Foto cortesía de @iamserenataylor
in

Cristian Fernández, un preparador readaptado en Inglaterra.

Cristian Fernández es el actual readaptador (Rehab Fitness Coach) del Newcastle United FC.

Originario de Ourense, Galicia, Cristian trabaja ahora en (para muchos) la mejor liga del mundo. La Premier League. Un lugar donde el fútbol se cuida y se mima. Y Cristián cumple parte de esta labor, recuperando y poniendo a punto, a los jugadores que componen la plantilla del Newcastle.

Tras cuatro años en la Premier, conoce de primera mano como funciona el sistema de fútbol inglés. De sus comienzo, experiencias, prevención de lesiones en fútbol y de su visión sobre la preparación física, hemos hablado en esta amplia entrevista.

  1. Para ir comenzando, ¿Podrías describirnos un poco el proceso hasta llegar a donde estás ahora? 

Siempre me interesó mucho el ámbito de las lesiones deportivas y en general todos los aspectos del proceso de entrenamiento en fútbol. A raíz de una asignatura que había en tercero/ cuarto de carrera (INEF) del doctor Rafael Arriaza (sobre prevención de lesiones), sí que me empezó a interesar más en concreto este ámbito y básicamente, gracias a la influencia de Luis Casáis y Rafael Arriaza, acabe en el grupo de investigación HI20, y especializándome en esta área. Digamos que además de los máster y la formación específica, es gracias a profesionales como los citados, junto con otros compañeros del grupo HI20, profesores influyentes de la carrera, y otros profesionales y jugadores con los que he tenido la oportunidad de trabajar y aprender, lo que me han ayudado a formarme e ir creciendo profesionalmente, sobre todo en los inicios. 

Mi experiencia profesional, como muchos al acabar la carrera, empezó en fútbol amateur, concretamente en tercera división, en el Betanzos CF. Estuve allí dos años, y al final es un contexto ideal para aprender, para realizarte y para poner en practica realmente lo que estudias. Pero obviamente llega un momento, en el que te tienes que independizar y vivir de ello, y te tienes que buscar otras alternativas.

Ahí es cuando empecé a pensar y valorar la idea de irme fuera. Al final lo que hice fue mandar curriculuma muchos equipos en países de habla inglesa. Empecé a buscar la forma de cómo poder acceder a un club, sin generarle un gasto y con posibilidades de que me contrataran. Encontré esta forma con las Becas Leonardo (becas para prácticas profesionales).  Al final me contestaron afirmativamente dos clubes, uno fue el Burnley FC (a través de un fisio español), y otro el Northampton, el único que al final me ofreció la posibilidad de colaborar en su proyecto. 

Acabé en el Northampton, donde el preparador físico me dijo que por mi formación, y además no costándole a ellos nada, me daban la posibilidad de trabajar, y allí me fui por un período de 6 meses. Tuve la mala o la buena suerte, de que la primera semana echaron al entrenador y en el primer partido hubo tres lesiones musculares y entonces al estar limitados en recursos humanos, tuve la ocasión muy pronto de ponerme a trabajar como uno más en la práctica, y no solamente de observador. Los 6 meses que estuve allí de beca, me dieron la oportunidad de entrar en un club inglés y conocer un poco el sistema allí. 

Aquí (Inglaterra) se valora mucho que tu estés en un trabajo de voluntario. Se valora muchas veces más una corta experiencia que como voluntario en Inglaterra, que la que puedas tener en tu propio país trabajando de lo tuyo. 

Y a raíz de ahí, y de las referencias de por ejemplo jugadores con los que he ido trabajado, apliqué en la pagina  www.uksport.gov.uk a un trabajo de fisioterapeuta rehabilitador, en el cual les expliqué, que aunque no era fisioterapeuta, realmente en España y en el Northampton había desarrollado esa función de readaptación, porque mi formación me permitía cubrir ese servicio, ya que realmente en Inglaterra, no existe ese puesto. 

Al final, tuve la suerte que el jefe de los servicio médicos del Hull City, ya había trabajado con un readaptador gallego previamente, conocía el perfil y me ofreció el trabajo. A raíz de ahí, estuve dos años en el Hull, hasta que fue mi propio jefe el que me recomendó para un puesto de readaptador que necesitaba Rafa Benítez aquí en el Newcastle, donde estoy empezando mi cuarta temporada.

