Category archive

TÁCTICA

Entrenamiento de fútbol ¿Como hacer una sesión?

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/RENDIMIENTO/TÁCTICA
entrenamiento de fútbol

La sesión de entrenamiento de fútbol es la unidad básica con la que moldearemos a nuestro equipo en todos los aspectos. 

Por eso es de vital importancia que dominemos todas las partes de las que se compone el  entrenamiento de fútbol,  ya que será la pieza fundamental para progresar semanalmente y para poder encuadrar todos los contenidos que tenemos programados. 

La sesión de entrenamiento supone el contacto con el futbolista. Es la hora y el día en el que interactuamos para poder producir un cambio en nuestros jugadores y conseguir  mejoras  o corregir errores de cara a los próximo partidos. 

En este articulo estableceremos diferentes apartados que debe contener una sesión de entrenamiento de fútbol, donde iremos encuadrando todos los contenidos. 

Bloques de trabajo

La duración estará pensada para 1 hora y 30 minutos de duración, ya que creemos que es el tiempo óptimo con el que los jugadores pueden sacar el máximo provecho. Pasarse de este tiempo producirá fatiga extra y puede acarrear lesiones a largo plazo.

Bloque I – Calentamiento- activación 

La parte de calentamiento va más haya de dar unas vueltas al campo corriendo y de hacer algunos  ejercicios de calentamiento. 

El calentamiento supone una parte fundamental en la que debemos preparar al futbolista para el trabajo que realizaremos posteriormente. Para eso debemos tener claro los objetivos que trabajaremos en la sesión previamente, para poder encarrillar el calentamiento hacia ese objetivo, de manera que se faciliten las tareas y la compresión de estas, que se trabajarán  en la parte central. 

Además servirá para desinhibir al jugador haciendo que este entre receptivo a la sesión. 

De este modo podemos dividir la sesión de entrenamiento en dos bloques: 

Bloque 1.1– Activación

En este apartado incluiremos todos los componente enfocados a la prevención de lesiones, así como también la activación mental y física del jugador. 

La parte física deberá estar compuesta por ejercicios destinados a la prevención de lesiones, con ejercicios de movilidad dinámica, activación de core y control y calidad del movimiento. 

En la parte de activación mental incluiremos tareas como juegos cognitivos en la que incluiremos trabajo afectivo emocional, en el que los jugadores se relacionen e interactúen entre ellos, compitiendo o colaborando. 

Bloque 1.2. – Calentamiento táctico 

En este bloque la idea será introducir una tarea facilitadora del bloque que vendrá a continuación (trabajo táctico). En este bloque incluiremos únicamente el concepto básico, incluyendo 1 o 2 tareas en las que se trabaje este concepto general.

Por ejemplo puede ser la introducción del concepto de tercer hombreo un trabajo especifico de salida de balón desde la defensa. Trabajaremos con una tarea reducida y enfocada en este objetivo para que la explicación del bloque siguiente nos resulte mucho más fácil.

Bloque II- Táctico

El orden el bloque táctico varia dentro de la sesión en función del objetivo del entrenador y del momento de la temporada. 

Si queremos que nuestro jugadores se encuentren frescos mentalmente y que la tarea sea ejecutada de manera correcta, así  como su asimilación sea rápida o el concepto sea totalmente nuevo, lo ideal será instruir este bloque después del calentamiento. 

Sin embargo si el objetivo es corregir errores producidos en un partido, y este error por ejemplo se produce habitualmente al final del partido, lo ideal será trabajar este bloque táctico tras realizar un trabajo condicional previo, en el que se provoque la fatiga, simulando la competición. 

Como decimos todo dependerá el objetivo deseado. 

Como norma general, y dependiendo del nivel del equipo, este apartado tendrá una duración de entre 15-20 minutos , ya que cognitivamente varios parece ser el tiempo de atención máximo que una persona puede mantener. Por lo que si que queremos es mantener la atención plena en la tarea para que nuestro jugadores asimilen un nuevo concepto, lo ideal será no sobrepasar este tiempo o si la tarea es más larga realizarla con períodos de 15 minutos con 5 de descanso. 

En este bloque incluiremos todos los conceptos tácticos que queremos trabajar en nuestro equipo, y debemos tener en cuenta el día de la semana, teniendo en cuenta la intensidad de las tareas y su relación con la competición (ver artículo sobre intensidad táctica en el que explicamos como medir las tareas). 

En función de si es lunes o miércoles, la capacidad de respuesta será peor o mejor en el jugador, por lo que será conveniente tener esto en cuenta para programar la enseñanza de conceptos.

Bloque III- trabajo condicional

En este penúltimo cajón, incluiremos los trabajos que tengan como objetivo mejorar la condición física. 

Este tipo de trabajo pueden hacerse de manera analítica o a través de tareas integradas como juegos reducidos (aquí puedes ver un articulo completo sobre ellos). 

Las tareas analíticas pueden ser correr, circuito de fuerza, saltos o combinados con ejercicios de balón. Las áreas integradas serán aquellas destinadas a mejorar las capacidades físicas a través de acciones propias del juego. 

En función del momento de la temporada (pretemporada o fin de temporada) así como el día de la semana (más o menos cerca de los días de partido) debemos incluir unas u otras tareas. 

Como comentamos anteriormente, este bloque podrá incluirse antes o después del bloque táctico, en función del objetivo buscado y deseado por el entrenador. 

Bloque IV- Integración 

Este ultimo bloque del entrenamiento de fútbol, buscaremos integrar todas las acciones trabajadas en el entrenamiento. Generalmente en este apartado puede ser la inclusión  de un partidillo reducido donde se intente trabajar conceptos previos o se deje libertad para trabajar al equipo. 

Bloque bonus

Con una duración entre 5-10 minutos buscaremos una vuelta a la calma fisiológica  por un lado, y por otro intentaremos buscar una comunicación con nuestro equipo con la idea de resolver dudas, corregir errores de la sesión o simplemente hablar en un ambiente distendido. 

La sesión de entrenamiento en fútbol es un arma que todo entrenador debe dominar y desarrollar con la práctica, por lo que la estructuración de esta debe hacerse con criterio.

Hacia un nuevo fútbol: Las transiciones

en ANALISIS ENTRENADORES/TÁCTICA
transiciones en fútbol

Los cambios en el fútbol actual, en el fútbol moderno, han generado que florezcan nuevas armas tácticas, nuevos conceptos y visiones del juego. Hoy analizaremos una de ellas: Las transiciones

Las conocidas transiciones en el fútbol, (ataque-defensa / defensa-ataque), han pasado a ser un arma fundamental para los equipos. Cada día más trabajadas y analizadas, podemos definir este hecho como el corto espacio de tiempo en el que un equipo pasa del momento ofensivo al defensivo o viceversa.

