Category archive

RENDIMIENTO

Pretemporada en fútbol- Como diseñarla

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO

Como diseñar una pretemporada en fútbol han sido cuestión de debate desde hace años. Mayormente por su utilidad y por la necesidad de algunos entrenadores y preparados físico de inyectar una extremada carga física durante esta. 

Eternas dobles sesiones, partidos de pretemporada cada semana, largas carreras por la montaña, alrededor del campo de fútbol o paseos en bicicleta. 

Todo con un fin. Llenar el tanque de gasoilpara toda la temporada. Un mes y medio de trabajo para 9 meses de competición. La formula parece fácil. 

Sin embargo, a veces la lógica cae por su propio peso. Y parece que desde Seirul-lo sentó aquella famosa frase junto a Ángel Cappa, donde proclamaba que la preparación física en futbol no existía (entendida como tal), mucho empezaron a replantearse algunos cosas. 

Dudar para seguir existiendo. Pienso luego existo, que diría Descartes. 

¿Que es la pretemporada?

La pretemporada en fútbol en sí es un periodo precompetitivo en el que los jugadores vuelven a reunirse con el resto de sus compañeros y con el cuerpo técnico, con el fin de preparar la nueva temporada. 

Generalmente tiene un duración de un mes o mes y medio, en donde se platean tareas más generales y se juegan partidos amistosos para prepararse competitivamente para los verdaderos partidos de competición. 

Como mencionamos antes, muchos han confundido esto con un periodo en el que los jugadores deben sufrir, con el fin de recuperar la forma física después de las vacaciones. 

¿Cómo plantear la pretemporada de fútbol de forma inteligente?

Las nuevas corrientes como la periodización táctica (de la que hemos hablando aquí) y el microciclo estructurado (de la que hemos hablado aquí) han aportado una nueva visión de lo que debe ser la pretemporada de fútbol. El propio Seirul-lo ha hablado varias veces de la pretemporada del FC Barcelona.

Este periodo debe ser aprovechado mas allá del plano puramente físico. Debe ser un ciclo en el cual se comience a trabajar aspectos tácticos, técnico, emocionales y preventivos en cuanto a lesiones se refiere. 

En este artículos plantearemos  diversos aspectos que deben tener prioridad a la hora de diseñar un periodo de pretemporada en futbol 

Prevención de lesiones

Una labor obligatoria para cualquier equipo. Los finales de temporada son duros. Generalmente los jugadores llegan fatigados física y mentalmente al final de esta, y muchos de ellos sufren mayor número de lesiones al final de las temporadas, precisamente por eso, por la fatiga acumulada,al igual que ocurre al final de cada parte de los partidos (estudio, estudio)

Otro de los periodos en los que más se sufren lesiones parece ser los inicios de pretemporada, seguramente por una carga excesivamente alta sin tener acondicionadas las estructuras del jugador. 

Por este motivo, uno de los principales objetivos que se deben plantear en la pretemporada de futbol, es PREVENIR LESIONES. No hacerlo seria un error. 

El profe Ortega (que analizamos aquí) es un ejemplo claro en el planteamiento de esto.

En su metodología se integra un periodo que el denomina, periodo de introducción, en el que durante 7-10 días se acondiciona al jugador a nivel articular y ligamentoso, así como también se busca una capilarización de los músculos. 

Cada jugador llega con diferente forma a la pretemporada. Algunos lo harán en perfecta forma física, otros lo harán pasados de peso y otros con lesiones que arrastran de la temporada anterior. 

Por eso la primera semana será fundamental recomponer de manera correcta las estructuras de cada jugador, enfocando en;

  • Trabajo de movilidad de cadera, columna y tobillo. 
  • Activación y fortalecimiento de core y complejo lumbopélvico.
  • Trabajo de calidad de movimiento y controles de gestos técnicos como saltos y cambios de dirección (articulo sobre esto). 

Construcción del modelo de juego

Por otro lado, una vez que los jugadores se encuentren en disposición de trabajar de manera correcta, o tal vez con algunos trabajos básicos al mismo tiempo de las tareas planteadas anteriormente, será importante comenzar a trabajar el modelo de juego. 

Hemos analizado como elaborar un modelo de juego en este articulo. Repasando algunos de esos conceptos, debemos tener en cuenta que durante la pretemporada y en su planificación, tendremos mayor tiempo, con más numero de sesiones y menos presión competitiva para poder plantear a nuestros jugadores el modelo que juego que queremos plasmar en el campo. 

Esta labor será de ensayo error, por lo que comenzar lo antes posible nos otorgara tiempo de cara al inicio del campeonato. 

La idea principal será introducir conceptos de mayor a menor. Es decir, comenzar de los conceptos macro a los micro del modelo de juego. 

Trabajar los principios básicos del juego para ir corrigiendo junto a nuestro jugadores los errores que puedan aparecer e ir incorporando conceptos nuevos en cada entrenamiento a medida que afianzamos los anteriores.

La idea será llegar al inicio de la competición con el modelo trabajado en su mayoría, e ir puliéndolo a lo largo de la temporada en función del rival o circunstancia s de la competición. 

De esta manera en este apartado el objetivo será: 

  • Introducir conceptos básicos de nuestro modelo de juego en función de nuestro equipo. 
  • Empezar con lo macro e ir creciendo hacia lo micro. 
  • Llegar al principio de la temporada con el modelo trabajado. 

En este sentido, los partidos amistosos servirán para testear este modelo de juego, en situaciones de competición, simulando competiciones reales. 

Preparación física en pretemporada

A mayores de la prevención de lesiones, la preparación física debería estar enfocada en base a dos conceptos. 

  • Poner al jugador a tono con los requerimientos del equipo, es decir evitar fugaz que puedan existir y adecuar el nivel de cada jugador. 
  • Trabajar las exigencias que puedan aparecer en competición (estudio) y las exigencias que demanda nuestro modelo de juego. 

En el primer caso, la de evitar fugaz, tomamos como referencia al profe Ortega nuevamente, que en este caso, expone que la preparación física debe servir para recuperar o poner al nivel que el equipo demanda cuando un jugador no llega a ese nivel. 

Se debe hacer tanto a nivel de lesiones como a nivel físico. Los trabajos analíticos en este caso muchas veces nos servirán como herramientas para recuperar estos niveles. 


Por otro lado, la preparación física contextualizada con el equipo y con nuestro modelo de juego, se puede plantear mediante la introducción de juegos reducidos (artículos sobre esto). Estos deben estar basados en nuestro modelo de juego, en donde se plantee el trabajo de las diferentes capacidades físicas con tareas integradas. 

Cohesión grupal

Por ultimo, como ultimo objetivo, el trabajo de cohesión grupal es una buena estrategia para mantener una buena dinámica durante la temporada. 

Introducir tareas donde se trabaje las estructuras emotivos-volitiva del jugador será primordial con el objetivo de: 

  • Formar un buen grupo humano
  • Estrechar lazos para el buen entendimiento del equipo fuera y dentro del campo.
  • Introducir en el grupo a nuevos integrantes y hacerlos partes de este. 

Como resumen de todos estos conceptos os dejamos una tabla donde se expone los aspectos principales para diseñar una pretemporada de manera inteligente.

pretemporada futbol

Evaluar el Perfil de Resistencia Específica en el Fútbol

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/RENDIMIENTO
Evaluar el Perfil de Resistencia Específica en el Fútbol

La evaluación en el fútbol se ha expuesto a numerosos cambios en los últimos años, la incorporación de la Tecnología no es un mero hecho, es una realidad que nos ha configurado una nueva perspectiva y focalización de nuestra tarea como preparadores físicos, sobre, que evaluaciones son predisponentes y cuales determinantes en este deporte. Los nuevos factores orientados a la determinación del perfil fisiológico del individuo en relación con las variables de equipo nos posicionan en una situación de refutar viejas teorías y optimizar el proceso evaluativo.

El fútbol es un deporte que demanda una interacción completa entre aspectos tácticos, técnicos, psicológicos y físicos. En resumidas cuentas, es una actividad que eleva a todas ellas a niveles superiores. 

Uno de los factores predisponentes sobre los cuales cimentar un programa de entrenamiento eficaz y eficiente en las diferentes unidades temporales (periodo preparatorio, competitivo y transición), será el conocimiento de las respuestas fisiológica individuales asociadas al juego y específicamente al modelo de juego escogido. 

En estas líneas, intentare, en forma breve realizar una descripción de los aspectos fisiológicos relacionados con el entrenamiento de la resistencia en el fútbol y posteriormente presentar una propuesta evaluativa de interpretación y aplicación inmediata.

Demandas Físicas en el Fútbol

El fútbol, desde el punto de vista fisiológico, presenta patrones de actividad que podremos describir como una actividad de moderada duración que incluye esfuerzos intermitentes a alta intensidad, intercalados con periodos de recuperación de baja/moderada intensidad o de pausa total (Bangsbo et al., 2006; Stolen et al., 2005). Este patrón de actividad observado durante un partido es una relación directa del jugador, el cual responde a las acciones de ataque-defensa de su equipo y del adversario, existen limitaciones tácticas asociadas a su posición que ocupe en el campo y el modelo de juego desarrollado por su equipo y el rival, influyendo la voluntad del jugador de apoyar a sus compañeros (Drus et al., 2007).

