¿Qué es la osteopatía dinámica de pubis? todo lo que necesitas saber sobre ella y las diferencias con la pubalgia en el futbolista

La osteopatía dinámica de pubis (ODP) está descrita como una patología inflamatoria de la sínfisis del pubis y de las estructuras osteoarticulares y tendinosas que la envuelven (1).

El nombre de “osteítis del pubis” (OP) es el más utilizado a nivel internacional, pero el de “osteopatía dinámica del pubis” (ODP) se considera que es un nombre adecuado y de gran tradición a nuestro país y por tanto lo seguimos manteniendo(1).

La realidad de esta lesión es que existe una gran controversia. Esto se debe a que el pubis, supone una encrucijada debido a su gran complejidad como articulación. Esta articulación abarca mucho más que la simple sínfisis del pubis, que se trata del tejido fibrocartilaginoso en el que se unen las dos ramas púbicas. La razón de tal complejidad radica en que supone la zona de inserción del grupo muscular abdominal (recto abdominal y músculos oblicuos) a la vez que es el origen de los músculos aductores de cadera (aductor largo, mayor, menor pectíneo y grácil). 

Como vemos, estos grupos musculares ejercen acciones antagonistas, provocando que la pubis se encuentre sometida a fuerzas de rotación que acaban provocando un cizallamiento en la articulación. Este cizallamiento, de forma repetitiva y acumulativa es el que acaba por provocar microtraumas y la inflamación de esta sínfisis así como de las demás estructuras que la envuelven. Es por esto, que podemos encontrar como los deportes con más incidencia de lesiones relacionadas con la pubis son aquellos en los que predominan los golpeos, los cambios de dirección y los sprints, siendo el fútbol, el hockey hielo o la esgrima algunos de los deportes más castigados por esta afección debido a su propia naturaleza gestual. 

Algunos estudios han señalado que en el fútbol profesional la osteopatía dinámica de pubis tendría una incidencia de entre el 3% – 5% colocándose como la 3ª lesión más común en este deporte (2).

La controversia con esta lesión viene también por la dificultad para realizar un diagnóstico claro. La complejidad de la articulación del pubis la convierte en el lugar perfecto para que se produzcan diversas afecciones, derivando esto en una enorme dificultad para poder realizar un diagnostico correcto, lo cual va a ser fundamental pues la ODP evoluciona hacia la cronicidad y puede prolongarse mucho en el tiempo. 

OSTEOPATÍA DINÁMICA DE PUBIS EN FÚTBOL

Por eso consideramos necesario avanzar hacia un apartado en el que tratemos… 

¿QUE NO ES UNA OSTEOPATÍA DINAMICA DE PUBIS? OTRAS AFECCIONES DE LA INGLE.

Athletic pubalgia.

Según Larson (3) se trata de una lesión en la inserción del recto abdominal en la sínfisis púbica, algunas veces acompañado por lesión de la unión osteoligamentosa del tendón del aductor mayor y la pelvis. 

Sport hernia. 

Se caracteriza por una distensión en el músculo aductor y otras lesiones de la zona inguinal producidas por alteración mecánica. Esta lesión está caracterizada por distensiones del recto abdominal y/o desgarros o debilidad de la fascia transversal en el ensanchamiento de los anillos inguinales(4). 

Cleft. 

Otra lesión que presenta sintomatología en la zona de los aductores y que inmediatamente se considera una lesión vinculada a la pubalgia es el cleft. Esta lesión se trata de unas grietas que se producen en las ramas púbicas, que van a provocar dolor, pero que no producen alteración del tejido y que se dan a nivel del tendón. Estas grietas se producen por las tracciones que ejercen los aductores y tienen fases agudas que resultan muy dolorosas. 

Otras afecciones que tampoco son ODP son: 

  • Lesión en aductores o abdominales (tendinopatía, rotura muscular)
  • Patología del músculo posas-iliaco (bursitis, tendinopatía, rotura)
  • Hernias abdominales o inguinales
  • Disfunción sacroilíaca
  • Problemas intra o extra capsulares de la cadera. 
  • Impingment acetabular. 

Es importante diferenciarlas bien, porque muchas de estas afecciones van a presentar una sintomatología muy parecida. 

CLÍNICA Y DIAGNÓSTICO.