Un equipo con estas situaciones bien establecidas pero que tarda en realizar el cambio de rol se convierte en un equipo previsible en fase ofensiva y endeble en fase defensiva, ya que esos segundos tras pérdida o recuperación se vuelven vitales para poder hacerle daño al rival.

Uno de los entrenadores pioneros estas situaciones, José Mourinho, explica “los dos momentos más importantes del juego son el momento en que se pierde la pelota y el momento en que se gana ya que se producen alteraciones en los jugadores”. El carácter mental, psicológico, el cambio de concepto y la velocidad en la toma de decisiones se vuelve un aspecto básico en el juego.

El Inter de Milán del propio Mourinho era un equipo que se sentía cómodo defendiendo con muchos jugadores por detrás del balón y que realizaba transiciones a gran velocidad cuando recuperaba la pelota. Con Sneijder como hombre libre, las llegadas desde segunda línea de Eto’o o Milito y el poderío físico de sus interiores (Muntari, Zanetti, Motta…) hacían que se convirtiese en un equipo muy difícil de frenar.

Rafa Benítez, a su paso por Liverpool, explotó también las transiciones llegando a contratar preparadores físicos para trabajarlas de forma específica. El Bayern de Guardiola fue uno de los equipos que mejor manejó estas situaciones, mutando según los momentos de juego y los rivales a los que se enfrentaba. Capaz de protegerse en defensa con un 5-4-1 si el rival exigía en las zonas laterales y del mismo modo pasar a un 3-5-2 o en ocasiones 4-2-4.

TIPOS DE TRANSICIONES:

  • DEFENSA/ATAQUE TRAS ACCIÓN DEFENSIVA
  • ATAQUE/DEFENSA TRAS ACCIÓN OFENSIVA
  • TRAS UN BALÓN PARADO (CÓRNER, FALTA…)

VELOCIDAD EN LAS TRANSICIONES:

  • LENTA
  • MEDIA
  • RÁPIDA

ZONA DONDE SE PRODUCE EL CAMBIO DE CONSERVACIÓN:

  • INICIO
  • CREACIÓN
  • FINALIZACIÓN

FACTORES:

  • MOMENTO DEL PARTIDO
  • POSICIONAMIENTO DE LOS JUGADORES DE AMBOS EQUIPOS
  • MODELO DE JUEGO DEL RIVAL
  • ZONA DONDE SE PRODUCE LA PÉRDIDA/RECUPERACIÓN

Muchos han descubierto este argumento como una buena forma de hacer daño tácticamente a los rivales y ya nadie lo deja de lado. En definitiva, las transiciones se han convertido en una variante más del juego y un aspecto para no dejar al azar.

Pep Guardiola: su método y su metamorfósis

en ANALISIS ENTRENADORES/LIDERAZGO/METODOLOGÍA DE TRABAJO/TÁCTICA
análisis táctico de pep guardiola

Matías Rodríguez

‘’Volver a emprender veinte veces vuestra obra, pulidla sin cesar y volvedla a pulir’’

Con esta frase de Nicolas Boileau comienza el libro que analiza y cuenta los últimos 3 años de trabajo en el Bayer Múnich y el inicio de la temporada ene el Manchester City.  Una frase que define a la perfección la personalidad y los métodos de trabajo de Pep Guardiola.


Comprar libro: https://amzn.to/2O5gDJl



Un crónica desde dentro, imprescindible para saber como funcionan  los métodos de trabajo de uno de los mejores entrenadores del mundo.

En este artículo trataremos de resumir y extraer la información más valiosa de las casi 500 páginas de las cuales esta compuesto este libro y que personalmente, creo que es un complemento y una continuación mejorada de la anterior publicación del mismo autor, Martí Perarnau, que ha hacho un trabajo elogiable, sintetizando en dos libros, 4 años de trabajo y pasión sobre fútbol. Por esta razón creemos que es preciso analizar pormenorizadamente este tomo, así como recomendamos encarecidamente su lectura.

PEP COMO CREADOR

Para analizar los métodos, debemos conocer a la persona. En este caso, se puede definir a Guardiola como un creador o un artista, no porque haga arte, sino porque sus rasgos personales y profesionales así lo definen. Guardiola es una persona que se ha caracterizado por ciclos cortos de éxito en ambos clubes donde ha estado, tanto Barcelona como Bayer, y en los que curiosamente se ha marchado tras estar en lo más alto de la pirámide. Esto no suele ser habitual,  ya que cuando lo entrenadores están en la cúspide suelen aguantar algún tiempo hasta que las cosas van mal.

En este caso, Pep no se queda a admirar su obra, sino que una vez conseguido los objetivos, los deja, para evitar perpetuarse en ella, al contrario de lo que el ser humano suele a hacer. Este rasgo es de artistas o de personas que están en continua evolución y que no se conforman con lo obtenido, sino que buscan estar en continuo desafío y por tanto mayor aprendizaje.

Hemos visto estos casos últimamente en entrenadores como Zidane o Luis en Enrique.

SUS MÉTODOS DE TRABAJO

Los métodos de trabajo de Guardiola se caracterizan por ser periodos cortos de tiempo, habitualmente 3-4 años, donde exprime al máximo al equipo y a si mismo, en busca de la perfección futbolística. Para Guardiola tres años son suficientes para que un equipo aprenda, corrija y perfeccione un determinado modelo de juego.

Durante estos periodo de tiempo, no se contempla la relajación ni la comodidad, el trabajo es intenso. Debido a este motivo, es comprensible que los periodos sean cortos, ya que produce un desgaste tanto físico, pero más si cabe, emocional, en el entrenador y en los jugadores.