En la actualidad la gran mayoría de los equipos de elite tienen acceso a sistemas de análisis y monitoreo que les permite conocer todos los aspectos que influyen durante la competencia, y desprender las siguientes variables, a modo de resumen:

VariableCuantificaciónAutor
Distancia Recorrida8-12 kmStolen et al., 2005
Cambios de Actividad/tareaCada 4-6´´Mohr et al., 2005
Total de Actividad por Partido1300 actividades 
Acciones a Alta Intensidad220 acciones 
Distancia Recorrida en el 1° Tiempo5-10% Superior al 2°TiempoStolen et al., 2005
Distancia Recorrida en el 2° Tiempo 5-10% Inferior al 1°TiempoStolen et al., 2005

Ahora, si analizamos las actividades importantes durante un partido, especialmente las que condicionan el rendimiento físico de un jugador, serán las relacionadas con los periodos de alta intensidad, que parecen ser los de mayor importancia para el desarrollo de una competencia (Bradley et al., 2010ª; Bradley et al., 2009; Di Salvo et al., 2010; Di Salvo et al., 2009). O sea, el volumen de ejercicios a alta intensidad y no la distancia total recorrida total, parece ser lo que diferencia a jugadores de elite de jugadores de profesionales de inferior nivel.

En promedio, los jugadores de elite realizan 28% mas de ejercicios de alta intensidad (2.430 vs 1.900 km) y recorren 58% más distancia esprintando (650 vs 410 km) que los jugadores profesionales de menor nivel (Mhor et al., 2003).

Frecuencia Cardíaca

Representa un indicador de la carga interna del deportista, y durante un partido de fútbol podrá ubicarse cerca del 85% de la frecuencia cardiaca máxima (Bangsbo et al., 2007). Es posible realizar una conversión de los valores de consumo de oxígeno, usando la relación entre la frecuencia cardiaca y consumo de oxígeno obtenida durante un test incremental en tapiz rodante. El consumo de oxígeno medio está ubicado alrededor del 70 % del consumo de oxigeno máximo. 

Respuestas Metabólicas

Las demandas metabólicas/energéticas alternan entre el aprovisionamiento energético durante los periodos de alta intensidad y la recuperación de los depósitos energéticos y el reequilibrio de la homeostasis celular durante los intervalos de recuperación. Si bien las acciones críticas durante un partido (duelos, contraataque, tiros, aceleraciones y desaceleraciones) dependen del metabolismo anaeróbico, a su vez están sostenidas por un fondo predominante aeróbico de actividades submaximas.

Anteriormente he mencionado que un jugador de nivel elite realiza aproximadamente 200 acciones de alta intensidad durante un partido, esto indica que la utilización del metabolismo anaeróbico es alta durante determinados momentos de este. Existe una solicitación intensa que provoca la degradación de los depósitos musculares de fosfocreatina que se resintetizaria en los periodos de baja intensidad/descansos posteriores.

Con respecto a la concentración de lactato sanguíneo, durante un partido la misma fluctúa entre 2 y 10 milimoles, con valores individuales que pueden alcanzar los 12 milimoles (Bangsbo et al., 2007).

El glucógeno muscular se reduce entre el 40% y el 90% durante la competencia y probablemente es el sustrato energético más importante para los jugadores de fútbol (Bangsbo et al., 2007)

El metabolismo lipolítico también parece jugar un papel importante durante un partido de fútbol, en este sentido las concentraciones de ácidos grasos libres en la sangre aumentan de forma progresiva durante el partido, particularmente en la segunda parte. Los periodos de descanso y de baja intensidad durante la competencia permiten un aumento del flujo sanguíneo en el tejido adiposo, lo que facilita la aparición de ácidos grasos libres en la sangre (Krustrup et al., 2006).

Rol de la Resistencia como Factor Determinante del Rendimiento del Jugador de Fútbol

Es de vital importancia realizar una conceptualización de la resistencia dentro del rendimiento de un jugador de fútbol, con el fin de jerarquizar, que contenidos de entrenamiento son importantes y poder planificarlos correctamente.

Existen diversos estudios en la actualidad que relacionan a la resistencia con el rendimiento durante un partido. Por ejemplo, la capacidad máxima de un futbolista de realizar esfuerzos a altas intensidades, cuantificada la misma con un test incremental e intermitente (Protocolo Yo-Yo Test) se ha relacionado con la distancia total recorrida durante un partido de fútbol, tanto en futbolistas jóvenes, mujeres y adultos (Castagna et al., 2009; Castagna et al., 2010; Krustrup et al., 2005; Mhor et al, 2003).

La resistencia anaeróbica se ha evaluado con test de esprint repetidos, y de forma similar a la resistencia aeróbica (intermitente o continua) diversos estudios han encontrado correlaciones positivas entre el rendimiento en un test de esprints repetidos y el rendimiento físico en fútbol (Buchheit et al., 2010ª; Krustrup et al., 2005; Rampinini et al., 2007).

Es importante remarcar, que las correlaciones son moderadas (entre 0,50 y 0,70). De forma práctica, y entendible esto significa que dos jugadores de fútbol con niveles de condición física similares pueden presentar valores muy diferentes durante un partido.

A modo ejemplificador, durante un estudio reciente de Bradley y colaboradores (Bradley et al., 2010b) se puede extraer que dos jugadores con un rendimiento final en el Test Yo-Yo de 2000 mts, recorrieron durante un partido 2000 y 3250 metros respectivamente a alta intensidad, representando una diferencia del 160% en el rendimiento físico a alta intensidad durante la competencia, a pesar de que los jugadores contaban con el mismo nivel de condición física (Mendez-Villanueva and Buchheit, 2011). Estos datos mencionados, nos obligan a tener cuidado a la hora de predecir el rendimiento físico durante una competencia a partir de una prueba de resistencia.

Evaluación de la Resistencia en el Fútbol

Una de las pruebas más conocidas que permite evaluar la capacidad de resistencia en jugadores de fútbol es sin lugar a dudas el Yo-Yo Test (Bangsbo et al., 2008). Durante los últimos años diferentes estudios marcan que los jugadores de elite presentan un rendimiento en dicha prueba de aproximadamente 2400 metros (Yo-Yo Test Nivel 1) y de 1300 (Yo-Yo Test Nivel 2) (Iaia et al., 2009). 

A partir de lo anteriormente mencionado, debo señalar que, aunque el Yo-Yo Test se ha popularizado y emergido con gran velocidad y es posiblemente una de las pruebas de resistencia más utilizado en todas sus modalidades, es un test que ofrece muy poca información a nivel de posibilitar un análisis fisiológico individual. Es decir, el resultado final del Yo-Yo Test, representado por la distancia recorrida, valora la capacidad de realizar acciones intermitentes de alta intensidad, pero no aporta ninguna información sobre “como”se ha conseguido este rendimiento. En tal sentido, muchos profesionales parecen ignorar que el resultado final de una prueba intermitente como el Yo-Yo Test, es el resultado de un conglomerado de factores que como mínimo incluirían: la condición física aeróbica, la capacidad/potencia anaeróbica, habilidad para cambiar de dirección, capacidad para acelerar, capacidad de recupera entre esfuerzos (Buchheit, 2008; Buchheit et al., 2009).

En resumidas cuentas, es posible que jugadores con perfil fisiológico extremadamente diferente obtenga resultados similares en el Yo-Yo Test. Por ende, el Yo-Yo Test parece ser una prueba correcta para el rendimiento, permite predecir con más o menos precisión la capacidad física del futbolista, pero es un test que, realizado aisladamente no permite diagnosticar puntos débiles/fuertes sobre los que entrenar al futbolista individual o al equipo.

Usted se preguntará ¿En los equipos profesionales que cuentan con sistemas de análisis del rendimiento (GPS), por ende, conocen el rendimiento de sus jugadores y del equipo, la aplicación de un test como el Yo-Yo es de utilidad?

Mi respuesta es un rotundo, “no”, y considero que es de dudosa utilidad, pero si quiero aclarar que si el objetivo de realizar un test es verdaderamente optimizar el proceso de entrenamiento, la utilización de otros test adicionales que permitan evaluar de forma aislada (y no como la mayoría de los test intermitentes) los determinantes fisiológicos de la capacidad para realizar ejercicios intermitentes de alta intensidad parece más razonable.

Una cualidad en la cual se ha centrado la atención en los últimos años es la capacidad de repetir esprint (repeat-sprint ability) ((Bishop et al., 2011; Girard ed al., 2011; Spencer et al., 2005). Es importante aclarar que la capacidad de repetir esprints depende de la velocidad del jugador (Mendes-Villanueva et al., 2011ª; Pyne et al., 2008) y por lo tanto una prueba de esprints repetidos y una prueba de velocidad es posible que estén midiendo parámetros similares (Rampinini et al., 2009). Además, la supuesta “Especificidad” de las pruebas de esprints repetidos (que parecerían replicar lo que sucede durante un partido de fútbol ha sido puesta en entredicho (Buchheit et al., 2010b; Di Salvo et al., 2007)

Recapitulando, los factores que consideraríamos a la hora de evaluar la resistencia en el fútbol serían los siguiente:

  • Evaluar la capacidad de realizar actividades intermitentes a alta intensidad a través de la prueba 30-15 IFT(Buchheit, 2008)
  • Evaluación de la velocidad aeróbica máxima, o estimación de esta mediante un test de campo incrementar a través delTest Course Navette.
  • Evaluación de la velocidad de sprint máxima, mediante la prueba de Velocidad sobre 20 Mts

Si aplicamos está propuesta de evaluación de la resistencia en el fútbol, podremos acceder a la siguiente información:

Evaluación de la condición física (resistencia) general:

La velocidad final alcanzada en la prueba 30-15 IFT está determinada por la interacción simultanea entre capacidad aeróbica, capacidad/potencia anaeróbica, habilidad para cambiar de dirección, capacidad de aceleración y desaceleración y por supuesto la capacidad de recuperarse entre esfuerzos.