Yo lo que le aconsejo a muchos compañeros que me preguntan por ello, es que sean persistentes y no dejen de intentarlo. Al final, aunque obviamente es difícil entrar, y como se suele decir, hay que estar en lugar adecuado en el momento oportuno, “solo” necesitas a una persona que te conteste. Yo mandé más de 200 emails. Si una persona te contesta y te ofrece la posibilidad, después es tu tarea ganarte la confianza, y una vez que estas dentro de Inglaterra (u otro contexto), hay aplicar porque nunca sabes cuales van a ser las necesidades.

  • A modo general ¿Que diferencias ves en entre el fútbol inglés y el español? 

Yo es cierto que el futbol español lo conozco a nivel de tercera división, y hoy en día puedo presuponer o conocer por lo que hablo con compañeros. Lo que veo en Inglaterra, digamos es que las estructuras de los clubes, están muy profesionalizadas. En todos los sentidos, con los cuerpo médicos, departamentos de marketing, alrededor del partidos; las estructuras que se mueven son muy grandes. 

Sin embargo en ciertos roles en los que igual requieren mayor calidad formativa, yo creo que la formación que tenemos en España, esta en un nivel superior. En Inglaterra digamos que la formación va muy destinada a aspectos muy específicos. Te puedes encontrar con un Sport Scientist, que se hace muy especifico con el análisis del GPS, y en España un CAFYD con un poco de formación, es capaz de ser preparador físico, readaptador, incluso también, entender parámetros de carga y GPS.

Digamos que a nivel cualitativo España esta mejor y a nivel de recursos, Inglaterra esta mejor. Así a nivel general. Después en todos los sitios te encuentras circunstancias de todo tipo. 

  • Yendo un poco más profundo con respecto a las diferencias entre ambos países, ¿Que diferencias ves a nivel profesional en el puesto de readaptador- preparador físico con respecto a España?

En el puesto de readaptador, la principal diferencia es que en Inglaterra no existe esta figura, como la entendemos en España. Sin embargo si que es cierto que el trabajo se tiene que hacer igual; el jugador se lesiona y hay que recuperarlo. ¿Qué pasa? Que a diferencia de España, la figura del Sport Scientist, lo que seria el graduado, es una formación muy académica, basada en revisión de la literatura científica, pero no es una carrera que tenga muchas practicas. 

Cuando se trata de hablar de la recuperación de un jugador, quien asume esa responsabilidades digamos que son los fisioterapeutas. 

Por eso aquí, en la la formación de los Sport Scientist, las lesiones y el entender las particulares de la lesión, no son comunes a lo que seria la formación que reciben. 

Digamos que es un trabajo que lo cubre el fisioterapeuta y después el salto y el vacío que hay y había en entre la fase del fisioterapeuta y cuando van con el fitness coach, digamos que es muy grande. 

Y en España ya llevamos 15 años o más, con la figura del readaptador implementada y aquí en Inglaterra no existe un formación especifica como la que podemos tener en España. La carrera con ese tipo de asignaturas y un master que cubra eso como podemos tener nosotros, entonces esa figura la cubre el fisioterapeuta. 

Foto cortesía de @iamserenataylor
  • ¿Cuales crees que son los puntos clave a la hora de prevenir lesiones en un equipo de elite?

Para mi el manejo de las cargas de trabajo y la comunicación entre todos los miembros del cuerpo técnico y médico. Realmente que todo el mundo sea consciente a lo que esta expuesto el jugador y de los trabajos que se hacen con él.  Es decir minimizar las fugas en la medida de los posible. Que las intervenciones estén coordinadas, y que el jugador no se nos acabe perdiendo, entrenando por su cuenta, y que este haciendo cosas de las que no seamos conscientes y que puedan afectar a su entrenamiento. Para mi eso es lo fundamental, el controlar las cargas de trabajo del jugador. 

