el-profe-ortega-pieza-clave-de-los-exitos-del-atletico-y-del-esfuerzo-no-se-negocia

Como ser preparador físico de fútbol

Seguramente si te encuentres leyendo este artículo es porque tu intención sea ser un preparador físico de fútbol en un equipo o quieras ser el preparador de un equipo de élite. 

La concepción de preparador físico ha cambiado a lo largo de los últimos años, y en  la última década se ha convertido en una profesión imprescindible dentro del cuerpo técnico. Antes ya lo era, pero la relación del preparador físico con el equipo era ciertamente diferente a la que es ahora. 

El fútbol ha cambiado y con ello sus necesidades. Por lo tanto los profesiones existentes y nuevos dentro de esta parcela han tenido que adaptarse a un nuevo fútbol desde hace unos años para aquí. 

Un poco de historia en la preparación física de fútbol

Antaño el preparador físico en fútbol era un profesional derivado de otros deportes donde precisamente lo más importante era eso, el físico. Véase deportes como culturismo, atletismo o halterofilia donde este profesional ejercía principalmente como entrenador y preparador. 

Extrapolado al fútbol, muchos entrenadores vieron la necesidad de incluir esta figura en un deporte colectivo como el fútbol, por lo que la forma más lógica de entender esta labor dentro de un deporte cómo el fútbol, era extrapolar los conocimientos existentes de otros deporte y plasmarlos en la planificación de fútbol. 

Eso sí, los entrenadores entrenaban por un lado y los preparadores por otro. Todo era independiente. No existía relación. Cuestas interminables, largas carreras, pesas hasta el fallo y poco balón. Esto no sería muy diferente a lo que ocurre ahora, si no fuera porque antaño, era la base de la preparación y no la parte complementaria. 

Con la llegada de nuevas corrientes como Vítor Frade con su Periodización Táctica o Paco Seirul-lo, y su Microciclo Estructurado, la visión de la preparación física en fútbol giró en torno a un nuevo concepto. El de la preparación integrada. 

Frade abogaba por una preparación que se centraba en el juego como elemento coordinador y Seirul-lo abogaba por el jugador como centro de todo. 

Tal vez, la que mejor se adapto a lo que existe anteriormente fue la de Paco Seirul-lo, que mantiene aspectos de trabajo como la fuerza o la resistencia, pero desde otro punto de vista. El punto de vista físico del jugador, y esta siendo una parte de las estructuras que se encuentran en el individuo. 

Por eso como decíamos antes, los trabajos físicos puros, no han desaparecido, si no que han ocupado el orden que requería: trabajos complementarios. 

El preparador físico de fútbol en el  presente

A pesar de los debates que se han generado en los último meses en torno a si el rendimiento mejora con la masa muscular y teniendo en cuenta a Adama Traore, la preparación física grupal si que ha cambiado drásticamente.

Cómo decimos, Frade y Seiul-lo aportaron una visión holística que cambiaría el trabajo del preparador para siempre. 

El preparador es el encargado de gestionar las cargas físicas en fútbol y esto puede implicar muchos aspectos. Desde la carrera en el parque en pretemporada hasta la gestión de la carga en una tarea de posesión. 

Se ha introducido en aspectos más complejos y dentro de un cuerpo técnico que trabajo como uno y no de manera aislada. Es necesario que el preparador físico trabaje en conjunto no solo con el entrenador, si no con el fisio, el readaptador, los analistas, médicos y demás miembros del staff. Y viceversa. 

La labor de preparador físico ha mutado a conocer al grupo casi al milímetro, gracias a GPS y la tecnología y a saber aplicar los estímulos correctos que el grupo y los jugadores necesitan entre cada partido y periodo. 

Atrás se quedaron las largas pretemporadas corriendo por montes o playas para ‘’llenar el tanque’’. Eso ya no existe. Las pretemporadas son periodos para prevenir, enseñar y adaptar al futbolista a la próxima competición.

El preparador físico se ha convertido en un elemento fundamental dentro de un cuerpo técnico holístico, que no se encarga solo adquiere protagonismo en pretemporada, si no que requiere un papel fundamental durante todo el periodo competitivo. 

¿Qué tiene que saber un preparador físico en fútbol?

Como vemos la labor ha cambiado, por lo que los conocimientos requeridos han cambiado necesariamente. Y para mejor. 

Ya no llega con saber sobre hipertrofia, carreras de atletismo o natación. El conocimiento debe ser específico de fútbol. 

Pero todo estos debe estar basado sobre una base muy sólido: el cuerpo humano. 

Saber sobre fisiología, anatomía y biomecánica  es fundamental. Sobre como responde el cuerpo a determinados estímulos. Sobre como se recupera tras un esfuerzo, sobre como optimizar esta recuperación son aspectos básicos. 

Conocer la anatomía y por ende los problemas que pueden aparecer por la práctica de fútbol es algo que todo preparador de fútbol debe conocer, mayormente para aplicar tareas que sepan compensar los estímulos producidos por el fútbol o en las que el jugador se vuelva más eficiente y tenga menos lesiones. 

Una vez entendido esto, será necesario conocer de fuerza y de resistencia. Y saber como se aplica en fútbol. No es lo mismo un corredor de maratón que un futbolista. Será necesario conocer los aspectos fundamentales de la fuerza y sus manifestaciones en el fútbol. 

Los mismo ocurrirá con la resistencia. Será necesario conocer las bases y como se aplican a las demandas requeridas por en un equipo (en base al modelo de juego por ejemplo) y a la necesidades particulares de un jugador. 

En el ultimo peldaño estará el conocimiento del juego. Entender que es el fútbol y como se entrena, desde el punto de vista táctico, para poder tener un lenguaje común con el entrenador y saber ver que es lo que el entrenador demanda de su equipo. 

La labor del entrenador se basa en ultima instancia en eso. En adaptar y gestionar las tareas en base a lo que nuestro entrenador demanda del equipo. Y para esto es mandatorio, entender el juego y sus constreñimientos.

Por ultimo, requerirá de un toque de liderazgo. De saber como llevar grande grupos, egos y personalidades. Lo que sirve para uno no sirve para otros. Y no todas las semanas serán iguales. Habrá victorias y habrá derrotas. Y esto es algo que no se resuelve corriendo. Hay que saber como gestionar las tareas en cada semana en función al estado emocional. 

Por eso el preparador físico es un líder en cada tarea que propone y debe saber como comunicarla de manera correcta, desde la palabra y los gestos, para sacar el máximo provecho de todas. 

En definitiva, ser preparador físico no es fácil. Es una tarea compleja que en los último años ha cobrado gran relevancia. Y en los último meses más. Basta con ver las adaptaciones que ha tenido que hacer los preparadores dentro los meses de cuarentena y como consecuencia del COVID-19. 

EN NUESTRO CATALOGO DE FORMACIÓN podrás encontrar toda una oferta formativa enfocada en la mejora del preparador físico y del entrenador. Desde cursos grandes (más de dos meses) hasta webinars de actualización (2-3 clases) donde podrás encontrar la información más relevante y específica para las demandas que todo preparador físico necesita hoy en día. 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email