Prescripción individualizada del entrenamiento intermitente:

A diferencia de los protocolos de prueba intermitentes utilizados en la actualidad, en este sentido se incluye el Yo-Yo Test, el Test 30-15 IFT ha sido validado como una herramienta que permite individualizar el entrenamiento intermitente (Buchheit, 2008)

Identificar puntos fuertes y débiles de cada jugador:

La prueba 30-15 IFT alcanza una velocidad que está entre 2 y 5 km/h mayor que las velocidades alcanzadas en los test continuos utilizados para obtener la velocidad aeróbica máxima, comparando la velocidad final alcanzada en el 30-15 IFT, la velocidad aeróbica máxima (Test Course Navette) y la velocidad de sprint máxima se pueden obtener datos importantes sobre el perfil de resistencia de cada jugador como, por ejemplo:

Capacidad de Recuperación Inter-Esfuerzo:

La diferencia entre la velocidad alcanzada en la prueba 30-15 IFT y la velocidad aeróbica máxima obtenida en un test continuo, incremental también realizado en forma de ida y vuelta con cambios de dirección (Test Course Navette), permitirá la evaluación de la capacidad de recuperación inter-esfuerzos. Sintéticamente, a mayor diferencia entre las dos velocidades (las obtenidas en la prueba 30-15 IFT y la velocidad aeróbica máxima obtenida a través del Test de Course Navette), mejor sería la capacidad de recuperación.

Velocidad Anaeróbica de Reserva:

La diferencia entre la velocidad de sprint máxima (Prueba de Velocidad sobre 20 mts) y la velocidad aeróbica máxima (Test de Course Navette) es lo que denominamos velocidad anaeróbica de reserva, esto es la “reserva”de velocidad que el jugador posee una vez alcanzada la velocidad aeróbica máxima (Bundle et al., 2003; Mendez-Villanueva et al., 2008). Aunque es una cualidad de cuyo conocimiento no es excautivo, parece que la misma depende de las cualidades de velocidad así como de la capacidad anaeróbica del jugador. A mayor diferencia entre la velocidad de sprint máxima y la velocidad aeróbica máxima, mayor velocidad anaeróbica de reserva, y esto indicaría un perfil más anaeróbico del jugador.

Como podemos interpretar, teniendo en conocimiento de estos datos permitirá al preparado físico o readaptador, una prescripción del entrenamiento individual más especifica que la mera utilización de una prueba intermitente aislada.

Bibliografía:

Méndez-Villanueva. (2011). Entrenamiento de la Resistencia en Deportes de Dinámica Intermitente. G-SE, Curso a Distancia de Entrenamiento en Deportes Acíclicos, 16.

RECALENTAMIENTO EN EL DESCANSO EN FÚTBOL: ESTRATEGIAS Y APLICACIONES.

en PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO
re-calentamiento en el descanso de fútbol. Estrategias para su uso

Introducción 

En los deportes de equipo, la habilidad de ejecutar tareas, mientras se mantienen esfuerzos de alta intensidad en clave para el rendimiento en estas modalidades. Se ha visto que estas actividades de alta intensidad disminuyen en la primera parte de la segunda mitad, aproximadamente un 10%. También se ha visto un aumento significativo en el riesgo de lesiones musculares ( lesiones sin contacto) durante la parte inicial de la segunda mitad. Una obviedad de la estrategia de re-calentamiento o una mala práctica en este re-calentamiento provocará una disminución de rendimiento en la primera parte del segundo tiempo. 

Warm up ( calentamiento )

Existe una clara evidencia en cuanto al calentamiento más óptimo en fútbol. Ya hemos tratado en nuestro canal de instagram este tema y hemos propuesto ejercicios de calentamiento . ( Si quieres ver la infografía entra aquí ) En resumen, se ha visto que las rutinas pre-partido pueden incrementar el rendimiento en actividades de alta intensidad de corta duración. Se cree que esta mejora es debido al incremento de la eficiencia neuromuscular mejorando los ratios del desarrollo de la fuerza y el aumento de la temperatura corporal que provocará un aumento de flujo sanguíneo y una optimización de le respuesta metabólica.

Algunos estudios de la literatura mostraron que un peor rendimiento en el sprint, el salto y prueba de agilidad después de un calentamiento estándar (23 minutos) que cuando usaron otras estrategias, como juegos reducidos de 12 minutos, prensa de piernas de 5RM o sentadillas durante 8 minutos. Se puede concluir que realizar una rutina de calentamiento entre 10 y 15 minutos más corta proporciona los mismos o más beneficios que una rutina más larga, evitando el aumento de la fatiga y dejando más tiempo libre para otras intervenciones. Además completar algunas tareas de sprint al final del calentamiento condujo a una mejora del 2-3% en el rendimiento del sprint. (5)

Línea temporal entre el calentamiento inicial y el comienzo  del partido. 

Los protocolos oficiales previos al partido permiten a los jugadores regresar al vestuario después del calentamiento. Durante este período tradicionalmente incluyen inquietudes médicas, hidratación y comentarios del entrenador. En las competiciones internacionales (por ejemplo, la Liga de Champions), la presentación de los equipos y los himnos oficiales implican que los jugadores pueden descansar pasivamente durante aproximadamente 15 minutos antes del partido. Como resultado, los efectos a corto plazo del calentamiento que dependen en gran medida de las alteraciones en la temperatura muscular pueden perderse. Muchos equipos de élite utilizan chaquetas durante este periodo para intentar preservar la temperatura corporal. 

Un estudio encontró que realizar cierto tipo de ejercicios entre el calentamiento y el comienzo del partido podría ser una estrategia útil para aumentar el rendimiento motor. Los ejercicios pliométricos y cambios repetidos de dirección son eficientes para atenuar las pérdidas en la potencia de salida durante las actividades de salto vertical y de velocidad. Además esta  estrategia se puede aplicar con facilidad en este periodo.  (3) 

re-calentamiento en fútbol. Estrategias y claves de su uso.
Atlético de Madrid utilizando chaquetas durante el himno de Champions.

Re- warm up ( re- calentamiento ) 

Tradicionalmente en los descansos de los partidos, el entrenador corrige consignas tácticas, y los jugadores aprovechas para reabastecer sus depósitos de energía e hidratarse. El descanso pasivo parece afectar el rendimiento del sprint y el salto durante la fase inicial de la segunda mitad, mientras que el R-WU atenúa efectivamente dichos deterioros. ( 3 ) Pese a estos resultados, el staff se sigue olvidando de re-acondicionar a sus jugadores para la competición ( segunda mitad ) como lo hacen durante el calentamiento previo a la primera mitad. 

Ya depende de la motivación del entrenador, del contexto del partido, del desgaste físico, de las condiciones ambientales, del tiempo disponible etc… implementar o no, una estrategia de re-calentamiento. Son el entrenador y el staff los que tienen que decidir que es lo que le conviene al equipo al descanso. Si gastar los 15 minutos que tienen en el vesturario en una charla motivadora, en sesiones de fisioterapia, estar callados y reflexionando o salir a re-calentar para salir activados en la segunda mitad. 

La inclusión de juegos reducidos (SSG) también puede ser una estrategia efectiva de RW ( re- calentamiento ).  Investigaciones anteriores han observado que puede mejorar el rendimiento físico agudo. El estudio de Zois et al (2013 ) analizó que pasaba en dos tipos de calentamiento. Uno de ellos con un Press de piernas a 5 RM ( repeticiones máximas) y otro con juegos reducidos. Se vió que el Press de piernas mejoraba el rendimiento físico en la segunda mitad ( mejora en el rendimiento en CMJ y en tareas intermitentes ) mientras que un recalentamiento con juegos reducidos mejoraba habilidades específicas del fútbol ( capacidad de pase ) en comparación con un descanso pasivo. (1)

En otros estudios, se ha demostrado que un recalentamiento  de corta duración en el descanso con una duración de 7 minutos de ejercicio de intensidad moderada atenúa las pérdidas en la temperatura central y muscular. Además se ha visto que evita reducciones en rendimiento del sprint y prueba  Yo-Yo inmediatamente después del descanso. (2)

Además se ha visto que un RW de duración muy corta (es decir, 3 minutos) y baja intensidad (30% de VO2max) aumentó el rendimiento del sprint de ciclismo intermitente durante los 10 minutos siguientes en comparación con descanso pasivo. (2) 

A nivel de implicación práctica para los jugadores y entrenadores sería la de que un re-calentamiento en bicicleta a baja intensidad mientras se escucha la charla táctica del mister evitaría tener que escoger entre una y otra opción.  Además psicologicamente para los jugadores no sería agresivo, ya que el jugador busca calmarse y no tener la sensación de seguir gastando energía. A nivel fisiológico, a esa intensidad de ejecución y durante 7 minutos el jugador no depleciaría más los depósitos de carbohidrato tan necesitados para el rendimiento en ejercicios intermitentes de alta intensidad como el fútbol. 

