Category archive

TECNIFICACIÓN

¿Formación o resultado?

en CANTERA/OPINIÓN/TECNIFICACIÓN
formación futbol base


Inconscientemente, el fútbol base se ha convertido en un acopio de entrenadores. Utilizo dicho término, ya que, cuando hablo de fútbol formativo, no me gusta hablar de entrenadores sino de formadores, educadores.

Todos los avances realizados, la formación que han adquirido los distintos profesionales para poder ejercer esta función, los medios de los que disponemos en la actualidad, la materia prima en sí…Todo ello se va poco a poco disolviendo por un único motivo : elEGOCENTRISMO de los entrenadores.

Cada fin de semana dedico parte de mi tiempo a ver partidos de fútbol 8, biberones, benjamines, alevines…El resultado es prácticamente el mismo cada sábado y domingo.: Entrenadores que se pasan 50 minutos gritando a los niños, hablándoles de malas formas cuando fallan, buscando la victoria, sin importar el cómo, no teniendo en cuenta que en el fútbol base no se debe seguir a Maquiavelo “el fin justifica los medios”. Desde que comienza el partido, niños que tan solo juegan 2 minutos, o incluso menos; malas conductas hacia el árbitro, hacia jugadores o hacia los entrenadores/formadores del equipo contrario…

En definitiva, una acumulación de errores humanos que poco a poco van desvirtuando el fútbol por la simple razón de lograr objetivos personales, trofeos o victorias insignificantes, no importando el daño moral y deportivo que se pueda haber ocasionado a los críos. Todo, con un único lema en su cabeza:

GANAR, GANAR, GANAR Y VOLVER A GANAR.

Lo más sorprendente es que muchos son conscientes de que están realizando mal su labor, pero aún así osan presumir de las ligas que han conseguido, de las decenas de torneos que han ganado, de que “sus” equipos son muy goleadores… Pero no se dan cuenta del hecho de que cuando llega la etapa de infantil/cadete/juvenil un porcentaje muy elevado de chicos han perdido lo más importante : el interés por seguir JUGANDO AL FÚTBOL.

Pero, de las cosas malas, siempre se sacan otras positivas.

Sin embargo, aún hay esperanzas. Sigue habiendo muchos formadores que son conscientes del trabajo que deben realizar en función de la edad de los niños, de la categoría; sigue habiendo, chic@s que planifican sus temporadas para que todo vaya de la mejor forma posible, que conocen los pasos a seguir y los llevan a cabo, dando prioridad a la enseñanza y no al resultado; gente que no busca la victoria a cualquier precio. Al fin y al cabo, formadores que empatizan con los niños y hacen que éstos sean parte del juego. Y sobre todo, todavía quedan es@s personas que son capaces de hacer ver a los muchachos que el error es una parte fundamental del aprendizaje.

En definitiva, todo se reduce a una frase de un gran profesional, Pablo López, frase que me ha marcado mucho y espero os haga recapacitar:

“Entrenar es muy fácil, pero entrenar bien…muy difícil”.

CRISTIAN PAZ

Fundamentos defensivos: Los grandes olvidados

en OPINIÓN/TÁCTICA/TECNIFICACIÓN

Jandro Novoa

Seguro que a todos nos ha ocurrido que un conocido nos habla, o nosotros mismos hemos visto, sobre un jugador al que su alto nivel ofensivo le hace ser diferencial en el fútbol base (y por lo tanto jugar siempre, pero ese es otro tema), pero que sufre a la hora de finalizar su etapa en la base para tener continuidad en su paso a las categorías senior. 

Este hecho, suele venir acompañado de diferentes opiniones que lo resguardan, como que el entrenador no sabe apreciar el talento, que prefiere a jugadores veteranos porque tienen mayor experiencia, o que lo fácil es dejar sin minutos a los más jóvenes. Ya sabemos lo fácil que les resulta a algunos opinar sin argumentos. Desde aquí, me gustaría trasladaros mi propia visión sobre este tema, que se podría resumir en que en el fútbol base estamos creando jugadores nulos en la fase del juego en la que nuestros equipos no tienen el balón. 

