser inteligente, dar continuidad a los procesos que ellos tienen en los clubes; monitorizar la carga aguda y crónica que ellos tienen en sus clubes y ver que nivel competitivo tienen en los partidos. 

A partir de ahí, en base a esa información, adaptarlo un poco al modelo que nosotros queremos implementar aquí, e ir manejando ese tipo de variables. 

También es importante que el jugador recupere  bien después de su partido de liga, ya que te encuentras con situaciones en las hay equipos que juegan, viernes, sábado o domingo, y cada jugador esta en un más 3, más 2 o más 1. Entonces se trata de ajustar esa parte, que tipo de tareas se pueden hacer con menor carga. Ya cuando todos los jugadores están limpios, ya puedes empezar a introducir lo que es la carga competitiva.

Entonces es un poco plantearlo así, normalmente nos encontramos, con que hay partidos internacionales donde es clave, que el jugador recupere de su partido de liga. Se trata que le puedas introducir, los parámetros a nivel táctico, para preparar el partido; que haga un buen entrenamiento precompetitivo, y prácticamente la estrategia es recuperarlo, y prepararlo para el siguiente partido que hay tres días después y cerrar concentración. Eso es un poco la dinámica. 

Después, en concentración largas, preparaciones de torneos, en las que tienes tres semanas, ya simplemente  analizas las variables de sus clubes con GPS, y ves como encajan en nuestro modelo, y a partir de ahí se le va dando una adaptación y se intenta que  jugador vaya entendiendo las tareas que le planteamos, de progresarlo y darles ciertos parámetros de ritmo competitivo, de metros minutos, aceleraciones, deceleraciones, que va introducido todo en nuestro modelo táctico. Se trata que pueda llegar bien a lo inicios del torneo, que normalmente son cada tres días en el que prácticamente activas, juegas y recuperas, y es un poco la dinámica en selección. 

¿Qué importancia tiene para ti la prevención de lesiones en el rendimiento de un equipo a lo largo de la temporada? 

La prevención de lesiones es fundamental, clave. Si el jugador no esta sano, no se puede mejorar ningún tipo de aspecto, entonces hay que partir muy bien de esa parte, que no es solo con análisis a principio de temporada, problemas que el jugador tenga, descompensaciones, etc. Sino que también es muy importante, la construcción de la carga crónica para que el jugador pueda soportar los entrenamientos, y los ritmos de la competición.  

Yo creo que es una sinergia de todos los departamentos, médicos, fisioterapeutas, readaptadores, que puedan hacer unas buenas valoraciones, a nivel de fuerza, de ROM, de compensaciones, etc. A partir de ahí darle un programa preventivo en base a su necesidades y al mismo tiempo progresándolo en base a cargas agudas, construir bases crónicas, para que el jugador este alto en los parámetros, que son demandantes en competiciones y que tienen ciertos riesgos de lesión, como puede ser acelerar, decelerar frecuentemente  o las altas velocidades por ejemplo.

Hay que diseñar un gran programa de fuerza para que el jugador tenga esa adaptación. Además ir construyendo, la carga crónica a nivel de HSR, a nivel de sprints, que el jugador tenga a nivel semanal una demanda adecuada para poder replicarlo en el partido y que este adaptado a ese tipo de estímulo para potenciarle el rendimiento y alejarlo de la lesión.

Es un conjunto de diferente departamentos en los que hay que priorizar, que se aplica un correcta carga a lo que necesita el jugador, y que esa carga sea la adecuada, para que  las demandas de competición  estén desarrolladas, para que el jugador los pueda replicar y tener unos grandes protocolos, de recuperación pre- entrenamiento, post- entrenamiento y antes y después del partido. 

¿Cómo es la forma de trabajar con el resto de profesionales que componen un equipo multidisciplinar en una selección? Nos referimos a otros preparadores físicos, readaptadores, fisioterapeutas, staff técnico, nutricionista….

La verdad que es una manera muy sencilla de trabajar con la demás gente del cuerpo técnico, nuestro entrenador nos deja total libertad para opinar y decidir dentro de nuestra área, para poder decidir todo lo que nos corresponde. 

En mi caso, estoy muy coordinado con el departamento de psicología para programar sesiones en base a los objetivos que queremos tocar en cada concentración, y como queremos afrontar y preparar por ejemplo un torneo. 

Con el departamento de nutrición también estoy muy en contacto para todos los días de la semana, dependiendo de si es un menos 4, menos 3,menos 2, día de partido, etc., para recuperar al jugador de la mejor manera. 