Otro estudio encontró que con un recalentamiento de 3 min de duración  (4,7%) como otro de 7 min (4,1%) se incrementaba el rendimiento en el sprint intermitente los 50 minutos posteriores al recalentamiento. Además el recalentamiento de 3 minutos tiene una influencia igualmente positiva en el rendimiento del sprint intermitente durante los 10 minutos posteriores al medio tiempo en comparación con el de 7 minutos. ( 4 )

Conclusiones 

  • Realizar un calentamiento más corto sera igual o mayor de efectivo que un calentamiento largo. 
  • Tendremos más tiempo de preparar la charla táctica y por tanto de realizar un calentamiento de activación entre el calentamiento inicial y el comienzo del encuentro. 
  • Implementar un re-calentamiento de 3 minutos de duración antes de la segunda mitad puede elevar el rendimiento en los primeros minutos de esta. 
  • El recalentamiento no se suele implementar por la poca motivación del entrenador y de los jugadores y darle menos prioridad que al apartado táctico y/o psicológico, pero puede ser dependiendo del contexto del partido una estrategia para optimizar el rendimiento del equipo en la segunda mitad

Bibliografía: 

  1. Zois J, Bishop D, Fairweather I, Ball K, Aughey RJ, Science E, et al. High-Intensity Re-Warm-Ups Enhance Soccer Performance. 2013;800–5. 
  2. Yanaoka T, Hamada Y, Kashiwabara K, Kurata K, Yamamoto R, Miyashita M, et al. Very-Short-Duration, Low-Intensity Half-Time Re–warm up Increases Subsequent Intermittent Sprint Performance. J Strength Cond Res [Internet]. 2018;32(11).
  3. Abade E, Sampaio J, Gonc B, Baptista J, Alves A. Effects of different re-warm up activities in football players ’ performance. 2017;1–13. 
  4. Yanaoka T, Kashiwabara K, Masuda Y, Yamagami J, Kurata K. The Effect of Half-time Re-Warm up Duration on Intermittent Sprint Performance. 2018;(May):269–78. 
  5. Miguel L, Henrique S, Neiva P, Marques MC, Izquierdo M. Effects of Warm ‑ Up , Post ‑ Warm ‑ Up , and Re ‑ Warm ‑ Up Strategies on Explosive Efforts in Team Sports : A Systematic Review. Sport Med [Internet]. 2018;48(10):2291–305. Available from: https://doi.org/10.1007/s40279-018-0958-5

Nuevas formas de entrenamiento de fuerza en fútbol: la estructura condicional de Paco Seirul-lo y Julio Tous

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO
formas de trabajar la fuerza en futbol

El entrenamiento de la fuerza en el fútbol y demás deportes colectivos está sufriendo una revolución importante en los últimos años hacia un nuevo paradigma de la mano de sus dos máximos exponentes: Julio Tous y Paco Seirulo . Atrás se queda ya la perspectiva tradicional que propone al músculo como foco del entrenamiento de fuerza. 

La nueva perspectiva propone un entrenamiento en base al movimiento. Quizás la ciencia no respalda todavía muchas de las situaciones que observamos en el día a día, pero eso no significa que el paradigma vaya desencaminado. Ya que en una sociedad de constante cambio e incertidumbre, la evidencia científica no sigue el ritmo de la experiencia y el aprendizaje. 

Resistencia acomodada vs % 1 RM

Para permitir al jugador expresar los movimientos tal y como el los entiende es necesario que las resistencias que se impongan a dichos movimientos sean acomodadas. Se puede realizar cada repetición y sus fases de manera diferente. Se tiene que abandonar el concepto de 1RM ( repetición máxima ) como forma de estructurar el entrenamiento. 

Eventos estocásticos e inesperados vs tiempos de trabajo y pausa preestablecidos. 

La variabilidad de un deporte como el futbol hace imposible predecir los eventos que van a tener lugar. El trabajo de mecanismos de feedforward, es decir, anticipación por disposición tienen mayor sentido en un deporte con situaciones inesperadas ( un apoyo, un aterrizaje, un golpeo etc..)  La falta de activación y predisposición ante estos sucesos aumentará el riesgo de lesión y reducirá el rendimiento en dicha acción. 

Entrenar los cambios de dirección inesperados, las desaceleraciones, las secuencias de parada más salto etc..  harán posible que el futbolista tenga el mecanismo de retroalimentación mejor predispuesto a resolver estas acciones inesperadas. 

Agrupaciones ( clústers ) o bloques de trabajo sucesivos con recuperación mínima (RPA) vs repeticiones y series convencionales. 

El 3X10 también esta perdiendo fuerza en el panorama actual. Ya que este tipo de series incluyen una gran cantidad de entrenamiento vacío sin calidad. Pues se pierde demasiada potencia en la acumulación de series y en su consecuente fatiga. Julio Tous y Gerard Moras han propuesto la idea clusters ( series de 5-7 repeticiones sin descanso ) sin que haya merma en la potencia de ejecución. 

Alternancia y concatenación de movimientos vs práctica monótona. 

En los deportes colectivos, como el fútbol, es difícil encontrar movimientos cíclicos con el futbol. Sin embargo, todavía el entrenamiento sigue encasillado en repetir una y otra vez el mismo movimiento para la búsqueda de eficacia. Se ha demostradro, por ejemplo que la alternancia entre 3 tareas de manera aleatoria producía un citado mayor efecto respecto a la opción de repetir siempre la misma tarea hasta completar la serie. 

Además la alternancia de movimientos y tareas favorece la localización y la atención sobre ellas, al evitar la perdida de motivación. Además de favorecer la retención del aprendizaje. 

Fluctuaciones y perturbaciones vs automatismos

Los movimientos de los futbolistas no deberían de seguir un patrón deterministico, si no que deberían de ser estocásticos, es decir, impredecibles. 

Actualmente pocas perturbaciones se producen durante el entreno, salvo las luchas de hombros antes de salidas de velocidad. Este concepto se propone como novedoso, pero si reflexionamos un poco sobre la naturaleza del fútbol, en el que existen continuamente perturbaciones ( choques, desequilibrios, resbalones etc… ) entraría en un entrenamiento con sentido común. 

Se ha visto que añadir este elemento en el entrenamiento durante cambios de dirección, aterrizajes etc… mejora el control motor ante sucesos estocásticos y por tanto se produce una optimizaron del entrenamiento y una mayor prevención de lesiones. 

Se ha incorporado este concepto de perturbación sobre plataforma vibratoria y los resultados han sido positivos. 

Movimientos con predominio unilateral vs bilateral. 

En el entrenamiento de fuerza todavía influye la halterofilia y sus ejercicios predominantemente bilaterales. Si analizamos, sin mucha atención, el fútbol es un deporte donde predominan los movimientos unilaterales. Parece paradójico que todavía hoy en día se trabaje la fuerza en fútbol de manera bilateral. 

Los ejercicios unilaterales tienen un mayor potencial de transferencia a los cambios de dirección, o al menos son capaces de inducir mejoras más robustas. 

Sobrecarga excéntrica ( fase de desaceleración ) vs énfasis concéntrico ( fase de aceleración ) 

Ya hemos hablado sobre la sobrecarga excéntrica y como entrenarla largo y tendido en este artículo. Parece claro que este tipo de entrenamiento es clave, ya que las desaceleraciones máximas son claves en los deportes de equipo y concretamente en el fútbol.

Se ha observado que en el fútbol de élite  el numero de desaceleraciones (24 y 19 en la 1 y 2 parte respectivamente)  es superior al de aceleraciones ( 14 vs 12 en la 1 y 2 mitad ). Además el rendimiento en los cambios de dirección depende ademas de la estabilidad de la fuerza de frenado. Es ahí donde un entrenamiento de sobrecarga excéntrica puede mejorar estas habilidades. 

Eficacia y eficiencia vs velocidad y potencia

Se ha visto que en los movimientos vale más la eficacia que la velocidad en si. 

Los cambios de dirección (COD) en el fútbol son determinantes en el rendimiento en fútbol. Se ha visto que los jugadores más rápidos realizan una mayor preactivación de los apoyos en los COD. Es decir, un control motor más eficaz. 

Otro ejemplo de eficacia en los COD es que los jugadores que realizaban un apoyo más cercano a la linea media y tenían una mayor estabilidad y menor fuerza rotacional tenían menor carga en la rodilla, es decir, menor riesgo lesional en esta articulación. 

Torsiones y movimientos 3D vs predominancia monoaural (vertical) 

Otra de las herencias de la halterofilia es la predominancia de movimientos en el eje vertical cuando lo normal en el fútbol es que sean tridimensionales. 

Las torsiones y movimientos en diferentes ejes conllevan un riesgo lesivo importante. De ahí que el trabajo compensatorio y preventivo sea de vital importancia en un equipo de fútbol. Poca importancia se le da al readaptador físico hoy en día, cuando debería de ser una figura clave ( como todos los demás profesionales interactuando y creando sinergias ) dentro del staff. 

En resumen

En definitiva, este nuevo paradigma engloba nuevos aspectos de la fuerza buscando la máxima transferencia a la práctica. Si quieres conocer de primera mano este nuevo paradigma llevado al entrenamiento práctico y al día a día te dejamos este articulo de como entrenar la fuerza con algunos de los métodos de los que hemos hablado aquí

FUENTE:

Extraído y adaptado de⬇️

El entrenamiento en los deportes de equipo

Hidratación en el fútbol

en NUTRICIÓN DEPORTIVA/RENDIMIENTO
hidratación en fútbol

La hidratación en el futbolista es un aspecto importante del rendimiento, ya que con un mal hábito de hidratación, este puede verse comprometido. El ejercicio de alta intensidad característico del fútbol provoca unos indices de sudoración altos en el jugador. Además existen factores externos como los ambientales que influyen en incrementar esta sudoración, entre los que destacan la temperatura y la humedad. (artículo).