Una de las claves en la ODP va a ser realizar un diagnóstico precoz para evitar que avance hacia fases en las que su tratamiento sea más lento. Como hemos dicho, su sintomatología es muy parecida a la de otras afecciones de la cadera. Su primer síntoma es el dolor en la zona inguinal durante la práctica deportiva. Este dolor se puede ubicar hacia la zona de la inserción de la musculatura aductora o bien hacia la zona supra púbica dónde se insertan los músculos abdominales. El dolor se limita progresivamente a aquellos movimientos de flexo-rotación de la cadera, así como a la aducción de la pierna, esto se refiere a movimientos de golpeo, pivotar, saltar o realizar cambios de dirección a grandes velocidades. 

Suele ocurrir que en fases iniciales el jugador sienta molestias que desaparezcan tras el calentamiento y regresen tras la práctica deportiva, con lo cual el jugador podría no darle la importancia que se merece a esas molestias. 

El cuadro va a evolucionar hacia el dolor en acciones de la vida cotidiana, hasta que se convierte en un dolor previo, durante y post actividad física. Tras esto, el dolor ya se debería haber instaurado en la zona de la sínfisis púbica pudiendo irradiar hacia zona aductora, zona inguinal profunda, testículos, zona glútea y lumbar. (1)

EVOLUCIÓN DE LA CLÍNICA

SemanasZona de los Síntomas Zona del dolor Momento del dolor 
1 (4/6 semanas)Unilaterales, generalmente en la pierna dominanteInguinal y referido hacia la musculatura aductora.Desaparece tras el calentamiento y reaparece tras la sesión
2 (6/8 semanas)Bilaterales Dolor inguinal que afecta a los músculos aductores Aumenta después de la sesión de entrenamiento 
3 (8/12 semanas)Bilaterales Involucra músculos aductores y abdominalesDurante las acciones deportivas, normalmente debiendo abandonar la práctica. 
4 (4/5 meses)Generalizado A lo anterior se puede añadir dolor lumbar, testicular…Acciones de la vida cotidiana

ETIOLOGÍ. CAUSAS 

La causa más común en la aparición de una ODP es el resultado de un desequilibrio muscular entre los músculos abdominales y la musculatura aductora. Esto se debe a que la musculatura abdominal es más débil y con una función más fásica, es decir, relacionada sobre todo con el mantenimiento de la postura, mientras que los aductores son más fuertes y tónicos. Este desequilibrio muscular está muy señalado como un factor de riesgo de ODP ya que su consecuencia es una mala estabilidad lumbo-pélvica que favorecería esos movimientos de cizallamiento en la sínfisis púbica. 

Así como en cualquier lesión nos encontramos con unos factores de riesgo intrínsecos y extrínsecos entre los cuales podríamos destacar algunos como: 

  • FACTORES INTRINSECOS 
  • Dismetrías en los miembros inferiores 
    • Tipo de morfología de la cadera
    • Anteversión de la pelvis 
    • Lesión anterior 
    • Edad
  • FACTORES EXTRÍNSECOS 
  • Características del entrenamiento
    • Terreno de juego 
    • Repetitividad de ciertos gestos deportivos 
    • Excesiva carga de entrenamiento y/o partidos 

TRATAMIENTO 

Se han propuesto muchos enfoques terapéuticos diferentes para la osteítis del pubis; El tratamiento conservador representa el enfoque de primera línea y proporciona buenos resultados en la mayoría de los pacientes, especialmente si se basa en un tratamiento de rehabilitación individualizado. (5)

Aún así, por lo general cuando el tratamiento conservador excede de los 6 meses y no remiten las molestias, se opta por la intervención quirúrgica, de las cuales existen 4 opciones comunes que son las siguientes: 

  • Tenotomía del Adductor largo 
  • Malla retro-púbica 
  • Curetaje de la sinfisis púbica 
  • Artrodesis de la sínfisis púbica

BIBLIOGRAFÍA 

Arencibia Sánchez, L., Castillo Acosta, S., Navarro Navarro, R., Ruiz Caballero, J. A., & Brito Ojeda, M. E. (2012). Osteopatía dinámica de pubis (ODP).

Rodriguez, C., Miguel, A., Lima, H., & Heinrichs, K. (2001). Osteitis pubis syndrome in the professional soccer athlete: a case report. Journal of athletic training36(4), 437.

Larson, C. M. (2014). Sports hernia/athletic pubalgia: evaluation and management. Sports Health6(2), 139-144.

Santilli, O. L., Nardelli, N., Santilli, H. A., & Tripoloni, D. E. (2016). Sports hernias: experience in a sports medicine center. Hernia20(1), 77-84.

Via, A. G., Frizziero, A., Finotti, P., Oliva, F., Randelli, F., & Maffulli, N. (2019). Management of osteitis pubis in athletes: rehabilitation and return to training–a review of the most recent literature. Open Access Journal of Sports Medicine10, 1.