A este respecto, tomando las palabras de Xabi Alonso, encontramos un ejemplo clarificador  dentro del propio libro:

‘’PEP Y SU CUERPO TÉCNICO ME HAN DADO UN MASTER ACELERADO EN FÚTBOL. NO SE TRATA DE TRABAJAR DURO (CON PEP REPITES LAS ACCIONES UNA Y OTRA VEZ HASTA QUE SE AUTOMATIZAN). ABSORBES SUS IDEAS PORQUE ÉL ES MICROSCÓPICO EN SU ENSEÑANZA, TANTO CUANDO ACIERTAS COMO CUANDO DEBE CORREGIRTE. NO ES ALGO ÚNICAMENTE LIGADO A LA TÁCTICA, SINO MÁS BIEN A UNA FILOSOFÍA. DE HECHO DEBES PRESTAR ATENCIÓN EN TODO MOMENTO Y SER MUY RÁPIDO MENTALMENTE. TODOS NOSOTROS EN EL BAYER SOMOS AHORA MUCHO MÁS RÁPIDOS EN CAPTAR Y APLICAR LOS CONCEPTOS QUE HEMOS TRABAJADO CON ÉL’’

Sus métodos de trabajo se pueden resumir en 4 grandes aspectos que enumeramos a continuación:

–              FOCO EN EL TRABAJO 

El trabajo es la base del talento y el talento no existe sin trabajo. Guardiola se considera un entrenador sin talento que tiene que compensarlo con trabajo. Mucho trabajo. Esto hace que siempre este en continua formación, en continuo aprendizaje.

La base del rendimiento es el entrenamiento y el trabajo, por eso el trabajo que él se exige, es el mismo que exige a sus jugadores. Esta exigencia no se debe confundir con exigencia física, (que también) sino con exigencia cognitiva, con concentración, que hagan que los jugadores entiendan y hagan un esfuerzo por comprender y poner en practicar lo que el enseña durante el entrenamiento.

Para Guardiola, el automatismo no sirve de nada si no hay comprensión sobre lo que se hace. De esta forma vemos como bebe directamente de las fuentes del microciclo estructurado de Paco Seirul-lo, así como también encontramos gran influencia  de la periodización táctica y su necesidad de concentración  e intensidad táctica en los entrenamiento (explicación en este artículo).

Otro aspectos revelador con respecto a esto es la necesidad de que los jugadores experimenten situaciones relacionadas con la competición, de manera que para que se corrija el error se debe haber sufrido las consecuencias. El error y la derrota son grande estimulantes de la corrección y el progreso, y es algo que los entrenadores debemos aprender a gestionar como explicamos en este otro artículo.

–              ECLECTICISMO IDEOLÓGICO 

El cambio de equipo y de país ha hecho que sus ideas se alejen de dogmas y haya incorporado nuevos conceptos a sus métodos de trabajo, que van mas allá del fútbol, tomando conceptos del ajedrez, rugby o del balonmano.

Esto ha ocurrido tanto por necesidad como por adaptación , ya que le Bayern no es el Barcelona y España no es Alemania, de manera que Guardiola,  ha adaptado su estilo de trabajo con nuevos elementos que han enriquecido mucho más su metodología.

–              LA FIRMEZA DE CRITERIO

Guardiola realizo un estudio obsesivo del rival y de sus jugadores y sistemas. Se pasa días analizando que estrategias y sistemas funcionaran mejor, para finalmente elegir un camino y no salir de el, sin dudar de las herramientas elegidas.

–              LA CAPACIDAD DE INNOVACIÓN 

En el libro se define la capacidad de innovar en el fútbol como la capacidad de utilizar movimientos tácticos ya elaborados y utilizados de forma diferente y en otros contextos. De esta manera, entendemos que para que haya una innovación es necesario saber pensar y saber actuar de acuerdo con el modo en que se piensa.

Dentro de su carrera encontramos varios ejemplos como la utilización del falso 9 en el Barcelona, o la utilización de 5 delanteros en el Bayern, que eran conceptos que se utilizaron hace muchos años y que Guardiola supo recuperar e implantar en sus equipos.

RASGOS TÁCTICOS

Dentro del libro Herr Pep, Perarnau ya definió algunos de los rasgos tácticos en los métodos de Guardiola. A este respecto encontramos algunos como colocación alta de la línea defensiva, avanzar juntos, el balón ordena el equipo, buscar superioridad en el centro del campo o los laterales como falso interiores

En este segundo libro, se añaden otros nuevos que el entrenador a incorporado en sus cuatro  años en el Bayer:

  • Tener el balón en su poder con promedios del 70 por ciento.
  • Avanzar de manera compacta a través del pase.
  • Precisión en el pase.
  • Posición alta de los jugadores en el campo donde 8 jugadores tuvieron siempre posición alta en campo contrario.
  • Defensa muy alta donde destaca el subir progresivamente la línea defensiva, siendo el primer año de 43,5 metros a 48 metros de la portería,en la tercera temporada. Pese a ello el equipo recibió menos goles.
  • Imposibilidad de contragolpear por falta de espacio ya que la defensa alta provocaba un cierre de los espacios al rival y la posibilidad de presión rápida y alta tras pérdida.
  • Defensa zonal.
  • Variabilidad de recursos tácticos  con 110 salidas distintas de balón organizadas y ensayadas y 23 módulos de juego diferentes.
  • Reglas de su juego.

En las reglas y patrones de juego a nivel general vemos  que se pueden encontrar ciertos patrones en el  Barcelona  y el Bayer, y que también se pueden observar en el Manchester  actualmente:

–              Llevar la iniciativa  en el juego de manera que el equipo trabaje de manera conjunta y ordenada, y se establezcan las bases para un ataque ideal, preparando a través del juego y dotando al equipo de una gran organización defensiva, defendiendo espacios grandes y atacando espacio pequeños, de manera que el rival se tenga que encerrar atrás y los jugadores estén al 100 por cien concentrado para evitar contrataques. Este tipo de iniciativa implica máxima concentración por parte de los jugadores.

–              Jugadores complementarios. Es un rasgo característico de todos sus equipos, Xavi e Iniesta, Iniesta Busquets, o Messi, así como Lahn y Robben,  donde unos jugadores tienen características diferentes y se complementan porque son necesarios en cada zona del campo, para finalizar en zonas cercanas al área o  mantener el tempo y control  del partido en el centro del campo.

–              La velocidad y la pausa. Los equipos de Guardiola se caracterizan por ser veloces, pero no en el sentido físico sino en el dominio del juego. Ya hemos analizado de que manera incluye en este artículo la velocidad de juego pero a grandes rasgos vemos que:

  • Se trata de una velocidad de juego, por lo tanto con la pelota.
  • Una velocidad mental: pensar la acción con antelación
  • Velocidad orientada a la acción; en construcción de juego  debe ser moderada y en fases de finalización debe ser elevada.
  •  Velocidad y precisión en los pases.
  • Velocidad inteligente, sabiendo interpretar el juego.