En general en los deportes de equipo y en concreto en el fútbol, se produce una deshidratación del 1-2% (la deshidratación del 2% se define como un déficit de agua equivalente al 2% de la masa corporal). Se ha demostrado que una deshidratación de > 2% de déficit de masa corporal perjudica el rendimiento específico del fútbol, ​​incluidas las carreras intermitentes de alta intensidad tan determinantes en fútbol, además de un pobre rendimiento cognitivo que puede afectar a la toma de decisiones. (artículo)

La deshidratación genera ciertos efectos a nivel fisiológico que contribuyen a la disminución del rendimiento del ejercicio aeróbico. Estos incluyen un aumento de la temperatura corporal, aumento de la tensión cardiovascular, aumento de la utilización de glucógeno, alteración de los estados de ánimo, alteración de la función y función del sistema nervioso central alterada.

En este artículo analizaremos que estrategias se pueden utilizar para asegurarnos que nuestros futbolistas están correctamente hidratados y por tanto asegurarnos que esta parte en la interacción compleja de los múltiples elementos que intervienen en el rendimiento esta subsanada. 

Un estudio realizado por Maughan et al (2004) encontró altos niveles de osmolalidad en la orina en algunos jugadores, lo que sugiere que comenzaron las sesiones de entrenamiento y competición ya en estado de hipohidratación. En muchas ocasiones se produce cierta obsesión en el momento concreto y durante el partido con la hidratación, sin darnos cuenta de que durante ese periodo la ingesta de líquido esta limitada por el contexto de llegada al campo, calentamiento y competición.  por lo que es de gran importancia para los jugadores asegurarse de que están completamente hidratados ya en el momento de cambiarse en el vestuario. Es decir, las horas antes son determinantes para asegurar una buena hidratación.  Un indicador usualmente empleo y de fácil utilización para conocer el estado de hidratación puede ser la tabla de colores de la orina.  ( Figura 1)

Además del agua, Tenemos que tener en cuenta que se pierden a través del sudor electrolitos, particularmente el sodio, y  el cloruro en cantidades más pequeñas. Los otros electrolitos presentes (por ejemplo, potasio, calcio, magnesio) están en concentraciones mucho más bajas. 

Hidratación en el futbol. Color de la orina como indicador del estado de hidratación
Figura 1. Color de la orina como indicador del estado de hidratación

Recomendación de hidratación diaria. 

En términos de recomendaciones para adultos que que realizan una actividad física modesta, las necesidades diarias de agua son de 2 a 2.5 litros a aproximadamente, mientras que los adultos más activos que viven en un ambiente cálido pueden tener necesidades diarias de agua. alrededor de 6 litro. Por lo tanto, es cierto que la actividad física conlleva un aumento de las necesidades de agua. 

Pre- entreno/ partido 

Antes del ejercicio, el objetivo es comenzar la actividad física en un estado de euhidratación ( bien hidratado )  y con niveles normales de electrolitos en plasma. El programa de prehidratación ayudará a garantizar que cualquier déficit tanto de líquido como de electrolitos. Cuando se hidrata antes de hacer ejercicio, la persona debe beber líquidos lentamente (por ejemplo, ~ 5–7 mililitros por kilogramo de peso corporal) al menos 4 h antes de la tarea de ejercicio. Es decir un sujeto de 70 kg de peso debe ingerir entre 350 a 500 ml de líquido en las 4 horas previas en pequeños sorbos. 

Si la orina es oscura o altamente concentrada, se debe beber más lentamente otros 3-5 ml por kilogramos de peso aproximadamente 2 h antes del partido. Se recomienda otro pequeño bonus al final del calentamiento para reponer las pérdidas de sudor durante este período. 

A nivel electrolítico se recomenda una bebida con sodio con concentraciones de 20–50 mEq·L−1 o pequeñas cantidades de sal en las comidas previas al encuentro. 

Durante el entreno/ partido

La cantidad y la tasa de reemplazo de líquidos dependen de la tasa de sudoración individual, la duración del ejercicio y las oportunidades para beber, ya que en los partidos no existen muchos parones en el juego. Los jugadores deben beber periódicamente según lo permitan las oportunidades antes de llegar a nivel altos de dehidratación. 

Los jugadores debería de analizar sus cambios de peso corporal durante el entrenamiento / competición para estimar la pérdida de líquido por el sudor. Esto permite desarrollar programas personalizados de reemplazo de fluidos para las necesidades particulares de cada persona. 

Durante el descanso es el momento ideal para aplicar esta estratégia con el pesado rápido en una bascula situada en el vestuario y aplicar las medidas de hidratación individualizadas. 

Después del entrenamiento / partido

Después del ejercicio, el objetivo es reemplazar completamente cualquier déficit de líquidos y electrolitos. Si los jugadores han acumulado un déficit de hidratación y se ve reflejado en la masa corporal, deben tratar de reemplazar completamente las pérdidas de líquidos y electrolitos antes del inicio de la próxima sesión de entrenamiento o partido. Se recomienda beber ~ 1.5 L de líquido por cada 1 kg de déficit de peso corporal. ( Esta es una de las estrategias de recuperación después de un partido pero si quieres ver más entra aquí )Cuando sea posible, los líquidos deben consumirse lentamente en lugar de ingerirse en grandes sorbos rápidamente con el fin de maximizar la retención de líquidos.

Bibliografia 

  1. 1. Nuccio RP. Fluid Balance in Team Sport Athletes and the Effect of Hypohydration on Cognitive , Technical , and Physical Performance. Sport Med. 2017;47(10):1951–82. 
  2. Maughan R.J., Merson S.J., Broad N.P., Shirreffs S.M. Fluid and electrolyte intake and loss in elite soccer players during training. Int. J. Sport Nutr. Exerc. Metab. 2004;14:333–346. doi: 10.1123/ijsnem.14.3.333.
  3. Oliveira C, Ferreira D, Caetano C, Granja D, Pinto R, Mendes B, et al. Nutrition and Supplementation in Soccer [Internet]. Vol. 5, Sports. 2017. 28 p. Available from: http://www.mdpi.com/2075-4663/5/2/28
  4. Kiitam U, Voitkevica L, Timpmann S, Pontaga I, Ereline J. Pre-Practice Hydration Status in Soccer ( Football ) Players in a Cool Environment. :1–10. 

Entrenamiento de fútbol ¿Como hacer una sesión?

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/RENDIMIENTO/TÁCTICA
entrenamiento de fútbol

La sesión de entrenamiento de fútbol es la unidad básica con la que moldearemos a nuestro equipo en todos los aspectos. 

Por eso es de vital importancia que dominemos todas las partes de las que se compone el  entrenamiento de fútbol,  ya que será la pieza fundamental para progresar semanalmente y para poder encuadrar todos los contenidos que tenemos programados. 

La sesión de entrenamiento supone el contacto con el futbolista. Es la hora y el día en el que interactuamos para poder producir un cambio en nuestros jugadores y conseguir  mejoras  o corregir errores de cara a los próximo partidos. 

En este articulo estableceremos diferentes apartados que debe contener una sesión de entrenamiento de fútbol, donde iremos encuadrando todos los contenidos. 

Bloques de trabajo

La duración estará pensada para 1 hora y 30 minutos de duración, ya que creemos que es el tiempo óptimo con el que los jugadores pueden sacar el máximo provecho. Pasarse de este tiempo producirá fatiga extra y puede acarrear lesiones a largo plazo.

Bloque I – Calentamiento- activación 

La parte de calentamiento va más haya de dar unas vueltas al campo corriendo y de hacer algunos  ejercicios de calentamiento. 

El calentamiento supone una parte fundamental en la que debemos preparar al futbolista para el trabajo que realizaremos posteriormente. Para eso debemos tener claro los objetivos que trabajaremos en la sesión previamente, para poder encarrillar el calentamiento hacia ese objetivo, de manera que se faciliten las tareas y la compresión de estas, que se trabajarán  en la parte central. 

Además servirá para desinhibir al jugador haciendo que este entre receptivo a la sesión. 

De este modo podemos dividir la sesión de entrenamiento en dos bloques: 

Bloque 1.1– Activación

En este apartado incluiremos todos los componente enfocados a la prevención de lesiones, así como también la activación mental y física del jugador. 

La parte física deberá estar compuesta por ejercicios destinados a la prevención de lesiones, con ejercicios de movilidad dinámica, activación de core y control y calidad del movimiento. 

En la parte de activación mental incluiremos tareas como juegos cognitivos en la que incluiremos trabajo afectivo emocional, en el que los jugadores se relacionen e interactúen entre ellos, compitiendo o colaborando. 

Bloque 1.2. – Calentamiento táctico 

En este bloque la idea será introducir una tarea facilitadora del bloque que vendrá a continuación (trabajo táctico). En este bloque incluiremos únicamente el concepto básico, incluyendo 1 o 2 tareas en las que se trabaje este concepto general.

Por ejemplo puede ser la introducción del concepto de tercer hombreo un trabajo especifico de salida de balón desde la defensa. Trabajaremos con una tarea reducida y enfocada en este objetivo para que la explicación del bloque siguiente nos resulte mucho más fácil.

Bloque II- Táctico

El orden el bloque táctico varia dentro de la sesión en función del objetivo del entrenador y del momento de la temporada. 

Si queremos que nuestro jugadores se encuentren frescos mentalmente y que la tarea sea ejecutada de manera correcta, así  como su asimilación sea rápida o el concepto sea totalmente nuevo, lo ideal será instruir este bloque después del calentamiento. 