Mi corta experiencia, y mi paso por categorías base y senior, primero como “jugador” y actualmente como miembro del cuerpo técnico, es la que me hace llegar a esta conclusión. Vale con pasarse por la mayoría de los campos de entrenamiento, o con hablar sobre la sesión con nuestros compañeros entrenadores, para ver que siempre dejamos de lado el trabajo de los aspectos defensivos, siempre focalizando la fase con balón. 

Estoy de acuerdo con que el fútbol es un deporte dónde se juega con el implemento del balón, y que es de vital importancia dotar a los jugadores de todas las herramientas posibles para cuando esté en su posesión, tanto el propio jugador, como sus compañeros de equipo. Soy el primero que las trabaja, y creo firmemente en ello. Pero, ¿y cuándo no tenemos el balón? Basta con poner de ejemplo cualquier tarea, como puede ser un simple rondo. ¿Les damos correcciones a los jugadores que tienen que robar, o nos centramos solamente en el tipo de pase y orientaciones de los jugadores que están por fuera? 

Solemos pecar de focalizar los objetivos de dichas tareas en aspectos ofensivos, tanto desde un punto de vista táctico (ya en categorías senior o en últimas etapas de la base) como desde un punto de vista técnico, sin darnos cuenta de que siempre que buscamos un objetivo ofensivo, se están dando sus maneras de contrarrestarlo, su antagonista defensivo por así decirlo. Con un reparto de roles adecuado dentro del cuerpo técnico, donde algunos se encarguen de la corrección del aspecto ofensivo y otros del defensivo, la riqueza de cualquier tarea aumentaría, yendo de la mano la mejora de nuestros jugadores en esta fase del juego que a mi manera de verlo, apenas ponemos importancia. 

Avanzando desde lo más simple a lo más complejo. Tanto desde el punto de vista de aspectos técnicos como incluso condicionales, como puede ser enseñar a correr lateralizado, o saber cambiar la lateralidad mientras corro hacia atrás, detalles que forman parte de un 1vs1 defensivo y que como cualquier detalle del juego, es más fácil de inculcar para su aprendizaje técnico en edades tempranas. Se pueden trabajar desde cualquier etapa de la iniciación. 

Cómo y hacia donde orientar un 1vs1. Llegar a la presión y frenarse para no ser superado. Fintas defensivas. Momentos en los que puedo realizar entrada. Cerrar líneas de pase. Utilización del cuerpo en disputas. Orientación y marcaje en centro lateral. Cómo defender una inferioridad. Si pensamos en cualquier tarea de nuestras sesiones, estoy seguro de que estos pequeños detalles defensivos tienen cabida en nuestras correcciones. ¿Por qué corregimos las orientaciones ofensivas, los controles orientados, cuándo conducir o dar pase, pero estos detalles ni los nombramos? Algunos por desgracia piensan que es de “amarrateguis”, de “vieja escuela”, enseñar estos detalles. Supongo que sus equipos tendrán el balón los 90 minutos, pero así no ayudamos al jugador, porque estoy seguro de que alguna vez en su vida, todos los jugadores van a tener que defender. Pues vamos a darle las herramientas pare ello, ¿no?

No olvidemos que esos conceptos también forman parte de la inteligencia táctica que debemos de intentar que tengan nuestros jugadores. Mejoraremos al jugador, que debe de ser nuestro principal objetivo. No solo defensivamente, sino también ofensivamente, porque tendrán que utilizar más herramientas para que sus acciones tengan éxito. 

Contemplo el fútbol desde una visión holística, pero a veces olvidamos una parte que es sin balón, y creamos a jugadores con cero conocimientos en ella. Esto hace que tras su paso al fútbol senior, donde todo ello parece que cobra importancia de forma milagrosa, sufran para adaptarse ante jugadores que ya lo dominan, a pesar de que son superiores a nivel ofensivo. Da igual que sean jugadores de grandes canteras, donde algunos opinan que no lo pueden trabajar porque siempre tienen el balón. Deben de darse cuenta que por desgracia, la mayoría saldrán a 2ºB o Tercera División, y no a su primer equipo, olvidarse de esto es un tanto egoísta (al igual que enseñar sólo a jugar combinativo, pero hoy no me quiero meter en ese jardín). 