–              Fijar y abrir un concepto tomado del rugby, donde las fases de fijar y abrir para atacar de frente han inspirado a Pep a muchas de sus formas de jugar, como fijar al rival en un zona del campo con muchos jugadores para cambiar repentinamente el balón hacia un lado más libre, dando lugar a situaciones de ventaja atacante. Es lo que realmente define el juego de posición  y no tanto de posesión en Guardiola.

La posesión es una herramienta para trabajar el juego de situación, donde los jugadores esperan que les llegue el balón con ventaja. En el siguiente vídeo podrán ver con más claridad este concepto, explicado por Henry.

EL PLAN ESTRATÉGICO Y EL MODELO DE JUEGO

El plan estratégico es el marco global del proyecto, que se valora en años

El modelo de juego puede definirse de diferentes maneras y ya hemos profundizado sobre la importancia de este y la necesidad de que cada entrenador construya el suyo. En este caso tomaremos una definición  que reúne todos los conceptos necesarios que el propio Martí Perarnau expone en el libro:

‘’El modelo es, en fin, un marco fijo y móvil al mismo tiempo. Es una partitura que se modifica a diario a causa del rival, lo experimentado y la evolución de las propias ideas.’’

Centrándonos en el modelo de juego de Pep y siempre teniendo en cuenta el marco contextual del equipo la cultura y el país, se pueden definir algunos rasgos genéricos:

  • Posesión del balón.
  • Superioridad numérica en defensa y en el centro del campo.
  • Escalonamiento de los jugadores para facilitar el inicio del juego y avance compacto.
  • Búsqueda del tercer hombre.
  • Protección defensiva a través de la posesión del balón.
  • Respeto por la posicione, dando prioridad a que llegue el balón y no que vaya el jugador a por el.
  • Intensidad máxima.

Para poder llevar a cabo este modelo de juego, es necesario un plan de juego y un sistema. El plan de juego es el conjunto de elementos específicos y la dinámica de juego con que se afronta un partido.

El sistema es la distribución espacio de los jugadores sobre el campo en cada momento concreto de un partido.

LA CULTURA DEL EQUIPO

Por ultimo, es preciso analizar La cultura del equipo es el marco estratégico dentro del cual tiene lugar la gestión de las emociones y sentimientos de los componentes del conjunto.

Esta cultura es esencial en cualquier equipo, y dentro de los planes estratégicos de Guardiola, esta cultura va más haya de unas normas y valores, sino que es un pacto que engloba todos los componentes del equipo y les dirige hacia unas metas globales que permiten identificar de manera irrefutable a un equipo. Se trata de implantar un filosofía de club, donde todos remen en la misma dirección, jugadores, directivos, cuerpo técnico y empleados.

Un ejemplo de esto es el respeto por las normas las normas de dormir en casa, la eliminación de Wifi en el centro de entrenamiento o que todos hablen el mismo idioma, como ha hecho desde su  primera temporada en el Manchester City (detalle).

3 pasos para la elaboración del Modelo de Juego en Fútbol

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/Sin categoría/TÁCTICA

El modelo de juego se puede definir como los comportamientos que nuestro equipo muestra cuando tiene y no tiene el balón. En este te damos una guía de tres pasos para construir el tuyo. 

Ya hemos analizado el papel que juega el modelo de juego en los equipos de fútbol en este artículo sobre periodización táctica. 

La pretemporada es un momento ideal para comenzar a trabajar con nuestros jugadores el modelo de juego deseado que vamos a querer llevar a cabo en los partidos de competición. 

Al no existir presión competitiva y tener la posibilidad de seleccionar lo encuentros amistosos, se recomienda comenzar a trabajar las ideas de nuestro modelo de juego desde la primera semana, de manera que al finalizar este período, y dar comienzo el primer partido competitivo, nuestros jugadores tengan claro cuales son los conceptos de nuestro modelo y la forma de llevarlo a cabo. 

Esta construcción  del modelo de juego se debe hacer también de forma progresiva, comenzando con lo macro, es decir con las ideas más generales y terminando con las ideas más micro, es decir las más especificas. 

Esta propuesta de trabajo requiere que los entrenadores hagan una labor de análisis previa y un análisis continuo, de manera que se establezca el modelo de juego deseado por el entrenador en conjunción con el equipo y los jugadores que estamos trabajando. La labor continua requerirá estar constantemente en un proceso de ensayo-error, buscando el modelo que mejor se adapte a nuestro equipo, para encontrar la manera de jugar idónea al comenzar la temporada. 

¿COMO CREO MI MODELO DE JUEGO?

Para poder llevar a cabo este proceso de búsqueda del modelo de juego, será necesario realizar un análisis previo de nuestros jugadores para poder llevar a cabo el proceso que mostramos a continuación y que hemos tomado de Xesco Espar.

DEFINIR LOS MOMENTOS DEL JUEGO  

El primer paso será definir la actuación de nuestro equipo a la hora de llevar a cabo los cuatro grandes momentos que ocurren dentro del fútbol y que hemos analizado en otros artículos, como este sobre intensidad táctica. Estos momentos los definimos como:

–              Defensa

–              Contrataque (transición de defensa a ataque)

–              Ataque

–              Repliegue (transición de ataque a defensa)

Es necesario saber como actuará nuestro equipo en estas grande fases del juego, es decir de que manera actuará nuestro equipo según los jugadores que estén en el campo en ataque posicional; de que manera harán el repliegue hacia la defensa; de que manera harán un defensa posicional; y de que manera llevarán a cabo un contrataque. 

Estos comportamientos son entrenables a través del planteamiento  correcto de las tareas en el entrenamiento, por eso resulta determinante establecer que tipo de comportamientos queremos que se den dentro en nuestro modelo y adaptarlo al tipo de jugadores que tenemos en nuestro equipo desde el primer momento que comencemos a entrenar. Cuanto antes comencemos, antes será la asimilación de los conceptos por parte de los jugadores. 

 ESTABLECER EN QUE SITUACIONES SE PRODUCEN ESTOS GRANDES COMPORTAMIENTOS

El segundo paso, será establecer en que situaciones se pueden dar estos momentos. 

Entendemos que el fútbol es un juego con multitud de factores que influyen en la dinámica del juego y es imposible controlarlos todos. A pesar de esto es posible dotar a nuestro equipo de ciertos comportamientos tácticos y brindarles las herramientas correctas para que puedan anticiparse ante situaciones que puedan acontecer en el trascurso del juego. 

Esta situaciones se pueden resumir en cuatro grandes momentos estandarizados que son los siguientes:

–              Igualdad numérica:sistemas de ataque y defensa ante igualdad numérica. 

