Author

Jandro Novoa

Jandro Novoa has 2 articles published.

Avatar
Actualmente 2º entrenador y preparador físico del Rácing Villalbés, equipo que milita en el grupo I de la Tercera División española. Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, cuenta a mayores con un Máster de preparación física especializada en fútbol y con el Nivel III de entrenador. Con pasado en el fútbol base de Ourense C.F., Deportivo de La Coruña y C.D. Lugo, también formó parte del cuerpo técnico en el Ourense Envialia de fútbol sala femenino, donde consiguieron ser Campeones de España en la máxima categoría.

EL FUTURO DEL FÚTBOL: HACIA DÓNDE AVANZA EL JUEGO

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/SCOUTING/TÁCTICA

En primer lugar, me gustaría agradecer la oportunidad que me brinda el equipo que forma Efficientfootball de poder volver a expresar mi opinión sobre aspectos relacionados con lo que tanto nos fascina, ojalá más gente con la misma pasión y las mismas ganas de generar dudas y aprendizajes a los demás como vosotros. 

Dentro de esas dudas que toda persona que siente pasión por todo lo que rodea al fútbol suele y, en mi opinión, debe de tener si quiere progresar, se encuentran aquellas que nos provocan la incertidumbre de querer saber hacia dónde está avanzando todo lo que rodea al juego. La capacidad de poder anticipar los caminos que está siguiendo (sean o no del gusto del consumidor) me parece fundamental para intentar acercarnos a la posibilidad de mejorar la forma en la que entendemos todo lo que ocurre en el juego, en ésta época actual y en las venideras, y así retroalimentarnos con el propio juego de su análisis para buscar una mejora y una potenciación de ello. 

Partiendo del “todo” que engloba al fútbol, me gustaría desglosarlo en diferentes partes para facilitar el análisis. Preparación física, táctica, técnica. Todas interrelacionadas e imposible hablar de una sin que influya en la otra. Y ahora quiero que os preguntéis, viendo y analizando el fútbol actual, ¿hacia dónde creéis que camina?

Preparación física 

El hecho de que los estudios condicionales en fútbol, la mejora en los métodos y medios de entrenamiento y la llegada de la tecnología, han provocado una mejora en las capacidades condicionales de los futbolistas, es innegable. Sólo hace falta ver los datos que en ocasiones facilitan los clubes o las diferentes plataformas encargadas de medir el rendimiento físico de los jugadores, para ver que cada vez, los jugadores son más fuertes, lo que deriva en que sean más rápidos y más resistentes, provocando todo ello que cada vez se realicen un mayor número de esfuerzos a alta intensidad, de sprints o que las distancias corridas a alta velocidad y de los sprint sean mayores.  

 Mi opinión es que esta parte del juego cada vez se acerca más a la necesidad de que el jugador esté cerca de su excelencia física. El jugador está exigido a una elevada capacidad de repetir esfuerzos de alta intensidad. El aumento del ritmo de juego (velocidad del balón), creo que puede ser el causante, junto a la importancia que están cobrando las transiciones. Obviamente, debemos de individualizar, tanto por posiciones como por el propio jugador, pero es una tónica general en los partidos de alto nivel. 

Táctica

Si antes hablábamos de la mejora sufrida en los estudios y métodos de entrenamiento, y su relación directa con la mejora de la preparación física, con la táctica ocurre algo similar y que guarda, siempre bajo mi opinión, una relación directa. 

El aumento que la mejora condicional de los futbolistas ha provocado en el ritmo de juego, influye directamente en la táctica. Como hemos dicho con anterioridad, el fútbol y su complejidad forman un todo, en el que cualquier mejora producida en una de sus partes va a influir en el resto. Por lo tanto, la mejora del nivel condicional, sumado a la mejora del nivel de los entrenadores, tanto cualitativa como cuantitativamente (equipos de análisis), ha provocado cambios en el desarrollo táctico del juego.

Los estudios nos hablan de la importancia que tienen las transiciones, al igual que las acciones a balón parado, ocupando un elevado porcentaje de los goles producidos en la actualidad. No hace falta irse a los estudios, contemplando por ejemplo a los equipos que reinan en las principales ligas o competiciones del fútbol de primer nivel, observamos la importancia que le dan a estos momentos del juego. 

Mi opinión es que la igualdad producida por el alto nivel condicional de los jugadores, y del elevado análisis del rival que se realiza en la élite, está provocando que el juego se decida por pequeños detalles, como puede ser una pérdida de balón acompañada de una transición rápida o una acción a balón parado. 

Todas estas mejoras de las que estamos hablando, provocan que cada vez sea más difícil conseguir someter a los rivales por medio del juego combinativo y salir victorioso. Poniendo ejemplos que todos conocemos, veo difícil en el tiempo actual, un equipo similar al Barcelona de Pep Guardiola, por lo menos hasta que se vuelva a juntar una generación con tal nivel de comprensión y de capacidades para ese modelo de juego, ya que soy un firme defensor de que el fútbol es de los jugadores y nosotros (los de fuera) nos tenemos que limitar a dar herramientas para facilitarles el transcurso de los partidos todo lo posible. 