Ya para acabar, saco una última pregunta y conclusión. Debatiendo este tema con compañeros, algunos opinan que el defender es algo innato, y claro que los grandes defensores tienen un talento para ello, pero eso se multiplicaría con correcciones adecuadas y con tiempo de práctica bien utilizado. ¿O es que los grandes mediocentros y delanteros, no traen talento incorporado? ¿De verdad alguien cree que se lo fabricamos nosotros? Por supuesto que facilitamos y ayudamos en los procesos de mejora, pero como dijo algún sabio, a los buenos tratad de no estropearlos. Y yo añado: la defensa también se entrena. 

Scouting en fútbol: El ojeador de promesas

en CANTERA/OPINIÓN/SCOUTING/TECNIFICACIÓN
scouting en el fútbol

Cristian paz

Llegan los equipos al campo, personal del club local haciendo sus correspondientes funciones, árbitros realizando las necesarias comprobaciones del terreno de juego, redes de las porterías, banderines de córner… pero de repente, alguien se percata de que en la grada hay un desconocido, una persona que no conocen ni unos ni otros…Sí, el ojeador del equipo “X” ya ha llegado al campo.

El ojeador es inteligente, intuitivo, previsor, sabe que, además de valorar los aspectos técnicos de los jugadores que va a realizar el seguimiento, entre otras cosas, es importante valorar y tener una percepción del comportamiento pre-partido que tienen éstos, es decir, lo que hacen, de lo que hablan, en definitiva, ser consciente de cómo afrontan el partido.

Ves el calentamiento y el partido, si al finalizar sacas conclusiones positivas de alguno de ellos, pasas más tiempo en el campo para poder realizar otro tipo de gestiones, reconocer a los padres del susodicho y poder realizar algún trámite si fuese necesario. Después de todo este proceso es cuando te vas a casa y realizas el correspondiente informe para el club.

Pero, no siempre es todo tan perfecto. En ocasiones, llegas con el partido ya empezado porque vienes de otro partido y te has perdido parte del proceso mencionado anteriormente.

Además, el entorno también influye, y mucho. Llegar a un campo donde mucha gente te conoce, te habla y conversas con ellos, te priva de perderte un calentamiento, una acción personal que te puede servir de mucho, un detalle que puede marcar un proceso de selección…

En los tiempos que corren, cualquier padre/madre o representante es consciente de que estás ojeando a algún equipo/jugador en concreto. En muchos casos, son los propios representantes los que corren la voz porque les interesa saber que el ojeador de X” está presente en el campo ojeando a sus futbolistas. Y, aunque actualmente los futbolistas están mejor preparados a nivel mental y son más inteligentes, a veces, por estas circunstancias, no son capaces de asumir la responsabilidad que se espera de ellos y la presión a la que se enfrentan no les deja dar su mejor versión.

PRIMERO LA TECNICA

Lo primero que se tiene en cuenta a la hora de decidir si un jugador me vale o no es la técnica, la calidad individual del futbolista, luego viene el resto. El que domina con destreza y habilidad el balón, el que realiza un control orientado y deja la pelota en condiciones para darle continuidad al juego, el que tiene la capacidad de superar a rivales jugando con su cuerpo, con la finta, el engaño al adversario incluso sin llegar a manejar la pelotaNo puedes dejar escapar la oportunidad, recomendarás a la dirección deportiva que se siga haciendo un seguimiento cercano al jugador y luego la persona encargada de esta área determinará el proceder, si se ficha o no.

En ocasiones, vas a ver al jugador que quieres fichar y en el camino se cruza otro que despunta. El primer trabajo ya lo tienes realizado. En el segundo, se toma nota y, si el jugador encaja en el juego del equipo para el que trabajas también se le puede firmar.