–              Desigualdad numérica:sistemas de ataque y defensa ante una desigualdad numérica, provocada por una expulsión o lesión, hará que los sistemas cambien. 

–              Acciones de estrategia:que comportamiento deben tener nuestro jugadores ante jugadas de estrategia a favor y en contra. Por ejemplo,  Relacionándolos directamente con los momentos del juego, debemos saber como actuar ante un córner a favor (ataque), y sus posteriores momentos, que puede ser la perdida de balón (repliegue) y la defensa organizada (defensa). 

–              Consignas de partido: todos aquellos aspectos que puedan modificar el partido. 

El objetivo es anticiparnos ante las situaciones que puedan ocurrir dentro del juego para poder reaccionar de manera correcta ante situaciones inesperadas.

DEFINIR NUESTRO SISTEMA DE JUEGO

Por último, será necesario definir de que manera vamos a situarnos y jugar en el campo, y esto lo haremos definiendo un sistema de juego. 

El sistema de juego, definido por Espar, X. Es un conjunto de normas que rigen las acciones individuales y colectivas de un equipo. 

Se propone plantear un sistema de juego para cada una de las fases del juego con el objetivo de:

–              Enseñar a los jugadores a orientarse en el campo con respecto al balón, compañeros y rivales. 

–              Corregir durante y después de la competición. 

–              Saber que ocurre cuando el equipo no esta jugando bien. 

El sistema de Juego se define mediante cuatro concepto:

1-        Situación de los jugadores en el campo:corresponde a la situación del equipo con respecto a como debe situarse como por ejemplo cuando tiene el balón el portero del equipo contrario. 

2-        Ordenes individuales: Qué y cuando debe hacer cada jugador, cuando por ejemplo tiene el balón cierto adversario (mantengo posesión o presiono) o cuando el balón se encuentra en una zona concreta. 

3-        Ordenes colectivas:que debe hacer un grupo de jugadores  cuando necesitamos ayuda o queremos recuperar el balón (defensas, medios, delanteros)

4-        Situaciones espaciales:hace referencia a situaciones diferentes y especiales, como en jugadas de estrategia, cuando el equipo tiene un rival extraordinario o cuando el resultado es adverso y queda poco tiempo. 

Resumen

La creación y elaboración de un modelo de juego no tiene porque ser difícil si se siguen los pasos correctos y adaptador a nuestro equipo y a la ideas que nosotros tenemos. Estos tres pasos que hemos analizado, son un buen comienzo para la mejora de nuestro modelo de juego. 

Referencia:

Xesco Espar

¿Qué es la periodización táctica? – Xavier Tamarit. 

La Periodización Táctica en el fútbol base y aficionado- Daniel Juan Sanchez.

Como crear tareas en el entrenamiento de Fútbol.

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/TÁCTICA

¿Como aumentar o disminuir la dificultad de las tareas de entrenamiento?

Las tareas en el entrenamiento son el lenguaje del entrenador para poder transmitir y producir cambios a nivel individual y colectivo sobre los sujetos con los que trabajamos. 

Uno de mis profesores en la universidad siempre decía, que las mayores herramientas que tenemos como entrenadores son la palabra y los tareas de entrenamiento. Y no le faltaba razón tras años de práctica. 

Las tareas dentro del entrenamiento son las herramientas con las que trabajamos; las herramientas con las que damos forma a las planificaciones anuales y mensuales; las herramientas para conseguir objetivos. 

Por eso, parece claro que debemos tener claro como desarrollar tareas que potencien el aprendizaje del futbolista y que muestre los comportamientos que nosotros deseamos que se produzcan. 

Sin embargo, esto es en lo que se la gran mayoría de entrenadores presentan problemas, ya que las tareas no son reflejo de una búsqueda de objetivos concretos para nuestro equipo.

En la mayoría de los casos son tareas de copia y pega  tomadas de entrenadores de elite que hemos visto en algún video o en algún libro y que seguramente no se adapten, ni sean especificas para nuestro equipo, ni modelo de juego. 

Quiero que pienses esto:

 Una tarea de 4×4 con multitud de condicionantes que podemos encontrar en algún video del Cholo Simeone con jugadores PROFESIONALES ¿Puede ser igual de válida para nuestro equipo de jugadores de 15 años que no han desarrollado aun ciertas capacidades tácticas? Espero que tu respuesta sea no. 

Hemos visto ya en el articulo sobre el Profe Ortega, como las tareas deben ser herramientas especificas y no generales, y por lo tanto esa tarea de 4×4 con 15 condicionantes tácticoss no sea la más adecuada para nuestro equipo y lo más probable es que produzca ansiedad tanto al entrenador como a los jugadores. 

Por lo tanto, si queremos resultados específicos, debemos crear situaciones especificas. Esto quiere decir no copiar situaciones generales para nuestro modelo. 

De esto hablaremos en este artículo, acerca de cómo crear tareas que se adecuen a nuestro equipo y jugadores, para poder sacar el máximo beneficio a cada tarea y conseguir el resultado deseado. 

Demandas perceptivas de una tarea

Las demandas perceptivas de una tarea son todos aquellos elementos que modifican una tarea y engloba los aspectos que pueden ser modificados para buscar uno u otro objetivo. En este sentido, podemos variar diversos elementos para dificultar o facilitar una tarea determinada. 

De esta manera encontramos que los componentes que pueden ser modificados en una tarea son:

  • Numero de jugadores que compone una tarea. 
  • El Tamaño de las tarea en cuanto a dimensiones se refiere.
  • Movilidad que se le permita a los jugadores en las zonas. 
  • La Distancia que recorren los jugadores en una tarea. 
  • La Duración de las tareas en cuento a tiempo y recuperaciones
  • La Posición en la que se situé a los jugadores
  • La luminosidad que se le de a la tarea. 

Como vemos, existen muchas variantes que harán que una tarea sea encaminada hacia un objetivo u otro, ya sea en aspectos físicos, tácticos o psicológicos. 

Una misma tarea podrá ser similar a otra, en cuanto a número de jugadores, espacio y duración, lo que seguramente tendrá un mismo efecto en la condición física. 

Pongamos por caso una tarea de 4×4 con 50×30 metros con 5 minutos de duración. 

Esta misma tarea realizada con los jugadores jugando en su posición habitual (o NO), en condiciones de poca visibilidad (jugar o no con petos de colores) y con movilidad reducida, será muy diferentes a otra en la cual los jugadores se muevan de forma libre, los equipos estén bien identificados y tengan capacidad para moverse por todo el espacio. Todo dependerá del objetivo que le queramos dar a dicha tarea. 