Para finalizar esta parte, adjunto dos opiniones personales. Creo que el futuro avanza hacia dotar al jugador de una “inteligencia táctica” que le permita interpretar las situaciones de la mejor manera posible, es decir, no solo dominar un modelo de juego. Sé de la dificultad que esto conlleva, por eso me parece fundamental el trabajo de los entrenadores en el fútbol base para ello. Por último, creo que los entrenadores debemos seguir avanzando en el análisis, tanto del equipo propio como del rival, para seguir llenando la mochila de nuestros jugadores de cara a cada partido que tengamos que enfrentar. Y también veo importante el dominio y la utilización de varios sistemas en un mismo partido, pero para eso necesitamos lo que hablábamos antes, jugadores capaces de interpretar cada uno de los contextos que esconde un partido, pues ellos son los que realmente juegan. 

Técnica

Venimos hablando de la igualdad que las mejoras condicionales y tácticas están provocando en el juego, provocando que muchos partidos se abran por detalles mínimos. Pues dentro de estos detalles mínimos, me parece que ocupa un lugar primordial toda acción técnica y su ejecución, siempre sabiendo que toda acción técnica nos lleva a una finalidad táctica. 

Cruyff, Guardiola, Bielsa… Los grandes conocedores del juego, siempre le han dado mucha importancia a los detalles técnico-tácticos, solo hay que echar un vistazo a sus libros, entrevistas o charlas para comprender que ven un factor diferenciador en cualquier mínimo detalle que te haga ganar tiempo y espacio. 

Y es que, en esta igualdad que se está produciendo debido al conocimiento que tienen los equipos de sus rivales, cualquier acción con la que se consiga ganar tiempo o espacio, puede servir para sacar una gran ventaja al rival. Ya que, como dijo Xavi Hernández recientemente, si un jugador consigue ganar medio segundo y su compañero otro medio segundo, puede ser un segundo de ventaja que consigues sacarle al rival.  

Hablamos de detalles tan simples como una buena orientación corporal, controlar con el pie alejado al rival, buscar el pase a la zona de ventaja del compañero… Y aquí me parece que cobra gran importancia algo que seguro que los “románticos” echan de menos y que si es efectivo, siempre consigue generar superioridad, el engaño, la creatividad, o más bien, el jugador capaz de generarlo. 

Algo que estamos perdiendo por precisamente parecer centrarnos en todo lo antes hablado, ya que, por muy fuertes que sean nuestros jugadores, por muy analizado que tenga al equipo rival, si un jugador consigue superar a 2 con una finta y un regate… 

Por algo el fútbol siempre será de los jugadores, pero debemos de darle herramientas en cada parte de ese todo tan bonito que es el FÚTBOL. 

Conclusiones

  • El fútbol actual ha sufrido cambios debido a que las partes que lo forman también lo han sufrido:
  • Preparación física: por lo general, el jugador cuenta con una mayor capacidad condicional, debido a la mejora en los procesos de estudio y de entrenamiento, provocando que el jugador corra más y mejor, y más rápido. 
  • Táctica: el estudio continuo al que está sometido el juego, provoca una clara mejora de los cuerpos técnicos, donde cada vez tienen más estudiado al rival y son capaces de anticipar algunas de las acciones que ocurran en un partido. 
  • Todo ello provoca una mayor igualdad, sobre todo en las competiciones de enfrentamiento directo, donde parecen cobrar gran importancia las transiciones y las acciones a balón parado.
  • Técnica: se está perdiendo creatividad, ese perfil de jugador que consiga superioridades por medio del regate o de “algo diferente” a la normalidad que parece que estamos llevando al fútbol.
  • Este texto, tan solo es mi humilde opinión, espero que el lector no saque ninguna “verdad absoluta”, y que le despierten mil dudas e inquietudes, pues ahí está la mejora. 

Preguntas

  • ¿Hacia dónde creéis que avanza el fútbol?
  • ¿Estáis de acuerdo en el aumento de la dificultad de someter al rival mediante fútbol combinativo? ¿Por qué?
  • ¿Cómo creéis que se puede recuperar el perfil de jugador regateador?

Contesta a Jandro Novoa en los comentarios abajo.

Fundamentos defensivos: Los grandes olvidados

en OPINIÓN/TÁCTICA/TECNIFICACIÓN

Jandro Novoa

Seguro que a todos nos ha ocurrido que un conocido nos habla, o nosotros mismos hemos visto, sobre un jugador al que su alto nivel ofensivo le hace ser diferencial en el fútbol base (y por lo tanto jugar siempre, pero ese es otro tema), pero que sufre a la hora de finalizar su etapa en la base para tener continuidad en su paso a las categorías senior. 

Este hecho, suele venir acompañado de diferentes opiniones que lo resguardan, como que el entrenador no sabe apreciar el talento, que prefiere a jugadores veteranos porque tienen mayor experiencia, o que lo fácil es dejar sin minutos a los más jóvenes. Ya sabemos lo fácil que les resulta a algunos opinar sin argumentos. Desde aquí, me gustaría trasladaros mi propia visión sobre este tema, que se podría resumir en que en el fútbol base estamos creando jugadores nulos en la fase del juego en la que nuestros equipos no tienen el balón. 