Obviamente, ese otro futbolista que te ha llamado la atención tendrás que realizarle un seguimiento a parte, ver que no le ha salido todo en ese partido, que no tenía un exceso de motivación, valoras el rival al que se ha enfrentado

Pero claro, además de esto, hay otros ítems que también son necesarios. La relación del jugador con la plantilla, con el árbitro, como maneja una situación tras ser sustituido, la formación académica, los padres…

En el fútbol actual priorizamos el talento individual, la técnica, pero, además, se está desarrollando un fútbol en el que prácticamente todos los jugadores deben ser rápidos, muy rápidos. Pero también tienes que ser consciente del puesto que estás buscando, el perfil de jugador. A lo mejor te interesa un 6 inteligente, con unas condiciones maravillosas pero no es rápido, hay que asumirlo así. La velocidad mental también cobra especial importancia, el que es capaz de percibir acciones, situaciones de juego antes que el resto es un aventajado.

En definitiva, son muchos los factores que influyen a la hora de tomar decisiones tan importantes como el fichaje de un jugador para un club, y más, cuando hablamos de clubes con un nivel de exigencia máximo. Por eso, cuantos más registros manejes sobre jugadores, más partidos los veas competir, más ventaja tendrás sobre la competencia.

Fútbol en Espacios Reducidos. ¿Como Crear Ejercicios de Juegos Reducidos?

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/TECNIFICACIÓN
juego reducidos

Fútbol en espacios reducidos. ¿Sabes Como crear ejercicios de juegos reducidos? En  este artículo te explicamos como reducir el juego para entrenar mejor.

Crear situaciones y contextos específicos en situaciones menos globales.

Entendiendo los elementos del juego

La introducción de corrientes nuevas dentro del fútbol y puntos de vista alternativos han sido los  detonantes que en los últimos años la preparación física dentro del fútbol haya experimentado  grandes cambios en la forma de trabajar de preparadores físicos y entrenadores.

La periodización táctica de Víctor Frade o la Revolución en el Barsa llevada a cabo por Paco Seirulo, han sido dos puntos de vista que han cambiado la concepción acerca de como plantear la preparación  de los equipos de fútbol.

Debemos entender que el fútbol es un deporte complejo. Existen e interactúan una gran cantidad de elementos complejos, y que Tamatit (2013) enumera como:

  •   Tácticos
  •   Técnicos
  •   Físicos
  •   Psicológicos
  •   Estratégicos

Asumiendo que estos conceptos interactúan y son parte inherente del deporte, deberemos tenerlos  en cuenta a la hora de planificar y ejecutar el propio entrenamiento.

Rompiendo el viejo paradigma

Debemos poner en cuestión la validez y fiabilidad de los entrenamientos clásicos que se venían realizando en la preparación física. Un fútbol donde se entrenaba  a través de carreras propias de atletismo o levantamientos de halterofilia.

Estos entrenamiento clásico, pertenecen a un paradigma antiguo. No toma en consideración la interacción de los elementos que componen el fútbol. Los divide y los trabaja de forma separada, asumiendo que 1+1 son 2, pero sin tener en cuenta que esta matemática en este tipo de deportes no puede ser aplicada.

Este paradigma ha sido el dominante a la hora de programar aquellos deportes colectivos en los que, el trabajo de fuerza y resistencia han sido trabajados de manera analítica, tomando como referencia disciplinas como halterofilia o atletismo.

Si bien la lógica no es equivocada, tenemos que entender que existen más factores que afectan a la capacidades físicas del futbolista.

Estas capacidades se verán manifestadas dentro de un contexto determinado como son las acciones propias del fútbol.

Trabajar las habilidades que se manifiestan en fútbol de manera separada, sin tener en cuenta el propio deporte parece un error.

Conseguir fuerza máxima en un futbolista, no tiene transferencia alguna si el futbolista no es capaz de aplicar la fuerza necesaria y en timing exacto para rematar un balón de cabeza.

En busca de un nuevo paradigma

Nuevas corrientes como las mencionadas anteriormente han abogado por el trabajo global y especifico del contexto en el que se realiza el deporte.