Umbral operante de la tarea

El umbral operante de la tarea hace referencia a la capacidad de tolerancia de la misma por parte del ejecutante, es decir, la manera en que se percibe una tarea por parte del jugador y la capacidad que tenemos como entrenadores para manipular esta tarea y por tanto su percepción. 

En este sentido hablamos sobre la generación de ansiedad en una tarea o no. Por eso debemos tener en cuenta en que punto se encuentran nuestros jugadores y plantear una tarea en función de si queremos aumentar el RETO o la HABILIDAD. 

  • Si queremos aumentar la habilidad, debemos ser capaces de aumentar de forma progresiva la dificultad de una tarea para que el jugador se vea capaz de realizar esta misma. 
  • Si queremos amentar el reto, debemos aumentar la dificultad para poner a prueba las habilidades del jugador o de los jugadores. 

Generalmente lo recomendable es aumentar las habilidades del jugador y dotar de herramientas para que se sienta seguro y posteriormente plantearles un reto para que sea capaz de ponerse a prueba con las habilidades aprendidas. 

¿De que nos sirve esto en la practica?

 Pues bien como hemos dicho antes, las tareas no solo sirven para mejorar la condición física, sino que sirven principalmente para implantar o mejorar comportamientos que nosotros buscamos en el juego. 

Ante situaciones en las que el equipo esta tocado psicológicamente por una mala racha de partidos, será recomendable plantear tareas de menor dificultad con el principal objetivo de aumentar la confianza en sus propias habilidad así como también sumar y dotas de nuevas habilidades a estos jugadores para enfrentar retos que se encontrarán en la competición. 

En este caso, plantear retos difíciles lo único que producirá serán ansiedad y falta de confianza si las tareas no no son ejecutadas de forma correcta. 

Por otro lado en equipos con una alta confianza en sus habilidades como individuos y colectivos, será recomendable plantear retos que hagan mejorar las habilidades que ya tienen de forma que se produzca una mejora de los comportamientos ya adquiridos. 

La inclusión de dificultad o la disminución de ella en las tareas será una de los factores que debemos tener en cuenta siempre según el estado de cada equipo en cada momento de la semana.

¿Como incrementar o reducir la dificultad de las tareas? 

Para incrementar o reducir la dificultad de una tarea debemos tener en cuenta como estructurar una tarea. 

En primer lugar debemos identificar un objetivo primario y algunos segundarios. En segundo lugar identificar los comportamiento núcleos de las tareas o añadir diversas subtareas antes, después o en los dos momentos. 

La tarea núcleo será la tarea que queremos que nuestro jugador o jugadores realicen de forma correcta y las subtareas serán condicionantes que colocaremos al principio o al final (o al principio y al final) para facilitar o reducir la dificultad de la misma. 

Como vimos antes, todo dependerá de la situación. 

  • Si se quiere reducir la dificultad se debe simplificar o reducir  el número de tareas, no modificar la tarea núcleo.
  • Si la tarea resultad fácil y se quiere aumentar la dificultad, se deben incrementar el numero de subtareas. 

Veamos un ejemplo para terminar. 

Pongamos por caso que en la tarea que teníamos antes de 8×8 de 50×30 con 5 minutos de duración.

El objetivo es buscar la movilidad rápida de balón y la movilidad de los jugadores. 

De esta manera la tarea núcleo será que consigan realizar 10 pases de forma seguida. 

Este objetivo puede facilitarse o dificultarse de la siguiente manera:

  • Hacer 10 pases permitiendo que el equipo contrario pueda llegar a tocar el balón hasta 2 veces, de manera que se sigan contando los pases (tarea facilitadora). 

Añadir dificultad:

  • Hacer 10 pases sin que ningún jugador contrario toque el balón. 
  • Empezar a contar los pases cuando el jugador comodín de el primer pase  + Hacer 10 pases 
  • Empezar a contar los pases cuando el jugador comodín de el primer pase  + Hacer 10 pases + el jugador comodín debe tocar el balón 3 veces durante los 10 pases. 

Como vemos existen multitud de ejemplos para modificar una tarea. Todo dependerá del objetivo que tengamos con nuestro equipo y del punto emocional y psicológico en el que estemos.

Ahora te toca a ti crear tus propias tareas. 

El método Unai Emery

en ANALISIS ENTRENADORES/RENDIMIENTO/TÁCTICA
análisis táctico de Unai emery

Unai Emery es uno de los entrenadores más intensos y preparados del panorama actual y su recientes andaduras por el PSG y el Arsenal inglés lo han catapultado al elenco de los entrenadores de talla mundial. Hoy analizamos el método Unai Emery

En este artículo analizaremos su manera de entrenar y de gestionar diferentes grupos de futbolistas, ya que al margen de su expertise táctica y como entrenador, es un gran gestor de grupos y un líder dentro de estos, algo de lo que ya hemos hablado en mas de una ocasión a lo largo de este blog. 

El modelo de juego de Emery 

Para Emery, el estilo de juego debe verse reflejado en un partido de futbol. 

En rasgos generales, el entrenador español entiende que tenemos que crear un estilo de juego con el objetivo de ganar, teniendo un estilo y una filosofía y que nuestro equipo sea capaz de ejercerlo en los partidos. Este modelo de juego debe practicarse y llevarse a cabo a través del entrenamiento.

Para crear el estilo de juego debemos de tener en cuentas varias preguntas:

  • ¿Por qué creamos el estilo de juego? 
  • ¿Cómo lo creamos
  • ¿Dónde lo creamos? 

Para poder responder a estas preguntas será necesario crear un planning de entrenamiento, en el que todos los elementos que componen el futbol se relacionen entre si.

Estos elementos son los tácticos, técnicos, estratégicos, físicos y psicológicos, que no se deben entrenar por separado sino que deben formar parte de un conjunto, como explica también el profesor Paco Seirul-lo. 

Una vez determinado el estilo de juego en conjunción con todos los elementos que lo componen, el siguiente paso será crear una metodología de trabajo en donde se planee y se trabaje este modelo de juego de manera que para poder llevar a cabo eso tenemos:

  • Los contenidos de las sesiones. 
  • Las tareas a desarrollar para plasmar un estilo de juego. 

Para Unai Emery sus equipos deben tener una serie de características que deben cumplirse para que su modelo de juego funcione: 

  1. Equipo intenso- defensivamente y ofensivamente.
  2. Agresivo.
  3. Inteligente.
  4. Fuerte – Para que gane las disputas.
  5. Resistente para que gane al máximo.
  6. Velocidad- que sorprenda el rival.
  7. Solidario.
  8. Competitivo (compañeros y adversarios).
  9. Comunicativo que hable mucho – comunicación oral y visual ayuda. 
  10. Que tenga lideres- proactivo. 
  11. Participativo.
  12. Carácter.
  13. Que domine el centro del juego.