Mi corta experiencia, y mi paso por categorías base y senior, primero como “jugador” y actualmente como miembro del cuerpo técnico, es la que me hace llegar a esta conclusión. Vale con pasarse por la mayoría de los campos de entrenamiento, o con hablar sobre la sesión con nuestros compañeros entrenadores, para ver que siempre dejamos de lado el trabajo de los aspectos defensivos, siempre focalizando la fase con balón. 

Estoy de acuerdo con que el fútbol es un deporte dónde se juega con el implemento del balón, y que es de vital importancia dotar a los jugadores de todas las herramientas posibles para cuando esté en su posesión, tanto el propio jugador, como sus compañeros de equipo. Soy el primero que las trabaja, y creo firmemente en ello. Pero, ¿y cuándo no tenemos el balón? Basta con poner de ejemplo cualquier tarea, como puede ser un simple rondo. ¿Les damos correcciones a los jugadores que tienen que robar, o nos centramos solamente en el tipo de pase y orientaciones de los jugadores que están por fuera? 

Solemos pecar de focalizar los objetivos de dichas tareas en aspectos ofensivos, tanto desde un punto de vista táctico (ya en categorías senior o en últimas etapas de la base) como desde un punto de vista técnico, sin darnos cuenta de que siempre que buscamos un objetivo ofensivo, se están dando sus maneras de contrarrestarlo, su antagonista defensivo por así decirlo. Con un reparto de roles adecuado dentro del cuerpo técnico, donde algunos se encarguen de la corrección del aspecto ofensivo y otros del defensivo, la riqueza de cualquier tarea aumentaría, yendo de la mano la mejora de nuestros jugadores en esta fase del juego que a mi manera de verlo, apenas ponemos importancia. 

Avanzando desde lo más simple a lo más complejo. Tanto desde el punto de vista de aspectos técnicos como incluso condicionales, como puede ser enseñar a correr lateralizado, o saber cambiar la lateralidad mientras corro hacia atrás, detalles que forman parte de un 1vs1 defensivo y que como cualquier detalle del juego, es más fácil de inculcar para su aprendizaje técnico en edades tempranas. Se pueden trabajar desde cualquier etapa de la iniciación. 

Cómo y hacia donde orientar un 1vs1. Llegar a la presión y frenarse para no ser superado. Fintas defensivas. Momentos en los que puedo realizar entrada. Cerrar líneas de pase. Utilización del cuerpo en disputas. Orientación y marcaje en centro lateral. Cómo defender una inferioridad. Si pensamos en cualquier tarea de nuestras sesiones, estoy seguro de que estos pequeños detalles defensivos tienen cabida en nuestras correcciones. ¿Por qué corregimos las orientaciones ofensivas, los controles orientados, cuándo conducir o dar pase, pero estos detalles ni los nombramos? Algunos por desgracia piensan que es de “amarrateguis”, de “vieja escuela”, enseñar estos detalles. Supongo que sus equipos tendrán el balón los 90 minutos, pero así no ayudamos al jugador, porque estoy seguro de que alguna vez en su vida, todos los jugadores van a tener que defender. Pues vamos a darle las herramientas pare ello, ¿no?

No olvidemos que esos conceptos también forman parte de la inteligencia táctica que debemos de intentar que tengan nuestros jugadores. Mejoraremos al jugador, que debe de ser nuestro principal objetivo. No solo defensivamente, sino también ofensivamente, porque tendrán que utilizar más herramientas para que sus acciones tengan éxito. 

Contemplo el fútbol desde una visión holística, pero a veces olvidamos una parte que es sin balón, y creamos a jugadores con cero conocimientos en ella. Esto hace que tras su paso al fútbol senior, donde todo ello parece que cobra importancia de forma milagrosa, sufran para adaptarse ante jugadores que ya lo dominan, a pesar de que son superiores a nivel ofensivo. Da igual que sean jugadores de grandes canteras, donde algunos opinan que no lo pueden trabajar porque siempre tienen el balón. Deben de darse cuenta que por desgracia, la mayoría saldrán a 2ºB o Tercera División, y no a su primer equipo, olvidarse de esto es un tanto egoísta (al igual que enseñar sólo a jugar combinativo, pero hoy no me quiero meter en ese jardín). 

Ya para acabar, saco una última pregunta y conclusión. Debatiendo este tema con compañeros, algunos opinan que el defender es algo innato, y claro que los grandes defensores tienen un talento para ello, pero eso se multiplicaría con correcciones adecuadas y con tiempo de práctica bien utilizado. ¿O es que los grandes mediocentros y delanteros, no traen talento incorporado? ¿De verdad alguien cree que se lo fabricamos nosotros? Por supuesto que facilitamos y ayudamos en los procesos de mejora, pero como dijo algún sabio, a los buenos tratad de no estropearlos. Y yo añado: la defensa también se entrena. 

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.