En una situación ideal, desde mi punto de vista, contarías con un preparador físico que forma forma parte del cuerpo técnico, y es el que diseña el microciclo, adaptado a lo que se quiere desarrollar. Los demás, el resto de profesionales del departamento médico en este caso, trabajamos un poco  alrededor de eso. Todos conocemos las cargas a las que esta expuesta el jugador, las dinámicas de carga semanales, y a partir de ahí introducimos nuestros trabajos, o contenidos preventivos necesarios. En muchas  ocasiones son trabajos muy cortos o puntuales, precisamente porque lo que no quieres es generar un estrés innecesario en el jugador. 

  • En una competición como la inglesa, con tanto ritmo y sobrecarga de partidos, ¿Crees que la prevención de lesiones y la preparación física tiene o debe tener diferencias con respecto a otras competiciones? 

Si que es cierto lo que dices, que la Premier es una liga muy intensa, y obviamente la preparación condicional debe ir enfocada a esas demandas. Sin embargo, yo creo que la preparación física, como los programas preventivos, deben estar adaptados a cada contexto particular y a cada jugador. Al final, no solo la competición te marca esas diferencias; la propia metodología de tu cuerpo técnico también te las puede llegar a marcar. Que tu te tengas que adaptar a su forma de trabajar o no. 

Por ejemplo, el readaptador puede formar parte del cuerpo técnico o del médico. A veces que el cuerpo técnico, tenga comunicación directa con el cuerpo médico hace que tu sepas lo que se va trabajar y a partir de ahí empleas las estrategias convenientes. Otras veces tienes que ser más reactivo, no controlas lo que va a pasar y te vas adaptando a posteriori a las circunstancias. 

Siento un poco más concreto con tu pregunta, si analizas la Premier League, el año pasado, solo contaba con 3-4 managers ingleses. Por lo tanto las influencias metodológicas son muy variables; hay metodologías españolas, alemanas, portuguesas, italianas, además de la cultura de entrenamiento inglesa que es también particular. Entonces digamos que es muy variable el cuerpo técnico con el que puedas trabajar y supongo que el planteamiento desde la prevención de lesiones puede variar en ese sentido.

Si que es cierto que en cuanto a la sobrecarga de partidos existe ese periodo en la Premier, que es el navideño. Ahí si que creo que es importante que las estrategias estén destinadas a la gestión de la exposición y a las medidas de recuperación, igual más que al trabajo preventivo extra en sí, en ese sentido concreto. 

Además, ese periodo es más significativo si cabe en las ligas inferiores inglesas, lo que entenderíamos por sistema de fútbol inglés en tradicional. No tanto en Premier, que esta muy influenciado por otras culturas, sino en las categorías bajas. Ahí, se dan muchas más situaciones de contacto, el juego esta basado en la ganancia del espacio, y digamos que es un fútbol predominantemente ‘’físico’’. Además de esto, son ligas con 24 equipos y hasta tres copas. Por lo tanto los microciclos son de 2-3 partidos. Ahí si que la preparación física y las medidas preventivas si que pueden ser muy especificas en comparación a otras ligas, ya que la alta densidad competitiva sí te condiciona. 

Cristian Fernández- @iamserenataylor
Foto cortesía de @iamserenataylor
  • A la hora de enfocar la preparación de una pretemporada desde el punto de vista de las lesiones, ¿cuales crees que deben ser lo principales puntos a tener en cuenta?

Para mi el factor fundamental cuando te enfrentas a un jugador / grupo de jugadores que no conoces, independientemente de que tengas muchos recursos tecnológicos, test, etc., es analizar su historial lesional. Conocer al jugador, que problemas ha tenido, y a partir de ahí plantear o establecer cuales son los que tienen mayor riesgo, y establecer las medidas en caso de que sean necesarias.

Obviamente adaptándote al contexto en el que estés y al periodo de la temporada. En este caso, en la pretemporada, hay que tener cuidado, ya que al final es un periodo en el que se tiene que adaptar al jugador a la carga ya en sí de entrenamiento, con lo que igual las medidas preventivas, deben ser introducidas con cautela y de manera más general, y no son las mismas una vez que tienes ya empezada la temporada y el jugador está adaptado. 

  • ¿Que opinas sobre el entrenamiento de fuerza en jugadores  y como ves las metodologías que están surgiendo de sobrecarga excéntrica o torsiones en 3D?