Rasgos Defensivos

En los rasgos defensivos encontramos tres aspectos fundamentales. 

  • Los sistemas de juego. Como debe moverse la defensa en función del sistema de juego planteado. 
  • La organización. La organización de la defensa en función del comportamiento del rival.
  • La coordinación entre jugadores. 

Dentro de los momentos defensivos los jugadores deben saber que a partir de un determinado sistema, debe moverse avanzado o replegado. Siendo más concretos podemos encontrar estos comportamientos que se deben hacer en función en orden y de forma coordinada: 

  1. Tapar líneas de pase. 
  2. Presión al jugador poseedor del balón. ( al igual que propone guardiola)
  3. Vuelta a la línea de inicio de zona. 

La defensa debe manejar algunos conceptos basados en referencias, es decir, que el BLOQUE defensivo deberá realizar ciertos comportamientos en función de la situación de juego rival. 

Estos comportamientos son: 

  1. Situación de juego: Si el jugador poseedor del balón esta presionado, la línea defensiva se mantiene. 
  2. Si el jugador contrario da un pase atrás, la línea defensiva sale de manera coordinada. 
  3. Si el jugador contrario tiene el balón controlado y esta sin oposición, la línea defensiva debe realizar una vigilancia al espacio y estar preparado para correr en busca de un pase largo. 
  4. Si el jugador contrario progresa en conducción, la línea defensiva se repliega hasta que el rival encuentre oposición y se comienza el proceso nuevamente (tapar línea, presión, vuelta). 

Estos conceptos hacen que el jugador tenga referencias de cómo comportarse según lo movimientos del rival, dándole seguridad en sus acciones a través de un proceso de aprendizaje en el entrenamiento. 

En este vídeo podemos ver más claramente este tipo de proceso de aprendizaje. 

El estilo de juego Ofensivo

El estilo de juego ofensivo esta condicionado por dos factores: 

  • Las cualidades propias de nuestro equipo (70%) 
  • El equipo rival (30%). 
  • Jugar en casa o fuera. 

Este porcentaje será variable en función de varios factores adicionales como el terreno de juego, características especificas del rival o factores intrínsecos como lesiones o viajes. 

El estilo ofensivo de Emery  se caracteriza por estar basado en varios aspectos que se combinan entre si: 

  • El juego puede ser combinativo o largo. 
  • El equipo debe ser agresivo en ataque y con una intensidad alta. 
  • El equipo debe buscar amplitud y debe ser profundo. 
  • Debe tener movilidad y ser rápido para sorprender al rival.
  • Debe buscar duelos individuales
  • Tener un ritmo de juego alto.
  • El equipo debe saber cuando tener la posesión y cuando debe tener verticalidad. 

Además de aprecian otras características como: 

  • Sacar rápido como primera arma. 
  • Sacar en corto como herramienta para buscar la posesión y atraer al equipo contrario buscando zonas libres en el campo. 

Para poder ver estas características de manera clara, podemos recurrir al análisis del juego del actual Arsenal, donde podemos encontrar que: 

  • El sistema más utilizado es el 4-2-3-1. 
  • Juego con mucha amplitud, buscando la subida del Hector Bellerin aprovechando  la coordinación y la precisión de pases de Ozil. 
  • La transición defensiva y ofensiva es mucha mas rápida en comparación con la de Wenger. 

Una vez que roban el balón, salen disparados hacia la portería contraria. 

La dirección de equipos de Unai Emery

Emery se caracteriza por ser un entrenador moderno, basando la dirección de sus equipos en el liderazgo y en crear una autoridad partiendo de su relación con el futbolista

Hemos hablado ya en que se caracteriza este liderazgo en varios artículo, y más concretamente como algunos entrenadores como Guardiola lo llevan a cabo. 

En el caso de Unai, su liderazgo se basa en la persona y después en el futbolista. Este liderazgo lo construye observado y dialogando con el futbolista para poder llegar a ella de manera correcta. 

Dentro del grupo el primer objetivo es despertar lo valores y las motivaciones del grupos, para conseguir que haya un equipo y un grupo compacto y con comunicación. 

En cuanto a la definición de objetivos, aboga por convencer al jugador y al grupo del camino que quieren conseguir, es decir ser transparentes los objetivos marcados cada temporada y convencer con tareas y con ejemplo al jugador para que sea participe de ese camino y objetivo. 

En este sentido, Emery, habla sobre el poder y la autoridad, entendiendo que el poder te es dado por derecho y la autoridad la ganas cuando los jugadores te la dan. Tal vez esta sea la principal herramienta del líder. 

Dentro del grupo, todos deben ser uno y uno deben ser todos y dentro de esa igualdad, hay que tratar a cada uno con sus particularidad, tras el conocimiento previo de cada persona. 

El papel principal dentro de este grupo esta confianza, que se trabaja día a día. 

La confianza debe ser total entre jugadores y entrenadores y jugadores con jugadores. 

Esta autoconfianza debe generarse día a día con contextos y tareas adecuados. 

El liderazgo para Emery debe ser llevado a cabo por el propio jugador. A pesar de que existen capitanes dentro del grupo, en los equipos de Emery cada jugador debe asumir su responsabilidad saber dirigir y llevar la iniciativa dentro de su puesto. 

Para el entrenador, la principal tarea del entrenador debe ser que el jugador encuentre la mejor versión de si mismo y debe hacerle ver al entrenador cual la misión de cada uno dentro del equipo. 

Dentro de esta tarea, una de las principales tareas debe ser formas personas por encima de futbolistas. 

La toma de decisiones de un entrenador debe estar basada en minimizar al máximo los errores. Un entrenador toma múltiples decisiones durante un día o una semana. Como puede ser cuando da la charla, cuando habla con el futbolista, cuando da la alineación, etc. 

Dentro de estas múltiples decisiones, debe analizar y corregir aquellas que no funcionan para poder minimizar el margen de errores y no perjudicar con nuestras decisiones al futbolista. 

En este sentido, tanto el entrenador como el futbolista deben ser capaces de autoevaluarse y ser capaces de aprender de los errores. 

