como mejorar en el futbol

Mejorar en fútbol. Claves para mejorar el aprendizaje

en COACHING

¿Sabes como mejorar en fútbol?

Si el aprendizaje es el total de pasos que da un sujeto para alcanzar un determinado conocimiento (ya sea concepto, procedimiento o actitud), el coaching se puede considerar como un proceso dividido en fases con el único fin de conseguir que el futbolista adquiera nuevas competencias, recursos, actitudes, etc. que le permitan alcanzar sus objetivos individuales y los objetivos comunes del equipo a lo largo de la temporada.

El aprendizaje es una de las actividades más importantes de la vida. No es una mera capacidad intelectual, sino que constituye muchas veces una verdadera habilidad. Nuestros futbolistas deberán estar continuamente aprendiendo y desaprendiendo nuevas habilidades técnicas y tácticas en función del contexto global ( filosofía del entrenador y del club) y del contexto específico ( rival a jugar semana a semana ) por lo tanto, facilitar el continuo desaprendizaje-aprendizaje mejorará el rendimiento a nivel individual y colectivo. Un claro ejemplo es como los futbolistas que llegan al Barcelona tienen que adaptarse ( aprender ) una nueva filosofía de juego instaurada en los tiempos eb los que Johan Cruyff aterrizó en el club.

  1. FASES DEL APRENDIZAJE

Existe un modelo básico que explica los niveles mediante los que discurre el proceso de adquisición de habilidades que podremos utilizar con nuestros futbolistas para guiarlos a través del aprendizaje de nuevas habilidades o roles:

mejorar en fútbol

1) Incompetencia inconsciente. En esta primera etapa no se posee la habilidad, pero tampoco se es consciente de ello, porque el futbolista no se lo ha planteado (por ejemplo, jugar controlar orientado).

2) Incompetencia consciente. El futbolista comienza a darse cuenta de que no posee la habilidad y comienza a movilizar recursos para aprenderla, es decir, es consciente de ello.

3) Competencia consciente. Se ponen en marcha los esfuerzos necesarios para aprender, y el futbolista comienza a ganar algo de destreza en el desempeño del control orientado.

4) Competencia inconsciente. El nivel de conocimiento es ya avanzado, por lo que la actividad no requiere demasiada atención. Se trabaja desde el inconsciente. Véase el ejemplo claro de los jugadores de la masía y los controles orientados que realizan de forma inconsciente al llegar al primer equipo.

Para que se presente aprendizaje se deben ejecutar del paso 1 al paso 4 (sin saltarse ninguna etapa). Pero, en algunos casos, no se parte de cero. A veces, se quiere modificar un hábito ya adquirido, que está en el inconsciente. Para ello:

mejorar en fútbol

2. LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES POSITIVAS EN EL APRENDIZAJE

En este caso, las actitudes y emociones pueden jugar un importante papel. Se considera que las actitudes son importantes porque influyen decisivamente en el aprendizaje. Diversos autores afirman que hay actitudes y emociones que facilitan el aprendizaje: la curiosidad, la apertura o el asombro. Otras, en cambio, dificultan el aprendizaje de nuevas habilidades (por ejemplo, la arrogancia o la inseguridad). Numerosos estudios  estudios han podido probar esta cuestión. Por ejemplo, se ha visto que los procesos de atención, memorización y procesamiento están ligados a los estados emocionales.

mejorar en fútbol

Un estado de ánimo positivo estimula la creatividad y puede favorecer la codificación y organización de la información. No obstante, aunque la emoción facilita el aprendizaje también puede obstaculizarlo si su intensidad se dispara. Los estados positivos aportan flexibilidad a los procesos cognitivos en aquellas actividades que requieren reflexión o la puesta en marcha de alguna estrategia compleja.

Los estados internos pueden afectar a las mismas actitudes con que recibimos y transmitimos información. Por ejemplo, se considera que las emociones pueden influir en el nivel en el que los individuos elaboran, comprenden y responden los mensajes que reciben.

Por lo tanto, la capacidad de autorregular las emociones puede ser útil en este sentido, ya que permite lograr un mayor equilibrio emoción-cognición y esto, finalmente, redundará en una mejor ejecución. Como entrenadores debemos cuidar los estados de ánimo de nuestros futbolistas, preocupándonos por trasmitir emoción en nuestro discurso, solo así los jugadores lo interiorizarán de verdad y se producirá la primera chispa hacia el aprendizaje de nuevas habilidades que traerán consigo resultados positivos en el colectivo. 

Fuente:

Master en Coaching Personal y PNL. Euroinnova Business School, 2017

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from COACHING

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.