En general, el entrenamiento de fuerza me parece fundamental para que un jugador este preparado lo mejor posible para soportar las demandas de la competición y, sobre todo, al tipo de esfuerzos que se dan predominantemente (aceleraciones, deceleraciones, etc.) Al final hay unas manifestaciones de fuerza en las acciones de fútbol importante, digamos orientada hacia una fuerza explosiva en la mayoría de los casos.

Luego a partir de ahí, si que hay cierta evidencia científica que nos ayuda a orientar los programas preventivos, y como bien señalas, hay mucha literatura sobre el entrenamiento excéntrico, sobre todo relacionado en ciertas estructuras concretas como puede ser la musculatura isquiotibial. Sin embargo, también creo que hay que ser cauteloso, realizar un análisis exhaustivo y tener cierto criterio a la hora de aplicar / copiar protocolos con los mismos ejercicios en las mismas dosis, ya que es muy difícil encontrar publicaciones de impacto con una muestra significativa, y que sea similar al contexto de nuestros futbolistas (Estudiantes universitarios sedentarios, futbolistas amateur que entrenan menos de 2-3 veces por semana, escuelas de fútbol, disciplinas deportivas con una dinámica de cargas completamente distinta, o sujetos de estudio que poco o nada tienen que ver con nuestro contexto particular)

Por eso, yo creo que lo ideal es adaptarte a tu contexto particular y a tu futbolista. Puede ser que no tengas grandes recursos materiales y establecer estrategias efectivas igualmente. En mi opinión, adaptarse a sus necesidades va a ser fundamental. No todos los jugadores van a necesitar realizar un protocolo de Nórdic Hamstring o utilizar una polea isoinercial para prevenir lesiones de isquiotibial, e incluso puede ser que ciertos jugadores no soporten adecuadamente ese tipo de estrés generado en la sobrecarga excéntrica. Sin embargo, para otros no hay duda de que son estrategias muy beneficiosas.

Conocer a tu jugador e implementar las estrategias en su dosis precisa y en el momento adecuado, para mi es la clave. 

Cristian Fernández- @iamserenataylor
Foto cortesía de @iamserenataylor
  • ¿Como consideras de importante la gestión del esfuerzo y la fatiga (y por tanto del descanso)  en jugadores profesionales? ¿Y como de importante es este concepto a la hora de prevenir lesiones?

Es fundamental. Hay periodos, por ejemplo  en pretemporada o incluso en procesos de readaptación, que a ti te puede interesar, trabajar en unas condiciones de fatiga para  provocar un cierto tipo de adaptación. Pero por norma general la gestión de esa fatiga es clave. Puede que en ciertas ocasiones la intención sea aplicar una sobrecarga excéntrica, con el objetivo de lograr una adaptación para prevenir lesiones, pero puede que, si no está controlado y si se aplica cuando el jugador no se encuentre en las condiciones adecuadas y de fatiga, se genere un estrés excesivo y pueda ser un factor de riesgo lesional en días posteriores. 

Al final, la gestión del esfuerzo y la fatiga es fundamental. Es tan importante que el jugador realice un programa preventivo, como de adaptarlo o no hacerlo (el programa preventivo) y/o emplear otro tipo de estrategia de recuperación si el jugador no está en las condiciones adecuadas, ya que podría ser perjudicial. Por lo tanto, creo que la gestión del esfuerzo y la fatiga sí es muy importante.

  • ¿Como ves el Big Data en el fútbol en la preparación de los jugadores? Y con respecto a la gestión de datos, ¿Como puede ayudarnos esto a la hora de prevenir lesiones? 

Estoy de acuerdo en lo que comentaba Pombo en la entrevista anterior sobre la gestión de los datos. A priori cuanta mas información tengas mejor, sin embargo, la clave es qué hacemos con ella y cómo la interpretamos. A veces tener muchos datos te puede llegar a confundir o puede ser que le des más importancia a un dato de lo que en verdad tiene. Incluso, que el que recopila y maneja los datos no sepa interpretarlos. 