También con los condicionantes que tienen los torneos, que al final se juega partido cada tres días y ahí tenemos que llevar unas estrategias nutricionales muy importantes, tanto en el post partido  como en la cena posterior, para que el jugador recupere lo más rápidamente el glucógeno muscular y pueda volver a competir. 

También marcamos unas pautas,  pre- competición, previo a lo que es el partido, la mañana, la comida, la merienda y el prepartido en el vestuario. También tenemos un protocolo en el medio tiempo para también recuperar al jugador y que vuelva a salir a la segunda parte de la mejor manera. 

Con el tema de los fisioterapeutas, también estamos muy de la mano, porque necesitamos que los jugadores se recuperen lo más rápido posible, y tenemos protocolos establecidos, para que después del entrenamiento, el jugador pase a recuperar, y este en las mejores condiciones. 

En esa parte la verdad es muy sencillo, tenemos gente las 24 horas y nosotros como cuerpo técnico al final somos uno, es muy fácil trabajar con un cuerpo técnico lleno de profesionales de primer nivel.

¿En qué momento crees que se debe hacer un trabajo preventivo- optimizador en el gimnasio dentro de un microciclo y en qué momento del entrenamiento se debe realizar?

Yo creo que el trabajo preventivo, optimizador, en lo que es en un club, se debe hacer en un día menos 4 o menos 5, dependiendo de si se respetaron los tiempos de recuperación de más 1 y más 2, ahí se puede comenzar a trabajar. 

Considero todos los tema preventivos, no solo los ejercicios puntuales en una zona determinada, sino sobre todo en el control de gestión de la carga, y que todos los parámetros que se van a expresar en la competición, se vean siempre trabajados durante la semana. Para mi eso es la primera parte y más importante de la prevención.

Luego, entraría el tema individual del jugador en base a sus déficits, tanto a nivel artromuscular, como a nivel de descompensaciones, que puedan tener. O zonas que hubiesen sufrido en algún momento determinado. Entonces ahí hay varias estrategias. 

A mi me gusta hacer una pre- activación en el gimnasio antes de salir a entrenar y preparar al jugador, para las demandas que va a tener en ese día de entrenamiento. No es lo mismo preparar a un jugador en el día menos 4 en el que van a predominar, espacios reducidos, aceleraciones, deceleraciones y alta velocidad neurosmucular, centrado en la fuerza, es decir con una alta recuperación y una máxima intensidad en las acciones, no me gusta reducirlo todo a un espacio corto; me gusta que el jugador se lance y lance en velocidad punta. Entonces lo que hacemos en el gimnasio, es preparar  al jugador a lo que se va a encontrar en el entrenamiento.

Por otro lado, atendemos a las necesidades individuales. Me gusta trabajar como te digo, como una pre- activación, y que esa pre- activación no sea una sobrecarga. Por ejemplo, si vamos a hacer un trabajo en el que va haber muchas frenadas, aceleraciones, tendrá un gran componente excéntrico fuera del campo. Entonces hay que ajustar muy bien la dosis que se va a hacer antes en el gimnasio. A mi me gusta el preparar, y considero que preparando todas las semanas al jugador antes del entrenamiento ya se está previniendo. 

Después, siempre hay hueco, cuando acaba el entrenamiento. Se puede hacer algún trabajo compensatorio, en el que a mi me gusta que se le de importancia al miembro superior. 

En el menos 3, pues lo mismo. Pre- activamos en función del entrenamiento. Se recorran más metros- minuto y habrá más ritmo, y la pre- activación será diferente. Y todos los días hay que darle al jugador lo que requiere en cada momento. 

En un menos 2, se le buscará recuperar, soltar las cadenas musculares, para preparar, para día menos 1 y día de partido. 

Entonces creo que es un componente de recursos que nosotros tenemos y debemos de manejar en función de los días y que cada día suma. Por tanto no es algo puntual y mágico, es un gran control, una gran planificación y saber darle al jugador lo que necesita en cada momento, para que pueda estar disponible, tanto en el corto, como en el medio plazo. 

¿Qué importancia tiene el desarrollo personal en el desarrollo profesional para ti? 

El desarrollo personal, para poder trabajar en el alto rendimiento, y poder llevar un grupo de 24 futbolistas, más 10-12 personas de staff, es fundamental y siempre tienes que estar fuerte en esa parte. 

Me gusta leer libros de desarrollo personal, me gusta trabajar con un coach personal, para poder potenciar ciertos puntos que tengo o cierta debilidades. 

