FÚTBOL Y CONTROL EMOCIONAL

en COACHING

En un mundo en el que el fútbol está explotado tanto empresarialmente como deportivamente. Nos preguntamos continuamente como podemos conseguir mejorar el rendimiento de un club. Sin duda, todavía hoy en día, la principal carencia de los clubes amateur y profesionales es la poca cercanía con la ciencia.

Uno de los campos vacíos en el futbol es sin duda la neurociencia. Poco arropada y mal entendida en como esta podría ayudarlos. Las investigaciones neurocientíficas permiten entender los procesos subyacen a la conducta humana en un equipo de futbol:

·             Control emocional

·             Motivación

·             Aprendizaje

·             Capacidad para resolver problemas

·             Trabajo en equipo

·             Procesos de toma de decisiones

La ansiedad cognitiva, o preocupación por el posible fracaso y las consecuencias aversivas derivables; y la ansiedad somática, o elevación en el nivel de activación de numerosas funciones fisiológicas (ritmo cardíaco, presión arterial, tensión muscular, etc.) se encuentran muy presentes en los futbolistas. Existen notables diferencias individuales en rasgo de ansiedad, que es la tendencia a percibir las situaciones de competición como amenazantes y a reaccionar en ellas con preocupación y activación fisiológica). Esta reactividad emocional adquiere enorme importancia por cuanto puede influir sobre la concentración mental y el control neuromuscular y, en consecuencia, afectar al rendimiento. Todos nos acordamos del sonado caso de Rafael Nadal que teniendo el mismo brazo , cambio su mente y su rendimiento se vino abajo catastróficamente.

Siempre hemos visto como un equipo baja el rendimiento en un tramo de la temporada y el cuerpo técnico y los preparadores físicos no entienden el porqué. La ansiedad y el estrés son estados que reducen el rendimiento pese a una preparación física y táctica excelentes. Estos estados pueden ser manejados mediante el aprendizaje de conductas que impidan su desarrollo.

Si el futbolista se encuentra con una elevada tensión muscular probablemente a la hora de realizar un control fino, fallará el control y perderá la posesión. Todo un estadio jaleará por la jugada, lo que hará incluso elevar más la ansiedad del jugador. Ante un elevado ritmo cardíaco y una presión arterial alta, el consumo de energía durante el juego se dispara, con la consecuencia fatiga del futbolista que no entiende como esa tensión le desgasta incluso en los primeros minutos del partido. Cristiano Ronaldo parece darse cuenta por el momento emocional que atraviesa su compañero Karim Benzema e intenta arroparlo y protegerlo ante la afición

Como seres humanos, como entrenadores, como aficionados nos concierne entender las emociones de las personas y en este caso, de los futbolistas en determinadas situaciones para ayudar a aliviar los momentos de tensión por los que puedan estar pasando y que su rendimiento no se vea afectado por factores emocionales.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from COACHING

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.