El entrenador tiene que tener conexión con el equipo, no debe ser una líder tirano y alejado. En el caso de Emery, esto lo lleva a cabo saludando a los jugadores antes y después de los partido, mirando a la cara cuando da las alineaciones, chocando la mano de manera efusiva antes de jugar, etc. 

Se debe buscar el compromiso del jugador total. 

Resumen

Unai Emery se ha convertido es uno de los entrenadores top del panorama internacional. Como vemos sus métodos se ajustan a los ya conocidos de Guardiola o el Cholo Simeone.

Esta nueva generación de entrenadores ha cambiado el modo de entrenar el fútbol, basando principalmentemente su estrategia en el liderazgo de personas y en la educación de un modelo de juego adecuado a cada tipo de equipo que a la vista esta, que da buenos resultados. 

Fundamentos defensivos: Los grandes olvidados

en OPINIÓN/TÁCTICA/TECNIFICACIÓN

Jandro Novoa

Seguro que a todos nos ha ocurrido que un conocido nos habla, o nosotros mismos hemos visto, sobre un jugador al que su alto nivel ofensivo le hace ser diferencial en el fútbol base (y por lo tanto jugar siempre, pero ese es otro tema), pero que sufre a la hora de finalizar su etapa en la base para tener continuidad en su paso a las categorías senior. 

Este hecho, suele venir acompañado de diferentes opiniones que lo resguardan, como que el entrenador no sabe apreciar el talento, que prefiere a jugadores veteranos porque tienen mayor experiencia, o que lo fácil es dejar sin minutos a los más jóvenes. Ya sabemos lo fácil que les resulta a algunos opinar sin argumentos. Desde aquí, me gustaría trasladaros mi propia visión sobre este tema, que se podría resumir en que en el fútbol base estamos creando jugadores nulos en la fase del juego en la que nuestros equipos no tienen el balón. 

Mi corta experiencia, y mi paso por categorías base y senior, primero como “jugador” y actualmente como miembro del cuerpo técnico, es la que me hace llegar a esta conclusión. Vale con pasarse por la mayoría de los campos de entrenamiento, o con hablar sobre la sesión con nuestros compañeros entrenadores, para ver que siempre dejamos de lado el trabajo de los aspectos defensivos, siempre focalizando la fase con balón. 

Estoy de acuerdo con que el fútbol es un deporte dónde se juega con el implemento del balón, y que es de vital importancia dotar a los jugadores de todas las herramientas posibles para cuando esté en su posesión, tanto el propio jugador, como sus compañeros de equipo. Soy el primero que las trabaja, y creo firmemente en ello. Pero, ¿y cuándo no tenemos el balón? Basta con poner de ejemplo cualquier tarea, como puede ser un simple rondo. ¿Les damos correcciones a los jugadores que tienen que robar, o nos centramos solamente en el tipo de pase y orientaciones de los jugadores que están por fuera? 

Solemos pecar de focalizar los objetivos de dichas tareas en aspectos ofensivos, tanto desde un punto de vista táctico (ya en categorías senior o en últimas etapas de la base) como desde un punto de vista técnico, sin darnos cuenta de que siempre que buscamos un objetivo ofensivo, se están dando sus maneras de contrarrestarlo, su antagonista defensivo por así decirlo. Con un reparto de roles adecuado dentro del cuerpo técnico, donde algunos se encarguen de la corrección del aspecto ofensivo y otros del defensivo, la riqueza de cualquier tarea aumentaría, yendo de la mano la mejora de nuestros jugadores en esta fase del juego que a mi manera de verlo, apenas ponemos importancia. 

Avanzando desde lo más simple a lo más complejo. Tanto desde el punto de vista de aspectos técnicos como incluso condicionales, como puede ser enseñar a correr lateralizado, o saber cambiar la lateralidad mientras corro hacia atrás, detalles que forman parte de un 1vs1 defensivo y que como cualquier detalle del juego, es más fácil de inculcar para su aprendizaje técnico en edades tempranas. Se pueden trabajar desde cualquier etapa de la iniciación. 

Cómo y hacia donde orientar un 1vs1. Llegar a la presión y frenarse para no ser superado. Fintas defensivas. Momentos en los que puedo realizar entrada. Cerrar líneas de pase. Utilización del cuerpo en disputas. Orientación y marcaje en centro lateral. Cómo defender una inferioridad. Si pensamos en cualquier tarea de nuestras sesiones, estoy seguro de que estos pequeños detalles defensivos tienen cabida en nuestras correcciones. ¿Por qué corregimos las orientaciones ofensivas, los controles orientados, cuándo conducir o dar pase, pero estos detalles ni los nombramos? Algunos por desgracia piensan que es de “amarrateguis”, de “vieja escuela”, enseñar estos detalles. Supongo que sus equipos tendrán el balón los 90 minutos, pero así no ayudamos al jugador, porque estoy seguro de que alguna vez en su vida, todos los jugadores van a tener que defender. Pues vamos a darle las herramientas pare ello, ¿no?

No olvidemos que esos conceptos también forman parte de la inteligencia táctica que debemos de intentar que tengan nuestros jugadores. Mejoraremos al jugador, que debe de ser nuestro principal objetivo. No solo defensivamente, sino también ofensivamente, porque tendrán que utilizar más herramientas para que sus acciones tengan éxito. 

Contemplo el fútbol desde una visión holística, pero a veces olvidamos una parte que es sin balón, y creamos a jugadores con cero conocimientos en ella. Esto hace que tras su paso al fútbol senior, donde todo ello parece que cobra importancia de forma milagrosa, sufran para adaptarse ante jugadores que ya lo dominan, a pesar de que son superiores a nivel ofensivo. Da igual que sean jugadores de grandes canteras, donde algunos opinan que no lo pueden trabajar porque siempre tienen el balón. Deben de darse cuenta que por desgracia, la mayoría saldrán a 2ºB o Tercera División, y no a su primer equipo, olvidarse de esto es un tanto egoísta (al igual que enseñar sólo a jugar combinativo, pero hoy no me quiero meter en ese jardín). 

Ya para acabar, saco una última pregunta y conclusión. Debatiendo este tema con compañeros, algunos opinan que el defender es algo innato, y claro que los grandes defensores tienen un talento para ello, pero eso se multiplicaría con correcciones adecuadas y con tiempo de práctica bien utilizado. ¿O es que los grandes mediocentros y delanteros, no traen talento incorporado? ¿De verdad alguien cree que se lo fabricamos nosotros? Por supuesto que facilitamos y ayudamos en los procesos de mejora, pero como dijo algún sabio, a los buenos tratad de no estropearlos. Y yo añado: la defensa también se entrena. 

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.