También considero que el desarrollo personal va un poco en la forma de vida que uno tiene; en los hábitos que tiene, en el deporte y el ejercicio que uno hace; entonces a mi me gusta estar muy en forma, para tener excedente de energía altísimo, para poder tirar de todo el mundo y poder ser un líder positivo y con energía, y que me permitan tomar decisiones potentes. Que en momentos de presión, esa forma física, me permita estar tranquilo y con todo controlado. Al final el que no se cuida, no reacciona bien. De esta forma me gusta entrenar, comer bien, unas buenas lecturas, ayuda de un coach, etc. 

¿Cuánta importancia tiene el liderazgo en el trato con un grupo y como tratas de mejorar en ese aspecto?

El liderazgo a la hora de tratar con un grupo lo es todo, porque tu tienes que transmitirle una idea, tu forma de trabajar y unas pautas, para que ellos alcancen su máximo rendimiento y su máximo potencial. 

Tienes que hacerles creer en esa idea, y por ese lado es clave, para poder gestionar un rendimiento adecuado. Evidentemente, al grupo, el mensaje es de una forma, que la marca el entrenador, y uno trata de ponerle su granito de arena. 

Luego a nivel individual, tienes que saber, ir leyendo a cada jugador, como le tienes, que tratar, como le tienes que decir las cosas y como tienes, en cierta manera, exigirle y animarle. Cada jugador es un mundo. 

Considero que el liderazgo se puede trabajar, pero considero una parte muy importante, que es innata y natural. Entonces la persona puede trabajarlo pero en gran parte se nace con ello.  A mi me gusta estar al frente, me gusta llevar la iniciativa y ser participe del proceso, y en esa parte de mejorar al jugador, junto con el desarrollo personal, intento transmitirlo y que sea de manera enérgica. Intento transmitir esa positividad, energía y ganas a los jugadores con mi forma de ser. 

¿Cómo influye una cultura distinta como la mexicana en tu día a día en el trabajo con los chicos?

La cultura mexicana es una cultura que me encanta, que desde que llegue aquí en el 2015 , hice un clic con el país. Me encanta su gente, su vida, los aprecio muchísimo y me considero parte de ella ya. 

Fue algo como cuando ves al amor de tu vida. Es un país en el que te sientes muy cómodo, y para mi es un privilegio estar aquí y un orgullo e intento todos los días de aprender de la forma que tienen ellos de hacer las cosas, y aportarles también, mi forma de ser, hasta el momento la experiencia ha sido magnifica y nunca he tenido ningún tipo de problema. 

¿Qué trabas y fracasos más relevantes has tenido en tu camino y que has aprendido de ellos?

La verdad, que como todo en la vida, hay derrotas y victorias. Si considero que mi carrera ha sido muy positiva desde que empecé a trabajar, con 25 años. Nunca he tenido un año en blanco, siempre he estado moviéndome: he estado en México, en Japón, en México nuevamente, y por esa parte nunca he parado en este tiempo. 

Vas aprendiendo, del día a día, de cosas que hace 5 años hacía y ahora no las haría. He aprendido a escuchar muchísimo mas y a tener más pausa en el trabajo. A estar más tranquilo, a fluir, y sobre todo a hacer las cosas con calma y tranquilidad. Eso al final te garantiza, no el resultado, es deporte, juego, pero si estar satisfecho con lo que haces durante el proceso y que todo lo que propongas tenga una lógica justificada, y que todo vaya hacia delante. 

No considero la victoria un fracaso, ni tampoco la victoria un éxito, me considero una persona estable en esa parte. 

Algo relevante que hubiese tenido en mi vida, pues quizá, cuando era jugador, haber aprovechado una oportunidad que tuve de jugar en el Villareal, que por ciertos motivos me regrese a mi casa, yo creo que por inmadurez . Eso después me llevo a que a nivel profesional, haya salido primero a estudiar a Brasil , haya viajado a estudiar a Oporto, a Madrid a Barcelona, a tener esa alma viajera, que nunca la tuve cuando era jugador. 

Yo creo que esa espina de volver a casa cuando era joven, luego ya cuando fui madurando, pues me llevo a no tener ningún problema en vivir cualquier experiencia. 

¿Que 3 libros recomendarías sobre preparación física y generales a cualquier profesional que te estuviese leyendo? 

Liderazgo

  • Legacy: 15 lecciones sobre el liderazgo
  • Todo se puede entrenar 
  • Jugar con el corazón

Entrenamiento 

  • El entrenamiento en los deportes de equipo
  • El entrenamiento funcional aplicado a los deportes.
  • Allenare il movimiento