Sin embargo si el objetivo es corregir errores producidos en un partido, y este error por ejemplo se produce habitualmente al final del partido, lo ideal será trabajar este bloque táctico tras realizar un trabajo condicional previo, en el que se provoque la fatiga, simulando la competición. 

Como decimos todo dependerá el objetivo deseado. 

Como norma general, y dependiendo del nivel del equipo, este apartado tendrá una duración de entre 15-20 minutos , ya que cognitivamente varios parece ser el tiempo de atención máximo que una persona puede mantener. Por lo que si que queremos es mantener la atención plena en la tarea para que nuestro jugadores asimilen un nuevo concepto, lo ideal será no sobrepasar este tiempo o si la tarea es más larga realizarla con períodos de 15 minutos con 5 de descanso. 

En este bloque incluiremos todos los conceptos tácticos que queremos trabajar en nuestro equipo, y debemos tener en cuenta el día de la semana, teniendo en cuenta la intensidad de las tareas y su relación con la competición (ver artículo sobre intensidad táctica en el que explicamos como medir las tareas). 

En función de si es lunes o miércoles, la capacidad de respuesta será peor o mejor en el jugador, por lo que será conveniente tener esto en cuenta para programar la enseñanza de conceptos.

Bloque III- trabajo condicional

En este penúltimo cajón, incluiremos los trabajos que tengan como objetivo mejorar la condición física. 

Este tipo de trabajo pueden hacerse de manera analítica o a través de tareas integradas como juegos reducidos (aquí puedes ver un articulo completo sobre ellos). 

Las tareas analíticas pueden ser correr, circuito de fuerza, saltos o combinados con ejercicios de balón. Las áreas integradas serán aquellas destinadas a mejorar las capacidades físicas a través de acciones propias del juego. 

En función del momento de la temporada (pretemporada o fin de temporada) así como el día de la semana (más o menos cerca de los días de partido) debemos incluir unas u otras tareas. 

Como comentamos anteriormente, este bloque podrá incluirse antes o después del bloque táctico, en función del objetivo buscado y deseado por el entrenador. 

Bloque IV- Integración 

Este ultimo bloque del entrenamiento de fútbol, buscaremos integrar todas las acciones trabajadas en el entrenamiento. Generalmente en este apartado puede ser la inclusión  de un partidillo reducido donde se intente trabajar conceptos previos o se deje libertad para trabajar al equipo. 

Bloque bonus

Con una duración entre 5-10 minutos buscaremos una vuelta a la calma fisiológica  por un lado, y por otro intentaremos buscar una comunicación con nuestro equipo con la idea de resolver dudas, corregir errores de la sesión o simplemente hablar en un ambiente distendido. 

La sesión de entrenamiento en fútbol es un arma que todo entrenador debe dominar y desarrollar con la práctica, por lo que la estructuración de esta debe hacerse con criterio.

DISECCIONANDO LA FISIOLOGÍA EN EL FÚTBOL

en RENDIMIENTO
físiología en el fútbol

Hoy en dia una correcta compresión holistica de lo que el futbolista necesita, significa una gran diferencia en el rendimiento partido a partido y del colectivo al final de temporada. En este post analizaremos lo que concierne a la fisiología del futbolista en el partido y propondremos que profesionales podrían realizar una interveción en las diferentes áreas menos explotadas por los clubes. 

Las distancias cubiertas en el nivel superior son del orden de 10 a 12 km para los jugadores de campo y aproximadamente 4 km para el portero reduciendose la distancia cubierta total entre un 5 a 10% en la segunda mitad en comparación con la primera. Lo cual significa un bajón y/o colapso energético provocado por la utilización mayoritaria de sistemas energéticos glutoliticos ( uso predominante de glucógeno para la obtención de ATP ) 

En el contexto del juego, cada jugador realiza unas 1000–1400 actividades principalmente cortas que cambian cada 4–6 segundos. Las actividades realizadas son: 10-20 sprints de alta intensidad ; unos 15 tackles; 10 cabezazos ; 50 participaciones con el balón; unos 30 pases, así como cambios de ritmo y posiciones estáticas de grandes contracciones enérgicas para mantener el equilibrio y el control del balón contra la presión defensiva. 

Se ha visto que los  defensas laterales aceleraron el doble de veces que los defensores centrales, mientras que los centrocampistas y los atacantes tuvieron una mayor actividad en carrera que los defensores centrales (1,6–1,7 veces más). Por tanto, el entrenamiento de fuerza y la preparación física, hoy por hoy, no debería ser igual entre todos los jugadores de un equipo, y seria un avance empezar a preparar a los jugadores mediante una individualización por puestos específicos e incluso siguiendo las características de cada jugador según sus datos estadísticos recogidos en los entrenamientos. 

Se ha observado una relación significativa entre 1RM ( repetición máxima ) y la velocidad de aceleración en el movimiento. Esta relación de rendimiento de fuerza / potencia máxima es compatible con los resultados de las pruebas de salto así como con los resultados de sprint de 30 metros. Un programa de fuerza que aumente la contracción muscular en los músculos o grupos musculares apropiados puede mejorar la aceleración y la velocidad y por tanto, habilidades críticas para el fútbol, ​​como girar, esprintar y cambiar el ritmo.

Además se ha visto que los programas de fuerza tienen un potencial de reducción de lesiones en el equipo en un 50% con respecto a no implementar dichos programas, por lo que un readaptador físico en el equipo se antoja clave e igual de importante como otras posiciones arraigadas desde hace tiempo en los clubs como fisioterapeutas, preparadores físicos o segundos entrenadores.  También se ha visto que entrenamientos que mejoren de economía de carrera podrían aumentar la distancia de juego en aproximadamente 1000 m. ( aunque es una consideración teórica ). Poseer un graduado en ciencias de la actividad fisica y el deporte que entienda de Kinesiología ( ciencia que estudia el movimiento) y anatomía funcional seria un detalle importante a tener en cuenta por el club

Volviendo a la disección de la fisiología en el juego, el fútbol depende principalmente del metabolismo aeróbico debido a la duración de 90 minutos de encuentro. La intensidad promedio del ejercicio es del 85% de la FCmax ( frecuencia cardiaca máxima ) , esta corresponderá a aproximadamente el 75% de la V ̇O2max ( volumen de oxigeno máximo ). Se ha visto que el jugador elite estándar posee un VO2 max entre  60 y 70  mL / kg / min. 

Para un jugador promedio de 75 kg, esto corresponde a 1519, 1645 y 1772 kcal gastadas durante un juego (1L de oxígeno / min corresponde a 5 kcal) asumiendo valores de 60, 65 y 70 mL / kg / min en VO2max, respectivamente.

Aunque el metabolismo aeróbico domina la distribución de energía durante un juego de fútbol, las acciones más decisivas se cubren mediante el metabolismo anaeróbico. Para realizar sprints cortos, saltos, tackles y juegos de duelo, la liberación de energía anaeróbica es determinante con respecto a quién corre más rápido o salta más alto. 

A la hora de poder liberar esa energía anaeróbica el jugador utilizara predominantemente sus depósitos de carbohidrato y fosfocreatina muscular, por lo que una correcta nutrición y en concreto una correcta cantidad de carbohidrato para rellenar esos depósitos sera clave en el rendimiento de nuestros jugadores.  Si quieres saber más sobre la repleción de estos depósitos de carbohidrato te lo contamos aquí, aunque la incorporación de un asesor nutricional y un equipo de cocina que dirija las comidas en el día a día de los jugadores seria un acierto por parte de un club, todavía la nutrición hoy en día en el futbol no se valore como en otros deportes por parte del staff, la directiva y de los propios jugadores. 

En definitiva, el conocimiento de la fisiología en el futbol nos empodera para decidir mejor que tipo de estimulo aplicar al futbolista en un determinado contexto en un momento concreto en el tiempo. Con ello no solo mejoraremos su estado físico si no que traerá consigo asociadas mejoras en el rendimiento técnico- táctico del futbolista y del colectivo. En una época en el que el futbol es ultracompetitivo, el más pequeño detalle trae consigo grandes diferencias a final de temporada. 

Fuente:

Stolen, Tomas & Chamari, Karim & Castagna, Carlo & Wisløff, Ulrik. (2005). Physiology of Soccer. Sports medicine (Auckland, N.Z.). 35. 501-36. 10.2165/00007256-200535060-00004.

LA FUERZA EN FÚTBOL. ESTRATEGIAS PRÁCTICAS PARA EL ENTRENAMIENTO

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO/Sin categoría
fuerza en el fútbol

Matías Rodríguez

El entrenamiento de fuerza es una herramienta cada vez más y mejor utilizada en la preparación física de los equipos de fútbol. Son muchos los profesionales responsables de la preparación física que se encargan de proponer tareas de fuerza adecuadas a cada equipo de fútbol.

Tradicionalmente el trabajo de fuerza se basaba en conceptos tomados de la  halterofilia o el culturismo, tomando estos conceptos como dogma y como conceptos relacionados directamente con el fútbol. Con la llegada de nuevas corriente y nuevos estudios, se ha visto como la manifestación de la fuerza puede hacerse de diferentes maneras en el ser humano, ya que como explica el experto en fuerza Julio Tous, el ser humano es producto del movimiento y el movimiento se produce gracias a la fuerza.

De esta manera podemos considerar a la fuerza como la única cualidad básica a partir de la cual se manifiestan todas las demás.