Esto quiere decir, que el entrenamiento debe estar orientado a la especificad del deporte. Se deben tener en cuenta aquellos factores técnicos, tácticos y psicológicos en conjunción con los físicos.

El ejemplo más claro a la hora de llevar a cabo esta metodología dentro del entrenamiento han sido los ejercicios de fútbol en espacio reducido. Estos han cobrado protagonismo dentro del entrenamiento de fútbol en los últimos diez años.

Estos juegos tienen como objetivo trabajar en especificad y con una metodología global que integre los factores que enumeramos anteriormente. Y lo hace mediante tareas que incluyen todos los elementos propios del fútbol.

En estas acciones, los futbolistas experimentan situaciones parecidas a la competición.

¿Qué tipo de trabajo son los juegos reducidos?

Este tipo de trabajo son los clásicos rondós, posesiones, ataques a portería que se han trabajado siempre desde un aspecto técnico-táctico, sin tener en cuenta que aportaciones podían tener al trabajo condicional del jugador.

Por esto, desde una perspectiva global y entendiendo que estas capacidades se manifiestan en todos los contextos, no tiene sentido dividir entrenamiento condicional y táctico, si desde una misma tarea podemos orientar el trabajo hacia el objetivo deseado.

Esto ha hecho que muchos entrenadores se lancen a la piscina y han apostado todo a trabajar con estos juegos como método para el desarrollo de la condición física.

Si bien desde un punto de vista tiene sentido, debemos saber que para que el proceso este completo debemos tener en cuenta la competición. Por tanto la modelación y programación de este tipo de juegos en el entrenamiento, debe estar enfocado a esta misma.

Una vez más, deberá ser tenido en cuenta el contexto donde trabajamos, siendo la formación, como el rendimiento diferentes y que deben ser tenidos en cuenta. Esto no  difiere en el objetivo común: conseguir un trabajo global de nuestros jugadores a través de estas tareas.

A continuación expondremos los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de programar este tipo de tareas dentro del entrenamiento.

¿Como crear juego reducidos específicos?

A nivel general, y basándonos en Little (2009) podemos considerar que para construir juegos reducidos debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

–               El numero de jugadores

–               Número de equipos

–               Dimensiones del espacio 

–               Sistema de juego

–               La presencia de porteros

–               La fase del juego (posesión, presión tras perdida…)

Estos aspectos determinaran que tipo de situaciones podemos platear dentro del entrenamiento.

Para saber que tipo de situaciones queremos llevar a cabo en el entrenamientos, tenemos que determinar que objetivo es el que queremos priorizar, es decir si nuestro objetivo es condicional o si es técnico-táctico enfocado a la competición.

Condicional

Comenzaremos basándonos en aspectos condicionales sobre los objetivos tácticos,  para poder programar de manera correcta estas tareas a lo largo de la semana de trabajo. Una vez tengamos las tareas ordenadas en función de los aspectos condicionales, añadiremos los aspectos técnico-tácticos.

A nivel condicional muchos estudios evidencia como el trabajo con juegos reducidos trabaja la condición física del futbolista, siendo así un buen método a la hora de trabajar las capacidades condicionales del jugador (estudio, estudio, estudio).

Para comenzar a estructurar los juegos reducidos debemos tener en cuenta el tipo de capacidad que predomina en cada una de ellas (alactica, láctico, aeróbico o anaeróbico). Estas capacidades no aparecen de forma aislada sino que se aparecen de manera conjunta, pero lo harán con mayor predominancia unas sobre otras,  en función del tipo de tarea planteada.