Por ejemplo, es muy común que se analicen los datos de alta intensidad o sprint. Puede ser que el Sport Scientist te indique, en un jugador que esta saliendo de una lesión, que el jugador no ha sido capaz de realizar ningún sprint los ultimo minutos del partido, relacionándolo con un posible déficit de condición física. Sin embargo, esto que puede parecer absurdo, si nadie en el departamento se da cuenta, que la razón por la que no ha picado ningún metro a sprint, es que el equipo, se pasó los diez últimos minutos defendiendo en campo propio el 1-0 y por eso no ha habido el espacio para que haya alcanzado X metros a sprint, te podrías encontrar con un problema, o que el jugador se pudiera llegar a parar porque se considerarse que no esta en las condiciones adecuadas. Cuando realmente, ha sido una situación de partido determinada en un contexto determinado. 

Otros casos particulares durante la construcción del return to play, son los parámetros de asimetría. Generalmente se considera cierta riesgo cuando existe un déficit de fuerza mayor que 15% entre miembros, y muchas veces se establece como criterio el obtener un valor de fuerza con respecto al miembro sano inferior a ese índice.

Sin embargo, en casos concretos, como por ejemplo en el caso de un aductor largo cuando tomamos como referencia los datos de un test/ejercicio imitando el golpeo, puede que durante el proceso de recuperación el % de asimetría entre el miembro lesionado (No dominante) y el miembro sano (Dominante) pueda llegar a aumentar en vez de disminuir, y ser algo normal. Esto podría pasar por dos factores: 1) Que el miembro contralateral (sano) también mejore progresivamente su fuerza, ya que no estaba entrenado o familiarizado previamente con el ejercicio. O también puede ser que, según el tipo de test/ejercicio que emplees, la técnica de ejecución para la producción de potencia sea mejor en el lado dominante y esa ventaja mecánica se traduzca en asimetría. Sin embargo, tanto la calidad estructural como la fuerza en el tejido lesionado ha ido mejorando en valores absolutos durante la rehabilitación, y por lo tanto está en mejores condiciones. 

En definitiva, los datos deben servir para apoyarnos a crear un perfil de esfuerzo o condicional del futbolista, pero deben de estar analizados e interpretados bajo una perspectiva global, y no juzgar el estado de un futbolista por un valor aislado en un test, lo cuales muchas veces también pueden ser en cierta medida condicionados.

  1. ¿Hacia donde crees que va a tender la preparación física en el fútbol, y que papel  van a tener las figuras que están surgiendo en el equipo multidisciplinar (readaptadores, fisio, nutricionistas, etc.)?

Cada vez se cuenta con mayores recursos, y es muy importante la incorporación de estas nuevas figuras, ya que hoy en día el futbolista no es solo futbolista, sino que también es atleta. Al igual que los programas preventivos, creo que estos deben de estar coordinados desde el club y con un objetivo común, ya que, en muchos casos, se dan casos de jugadores que se dejan influenciar por asesores externos, descoordinados o interesados en captar al jugador, y los resultados pueden no ser buenos, o poner en duda al jugador con respecto a lo que se plantea desde el propio club, y generar desconfianza

  1. Para terminar, ¿Nos puedes recomendar tres libros que te hayan ayudado a crecer como profesional o personalmente? (No tienen que ser necesariamente de deporte). 

Pregunta complicada, ya que existen muchas obras de consulta, y hoy en día se echa mano de los artículos y publicaciones científicas más breves. Por diferentes motivos y etapas formativas, señalaría los tres siguientes:

  • Kapanji de anatomía, ya que creo que es el primer obstáculo al que nos enfrentamos en la carrera. Pero es un área de necesaria actualización constante en nuestro día a día. 
  • Técnicas de Rehabilitación en Medicina Deportiva (Prentice). Manual muy práctico sobre los diferentes aspectos de la recuperación de las lesiones deportivas, vistos en casos concretos.
  • Cortita y al Pie, de Carlos Lago. Publicación reciente y muy interesante para los que trabajen en el ámbito del entrenamiento, ya que tan importante es la información y el conocimiento, como ser capaz de sintetizarlo y trasmitirlo de manera clara y concisa.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

efficientfootball

Written by efficientfootball

What do you think?

11 points
Upvote Downvote
entrenamiento de fuerza pretemporada

Programa de fuerza para pretemporada de fútbol. Parte II

El director metodológico en un club de fútbol