Manifestaciones de la fuerza

Dentro de los deportes de equipo a los que pertenece el fútbol, la fuerza se puede manifestar de diversas maneras, y dependerá de:

–              El nivel de fuerza aplicado, es decir de cuanta fuerza aplico en una acción determinada.

–              Tiempo que tardo en alcanzar un determinado nivel de fuerza. En este caso hace referencia a la velocidad, y por tanto a la potencia. Mayor aplicación de fuerza en menor tiempo resultará en mayor potencia.

–              Tiempo que soy capaz de mantener la fuerza aplicada. El tiempo que un jugador es capaz de aplicar una fuerza determinada el tipo de capacidad que esta utilizando. Un ejemplo claro es la aplicación de fuerza de forma prolongada de manera submáxima, dando como resultada la resistencia.

Centrándonos en el fútbol, la mayoría de las acciones se realizan aplicando fuerza y velocidad submáximas donde la precisión y la decisión adquieren un papel fundamental.

Dentro de las acciones propias de fútbol, en la mayoría de los casos no se  tendrá que aplicar fuerza máxima, ya que en algunos casos no dispondrá del tiempo necesario (la mayoría de las acciones ocurren en menos de 300 ms) o en otros no será necesario llegar a niveles máximos para realizar una acción con éxito.

El trabajo de fuerza en el entrenamiento de fútbol 

A la hora de plantear entrenamientos destinados a la fuerza, será necesario plantearnos en que nivel nos encontramos. A nivel general podemos definir algunos aspectos y diferentes tipos de manifestaciones de la  fuerza a tener en cuenta a la hora de proponer tareas.

Para esta proposición, comenzaremos a plantear las tareas más fáciles y con menos intensidad para ir creciendo poco a poco dentro del entrenamiento.

Las tareas y el tipo de entrenamiento que planteamos a continuación son de fácil implantación dentro del entrenamiento y muchas veces pueden y deberían ocupar un sitio dentro del período de calentamiento.

1-        Entrenamiento compensatorio

Los deportes asimétricos, así como los cambios de dirección, saltos, golpeos y regates, provocan daños estructurales tras muchos años de entrenamiento, en la salud articular sobre todo.

La aparición de lesiones por acciones especificas del deporte, así como por sobreusos pueden y deben ser prevenidas con estrategias dentro del entrenamiento.

El entrenamiento de fuerza compensatorio son todas aquellas tareas de fuerza destinadas a buscar la activación y compensar el cuerpo para evitar desequilibrios  y descompensaciones producidas por el deporte.

En el fútbol, la falta de control neuromuscular en el core (zona central de cuerpo) así como en las caderas (glúteo medio y mayor) son uno de los factores principales a la hora de producir descompensaciones. Esta falta de control neuromuscular, así como la falta de movilidad y rango de movimiento en músculos como recto femoral o tensor de la fascia lata pueden contribuir a lesiones en la ingle y en las rodillas.

A continuación se proponen algunas estrategias para prevenir estas descompensaciones.

fuerza en futbol gluteo
fuerza en futbol core
fuerza en futbol core

2-        Entrenamiento de fuerza Unilateral

La mayoría de los deportes, así como la vida diaria esta basada en movimiento unilaterales. De esta forma es necesario que los entrenamiento estén encaminados a trabajar de manera unilateral. (Boyle, M.2016).

Estos ejercicios unilaterales son una herramienta versátil para paliar los déficits que puedan existir entre una pierna y la otra, siendo además una manera interesante de mejorar la estabilidad y la fuerza. (Boyle, M.2016).

Además la carga que se aplica sobre la columna vertebral es mucho menor que en ejercicios clásicos como la sentadilla o el peso muerto, ya que al ejercer fuerza con una pierna se requiere menos carga, lo que sin duda contribuirá a una mejora de la salud de los jugadores.

El entrenamiento unilateral es esencial para la mejora de la velocidad y la prevención de lesiones, sobre todo al compensar los déficits que provocados por el propio deporte y la vida diaria. El fútbol contribuye a generar grandes déficits, sobre todo en las piernas de apoyo y en las piernas de golpeos, lo que tras años de práctica pueden llegar a producir compensaciones y lesiones musculares y articulares.

De esta manera el entrenamiento unilateral ayuda a detectar estos déficits, como a corregirlos, al poder prescribir un mayor trabajo sobre las piernas menos trabajadas por ejemplo.

Zancada posterior

fuerza unilateral futbol

Sentadilla Unilateral

fuerza unilateral futbol

3-        Entrenamiento excéntrico

El entrenamiento excéntrico (artículo completo aquí) es aquel en el cual se favorecen acciones de contracción excéntrica por parte del músculo, es decir buscando alagar del músculo en contra de un movimiento. Este tipo de movimiento se dan por ejemplo, en acciones  de frenado de un salto, en el cuádriceps, donde este músculos tiene que frenar la acción de recepción del salto. Otra acción característica se da al golpear un balón, donde los isquiotibiales deben frenar el avance hacia delante de la tibia.

El entrenamiento excéntrico ha sido ampliamente estudiado en los últimos años y es un método muy interesante para la prevención de lesiones en fútbol.

Julio Tous, experto en el entrenamiento de fuerza excéntrica, explica algunas características con respecto a esto:

Trabajo excéntrico

  • Se genera una mayor cantidad de tensión que el resto de acciones.
  • El reclutamiento de unidades motoras es menor.
  • El gasto energético es menor.
  • Requieren un control neuromuscular diferenciado.

Efectos positivos del entrenamiento

  • Previenen lesiones (estudios, estudio).
  • Recuperación de tendinitis (estudio).
  • Mayor hipertrofia en comparación con el trabajo concéntrico o isométrico (estudio).
  • Cambio en la relación tensión longitud que se justifica como respuesta protectora a consecuentes esfuerzos similares o superiores.

El trabajo de fuerza excéntrico puede realizarse de diferentes maneras, y en la actualidad existen numerosas empresas que fabrican maquinas específicas para trabajar esta fuerza, con poleas cónicas o maquinas yo-yo. Estas métodos no están disponibles para todo el mundo por su alto precio, pero no quiere decir que deportistas amateur no se puedan beneficiar del entrenamiento excéntrico. A continuación se proponen algunas estrategias más económicas para el trabajo de este tipo de fuerza fundamental dentro del fútbol.

Nordic Curl

El nordic curl se ha demostrado como uno de los ejercicios que mayor activa a los isquiotibiales de forma excéntrica, y parece ser un ejercicio clave en la prevención de lesiones en este músculo y de Ligamento Cruzado Anterior (estudio, estudio).  Debemos entender que este músculo, realiza una acción de frenado de forma constante en multitud de acciones, por lo que entrenarlo para que este preparado para hacer esto, parece tener mucha lógica.

Programación segura hacia el Norcic Curl asistido por bandas elásticas.

Activación excéntrica de cuádriceps

Para este tipo de trabajos parece mejorar acciones de regate y cambio de dirección lateral, así como prevenir lesiones producidas por estas acciones. A nivel preventivo, parece tener una gran indecencia preventiva sobre la aparición de dolores sobre el tendón rotuliano, que suele darse en deportes explosivos como el fútbol.

Opción clásica con cinturón ruso.

Domingo Sanchez, propone en este artículo, una interesante propuesta sin material adicional para trabajar la fuerza excentrica del cuadriceps.

fuerza excéntrica futbol

Resumen 

El entrenamiento de fuerza resulta fundamental a la hora de prevenir lesiones y mejorar el rendimiento. Sin embargo, este tipo de trabajo necesita un enfoque diferente al tradicional, basado en entrenamientos de halterofilia y culturismo. Un enfoque basado en la fuerza unilateral, el trabajo compensatorio y el trabajo excéntrico, parece tener más sentido y mayor facilidad de implementación, es espacios como el calentamiento por ejemplo.

La ventaja de jugar en casa: ¿Mito o realidad?

en OPINIÓN/RENDIMIENTO
ventaja en casa en fútbol

La ventaja de jugar en casa en fútbol, es la tendencia de los equipos deportivos a tener un mejor desempeño en su ciudad que fuera de casa. En el mundo del fútbol corre el mito ( real o no ) que en casa, el equipo es más fuerte y gana más partidos a los largo de la temporada. Hay una cierta tendencia por parte de la afición local de exigirle al equipo la victoria en casa y tener cierta benevolencia con los resultados negativos fuera de casa pero…¿esta justificado científicamente este comportamiento? 

Debido a los limitados recursos y el espacio en la tierra, la mayoría de los animales muestran una respuesta protectora natural a la incursión territorial que puede considerarse una tendencia de respuesta con la intención de asegurar el territorio. Se ha sugerido que un aspecto importante del patrón de respuesta territorial es un aumento de la secreción de testosterona que coincide con ciertos comportamientos no verbales que indican a los intrusos que se alejen.  

Diversos autores proponen que los humanos a veces muestran una respuesta territorial similar a los animales y que esto puede observarse en el contexto de los deportes competitivos. En apoyo parcial de esta teorización, se encontró que las concentraciones de testosterona eran considerablemente más altas antes de los partidos en casa en comparación con los partidos fuera de casa y las sesiones de entrenamiento en una muestra con jugadores de fútbol americano. Además se encontró en este articulo que los jugadores cambian su comportamiento no verbal dependiendo de la ubicación del partido antes de comenzar. Por ejemplo, pueden entrar al campo de juego más erguidos y realizar sus rutinas de calentamiento de manera más dominante. A su vez, los oponentes pueden captar estas señales no verbales y pueden verse afectadas por ellas, como se ha demostrado en investigaciones anteriores que demostraron que ciertos lenguajes no verbales afectan los niveles de confianza y comportamiento e incluso a las expectativas de resultados de los atletas. 