Tomando como referencia a Tamatit y las tareas planteadas por  Clemente y Mendes (2015),  expondremos los tres grande grupos de juegos reducidos que podemos plantear a lo largo de la semana de trabajo

Trabajo de la vía anaeróbico aláctica

Estas tareas se caracterizan por tener:

  • Espacio Reducido
  • Pocos Jugadores
  • Poco Tiempo
  • Poca recuperación
  • Énfasis en la fuerza especifica
  • Alta tensión de contracción máxima
  • Contracciones excéntricas

intensidad de fútbol reducido

Trabajo de vía aeróbica

Estas tareas se caracterizan por tener:

  • Espacios Amplios
  • Alto número de jugadores
  • Mayor Tiempo
  • Más Recuperación
  • Requerimiento de la capacidad aeróbica

intensidad de futbol reducido

Trabajo de Velocidad

Estas tareas se caracterizan por tener:

  • Mucho espacio
  • Poco tiempo
  • Pocos jugadores
  •  Muchas repeticiones

tabla de futbol en espacio reducido

Tareas técnico – tácticas

Una vez estructurada la semana de trabajo en función del tipo de capacidades que queremos trabajar y teniendo siempre en cuenta el ratio competición-recuperación, el siguiente nivel será dotar a los juegos propuestos anteriormente, con aspectos técnicos tácticos destinados a mejorar aspectos propios de  la competición.

Para este aspecto debemos tener en cuenta varios factores que harán a nuestros juegos reducidos más específicos.  El tener en cuenta estos factores, determinará el grado de especificidad que le demos a estos juegos con respecto a nuestro equipo, haciendo así que una tarea sea meramente condicional a dotarla de sentido de cara a la competición.

 Las zonas en las que se realizan las tareas

En función de si nuestro objetivo es trabajar circulación de balón en medio campo o la circulación de balón cerca del área, deberemos trabajar las tareas descritas anteriormente en las zonas específicas del campo de juego.

De esta manera si el objetivo es potenciar la circulación de balón en medio campo, las tareas de juego reducido deberán estar situadas en espacios medios del campo, y no en una esquina cerca del  córner. Estudiar la realidad, es decir el tipo de juego que hace nuestro equipo y el tipo de juego que queremos que haga en ciertas zonas del campo determinará esta situación.

Inclusión de porteros

La inclusión de porteros es un detalle que muchas veces marca la diferencia en este tipo de tareas. Incluir a dos porteros en tareas que se realicen en el medio del campo no tendrá demasiada transferencia a la realidad, pero si la tendrá si estas tareas están enfocadas a trabajar las posesiones y finalizaciones cerca del área o las salidas de balón desde la defensa, donde los porteros juegan un papel importante.

Los modelos de juego y sistemas de juego

Por otro lado, las tareas de juego reducido deberán estar basadas en el modelo de juego de nuestro equipo, intentando que estas situaciones de juego se acerquen a la realidad que el futbolista se encontrara en la competición.

Por ejemplo, si nuestra intención para un  partido en concreto, es que el juego de ataque se finalicé por la banda derecha, en los entrenamientos, debemos plantear tareas a través de los juegos reducidos, en las que se den este tipo de comportamientos constantemente, facilitando que aparezcan este tipo de acciones, y así poder dotar de herramientas a los jugadores para que la reproduzcan en el partido.

Intensidad emocional

Acerca de este aspecto hablamos en otros artículos, entrando mas de lleno en como programar a corto y a largo plazo la inclusión de estas actividades a lo largo de la temporada. Tenemos que tener en cuenta que este tipo de tareas demandan altas dosis de concentración y desgaste emocional al futbolista, por lo que deberemos ser capaces de detectar cuando los jugadores están quemados o no están del todo concentrados para cambiar a otras tareas menos demandantes a nivel emocional.

Resumen

  1. Los juegos reducidos parecen ser una buena opción para trabajar de forma especifica la preparación física en fútbol, siempre sin olvidarnos de la prevención, tan necesaria para evitar compensaciones propias del deporte.
  2. A nivel condicional, las tareas de juego reducido parecen mostrar los mismo resultados que tareas analíticas como correr sin balón, sumando además otras ventajas como el trabajo global.
  3. A nivel técnico –táctico nos aporta especificad en cuanto a lo que los jugadores se encontraran en la competición.
  4. Resultan más motivantes y dinámicas para el futbolista.
  5. Las tareas deben estar basadas en las características del equipo y en nuestro modelo juego.

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.