Por lo que tenemos una primera evidencia que existen factores a nivel evolutivo que podrían condicionar de alguna forma a los otros muchos factores que dependen de un resultado en el fútbol. 

A nivel más concreto este estudio trató de estimar la ventaja en casa para equipos individuales. Se utilizaron diez años de datos de partidos de la Liga de Campeones de la UEFA. De los 4 clubes ingleses estudiados, el Arsenal tuvo la mayor ventaja en casa (73%),respecto al Chelsea, Manchester United y Liverpool al menos en 5 puntos porcentuales menos. De los 3 equipos italianos seleccionados, la Juventus claramente tuvo la mayor ventaja en casa (71%), teniendo 9 puntos porcentuales más altos que el AC Milan y el Inter Milan. Los 2 equipos españoles analizados Barcelona y Real Madrid tuvieron un porcentaje de ventaja en casa del 70% y 68% respectivamente. 

Aunque la ventaja en casa no varió significativamente entre los equipos, lo hizo entre países. Los equipos ingleses tuvieron claramente la mayor una mayor ventaja en casa (70%), al menos 5 puntos porcentuales más que los equipos de cualquier otro país, mientras que los equipos turcos tuvieron poca o ninguna ventaja en casa (52%). Al igual que con los equipos individuales, los países cuyos equipos tenían porcentajes de ventaja en casa más altos también tendían a tener una desventaja fuera de casa mayor. La elevada ventaja en casa del futbol ingles da pie a especulaciones: Los estadios de fútbol ingleses tienden a diseñarse de tal manera que la multitud está mucho más cerca del campo de juego que los estadios de fútbol en otros países, lo que puede aumentar la intensidad del apoyo de la multitud local, lo que resulta en una ventaja en casa mayor. 

Además de las diferentes capacidades individuales de los equipos, otro factor que podría alterar el resultado en casa son las diferentes opciones tácticas entre los equipos.  Estas también pueden explicar algunas de las variaciones observadas en las ventajas en casa entre equipos y países, especialmente en las rondas eliminatorias de la Liga de Campeones, donde los goles fuera de casa pueden decidir los resultados cuando las puntuaciones generales están empatadas. Algunos equipos puede adoptar un enfoque cauteloso para los partidos fuera de casa, con la esperanza de obtener la mayoría de sus puntos en casa, mientras que otros equipos pueden acercarse a los partidos locales y fuera de casa de manera similar. 

Por ultimo, este estudio tuvo como objetivo analizar el comportamiento de la ventaja en casa en el fútbol de la zona UEFA en una muestra completa: todas las ligas en la primera década del siglo XXI. De acuerdo con los resultados obtenidos, se ha encontrado una ventaja del 55.6 % en casa en las categorías de fútbol más altas de Europa. 

Además se encontró que loos países que conformaron el grupo A a través de la clasificación UEFA tienen una mayor homogeneidad al tomar en cuenta la ventaja de la casa. En el resto de los grupos, la ventaja del hogar es mucho más heterogénea. Además los equipos con una mejor clasificación y más puntos tienen mejores valores de ventaja en el hogar. Por lo que podría aparecer de nuevo la capacidad del equipo como un factor determinante para una mayor ventaja en casa. 

Por tanto a modo de conclusión, se necesita más evidencia y estudio de la amplia gama de factores que podrían tener un papel a la hora de condicionar el resultado en casa. Sin embargo ante los resultados observados podría justificarse el mito de ganar en casa como real desde un punto de vista antropológico y estadístico en el que la capacidad y estatus del equipo, el país, la elección táctica y el tipo de estadio y afición podrían decantar la balanza hacia una mayor fortaleza en casa. 

Fuente: 

1. Goumas C. Modelling home advantage for individual teams in UEFA Champions League football. J Sport Heal Sci [Internet]. 2017;6(3):321–6. Available from: https://doi.org/10.1016/j.jshs.2015.12.008

2. García MS, Aguilar ÓG, Marques PS, Tobío GT, Romero JJF. Calculating Home Advantage in the First Decade of the 21th Century UEFA Soccer Leagues by. 2013;38(September):141–50. 

3. Furley P, Schweizer G, Memmert D. Thin Slices of Athletes ’ Nonverbal Behavior Give Away Game Location : Testing the Territoriality Hypothesis of the Home Game Advantage. 2018;(June):1–12. 

8 Libros para Aprender a Planificar en Fútbol

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/RENDIMIENTO

Libros para entender la preparación física en fútbol

La formación es fundamental para progresar como entrenadores. Por eso, para aprende a planificar en fútbol, debemos conocer diferentes metodologías y maneras de entrenar. Te dejamos una lista de 8 libros imprescindibles para hacer una planificación correcta en fútbol.

  1. La Preparación física basada en el juego – Javi Mallo 

Javi Mallo, actual preparador  físico del Real Madrid, plantea una libro corto y dinámico. En él que se entiende perfectamente la necesidad de programar los entrenamiento y las pretemporadas basadas en el juego, y no en aspectos condicionales exclusivamente. 

¿Por qué debes leerlo?

Un libro donde se enseña de manera clara como organizar el proceso del entrenamiento desde lo macro a lo micro. Se parte desde las sesiones, pasando a la construcción de la organización semanal y mensual de los entrenamientos, para poder ser lo mas eficientes a la hora de entrenar. 

El libro incluye ejemplos de sesiones de entrenamientos con varios tipos de tareas que se pueden adaptar a cualquier tipo de nivel y edad.

2. El entrenamiento en los deportes de equipo- Francisco Seiul-lo

Un manual básico para entender la preparación física de manera integral. Paco Seirul-lo ha revolucionado el mundo de la prepración física en los deportes de equipo y así lo expone en este libro junto a colaboradores que han hecho del deporte, una ciencia en los últimos años.

Un libro imprescindible.

3. La preparación ¿física? en el fútbol- Rafel Pol 

El preparador  físico de Luis Enrique, expone en su libro, las necesidades de entrenar en relación a nuestro equipo y en especificidad. La complejidad del deporte hace que el entrenamiento de fútbol sea llevado a otro nivel y Rafa Pol explica como. 

¿Por qué debes leerlo?

A pesar de ser un libro con bastante base teórica, en su parte final se puede encontrar una sección con tareas prácticas. Tareas muy aplicables al  entrenamiento y que son una condensación de las ideas que expone el autor. 

4. ¿Qué es la Periodización Táctica?- Xavier Tamatit 

Xavier Tamarit se ha convertido en uno de los máximos exponentes sobre la periodización táctica en fútbol. EL autor tiene dos libros imprescindibles que son clave para entender esta corriente que ha revolucionado el futbol. 

Este primer libro, se trata se una lectura rápida en las que encontramos las bases sobre la que se asienta la periodización táctica.

Desde el entendimiento de entrenar en especificidad, basar el entrenamiento en el modelo de juego, la concentración en el entrenamiento, la intensidad táctica o la necesidad de recuperar los juegos en la calle son temas que este autor explica de manera clara y fácil de entender para poder aplicarlo a nuestro método de trabajo. 

5. Preparación física contextualizada en el fútbol- Antonio Gómez Piqueras 

Antonio Gómez, ha elaborado un libro donde nos hace replantearnos los modelos antiguos y aun predominantes en el fútbol. Con algunos toques filosóficos, nos hace pensar mas allá de lo puramente condicional y buscar un modelo de fútbol contextualizado en el fútbol y para el fútbol. Personalmente fue uno de los primeros libros sobre preparación física que leí y en su momento supuso un cambio de mentalidad a la hora de preparar entrenamientos para equipos de fútbol. 

6. El arte de planificar el fútbol – David Casachima

David Casashima es uno de los referentes en el estudio de acciones de juego reducido y en la planificación del fútbol, donde sus estudios científicos son numerosos en estos aspectos. 

Junto a otros colaboradores, encontramos dos libros fundamentales para conocer como planificar las temporadas de futbol, haciendo que nuestros equipos alcancen su máximo rendimiento con la máxima eficacia, haciendo de la planificación un arte.

7.  Los juegos reducidos en el entrenamiento – David Casashima 

En cuanto las bases de la planificación actual, los juego reducidos son un elemento fundamental, que hemos analizado en varios artículos de este blog. El mismo autor, analiza bajo la lupa de la ciencia como entender y como incorporar estos juegos reducidos en el entrenamiento, de manera que sean el núcleo de este y se adapten a las necesidades y objetivos de nuestro equipo y jugadores. 

8. La Periodización Táctica en el Fútbol Base y Aficionado: Aplicación práctica para categoría Infantil, Cadete, Juvenil o Aficionado (desde 14 años)

La periodización táctica no solo es válida para jugadores de alto nivel y adultos, sino que supone una herramienta fundamental para trabajar las capacidades necesarias en jugadores jóvenes. A pesar de esto, necesita unas consideraciones adecuadas a la edad y conocer que elementos debemos compensar en las etapas de formación. 

Este libro nos detalla y analiza de forma practica como implantar este tipo de metodología en escuelas de fútbol y en jugadores jóvenes.

EBOOK EFFICIENTFOOTBALL

También te recomendamos nuestro Ebook. En el que encontrarás un resumen de todos estos libros, de forma aplicada, para seguir paso a paso la planificación de tus temporadas de fútbol.

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.