Tag archive

fuerza en futbol

Programa de fuerza para final de temporada y pretemporada de fútbol

en METODOLOGÍA DE TRABAJO
fuerza futbol pretemporada

Los finales de temporada y los inicios de la pretemporada en fútbol, son periodos perfectos para trabajar un programa de fuerza para pretemporada. Una de las cualidad de la que hemos hablando largo y llanamente en este blog: la fuerza (artículo, artículo,artículo).

Las programaciones de fuerza aplicadas al fútbol, muchas veces se confunden con programaciones tomadas del culturismo, donde el fin principal es el resultado estético del musculo. 

Este tipo de programaciones tienen un problema: sobrecargan el sistema nervioso y el tejido muscular con el principal objetivo de provocar daño y reparación, y así su consecuente crecimiento. 

Si el objetivo es ganar masa muscular estética, esta perfecto (aunque hay otros medios). Sin embargo de poco le valdrá a un futbolista estar estéticamente bien si su rendimiento no mejora. 

Entendido esto, llegamos al punto que queríamos. Los programas de fuerza para futbolistas deben tener otra lógica y otra programación. Buscando objetivos diferentes más allá de los estéticos. 

Por eso, para daros soluciones claras, iniciamos una serie de dos artículos en los que os expondremos una programación de 3 días a la semana de trabajo y testeada por futbolistas como vosotros. 

En este caso, nuestro amigos de livinf4football con los encargados de llevarla a cabo y de exponer cuales son sus sensaciones. 

Esta programación se basa en sus características físicas, horarios y de nivel de rendimiento, así como lesiones previas. 

Alex y Mario son dos futbolistas españoles que juegan en la categoría de tercera división española. Ambos llevan un canal que os recomendamos seguir, donde hablan completamente sobre fútbol y con mucho criterio. 

Para desarrollar la programación de Alex y Mario les hemos pedido previamente que nos envíen sus rutinas actuales, entrenamientos con el equipo y lesiones actuales o anteriores, para poder diseñar un programa adecuado a sus necesidades. 

Programa anterior

El programa de entrenamiento de fuerza para fútbol, que venían siguiendo no estaba mal planteado. Sin embaego, estaba demasiado enfocado en la hipertrofia y con gran carga de volumen, al que había que sumarle los entrenamientos con el equipo.

Este tipo de entrenamientos al final de temporada no es el más recomendable, ya que la carga competitiva y el estrés propio de los entrenamientos, supone una elevación del riesgo de lesión. 

Por otro lado redujimos los días que entrenaban, buscando una mayor eficiencia. De 4 a 3 días de entrenamiento de fuerza, ya que consideramos que con 3 días, más dos de movilidad era suficiente para conseguir los objetivos buscados. 

Ambos sufrieron lesiones graves, muy comunes en el fútbol. 

En el caso de Alex, sufrió dos roturas  de Ligamento Cruzado Anterior en ambas rodillas y de menisco en la izquierda. 

Su programa actual se basaba en 4 días a la semana 

En el caso de Mario , sufre de pubalgia (artículo sobre la pubalgia aquí) y de problemas de hombro por una luxación de hombro. Entrenaba dos días a la semana. 

Ambos entrenaban con material que tienen en su casa, con lo que su rutina se suele realizar al aire libre o en su casa. En este caso el material disponible no era amplio del todo ya que no entrenaban en un gimnasio, pero de todas formas el equipamiento del que disponen es más que suficiente para hacer esta programación 

Programa de fuerza para final de temporada

La configuración del programa esta pensada para mayormente seguir trabajando fuerza y evitar la fatiga ocasionada por programas de fuerza enfocados en hipertrofia. La idea es trabajar movimiento mas globales con los siguientes objetivos:

– Prevenir lesiones en tren inferior
– Trabajar movimientos unilaterales con el fin compensar deficits entre un miembro y otro. 
– Ganar fuerza en tren superior y core para mejorar la fuerza de contacto. 
– Mejorar equilibrio o coordinación. 


La rutina que les mandamos es la más optima para cualquier jugador independientemente de su nivel, aunque siempre habría que trabajar en función de las debilidades que pueda tener cada jugador trabajando las debilidades que existen en cada uno. 


Por otro lado, la cuantificación de peso no es la medida más optima para cuantificar el nivel de entrenamiento. Es una medida buena para valorar el progreso en los niveles de fuerza, pero en la fuerza adaptada a deportes se valoran otros parámetros: 

– Tener una alta velocidad de ejecución. 

– La perdida de velocidad en cada repetición. Es decir hacer repeticiones optimas para evitar la fatiga y conseguir el máximo beneficio. Por ejemplo si hago 10 repeticiones en press banca, a una velocidad de 0,3 segundos las 5 primeras, y a partir de la 6, empiezo  a bajar la velocidad, lo ideal sería parar esa serie en la 5 repetición, descansar y hacer otra serie con la misma velocidad. 

– En el entrenamiento excéntrico, se mide la diferencia entre el cambio de acciones excéntrica a la concéntrica. 

¿Entonces como se puede aplicar  esto a un programa de fuerza como el que diseñamos para ellos sin tener todos estas medidas?

Moviendo las cargas dadas con la máxima velocidad posible y manteniendo la técnica. Sobre todo en ejercicios de fuerza máxima como los primeros de cada bloque. 

División del programa

El programa se divide en tres días, donde se trabajan por patrones de movimientos y no por músculos. 

En todos los días de rutina se incluye un calentamiento de activación en el que se introducimos ejercicios pesados en la prevención de lesiones de ambos. 

El objetivo para de este calentamiento es: 

  • Activar el glúteo mayor y el glúteo medio, con ejercicios de hip trust sin carga, aperturas laterales de cadera y monster walk. 

Estos están destinados al refuerzo y a la activación previa a la parte principal.

Tienen un componente alto de protección contra lesiones de LCA y se enfocan mayormente en tener una cadera que soporte bien las cargas que se producen en las rodillas. 

  • Con el crunch isométrico, la idea principal es reforzar la zona de aductores a la vez que se activa el recto del abdomen. Buscando un refuerzo de la musculatura que se conecta en la pelvis. En este caso el objetivo va destinado para Mario, que es el que sufre de pubalgia. 

Para la elección de ejercicios hemos tenido en cuenta la experiencia previa de ellos. Ya que ya tenían una cierta experiencia levantando peso y en algunos movimientos de grandes patrones, hemos decidido incluir algunos a mayores. 

El objetivo, como dijimos antes, no es trabajar músculos aislados, sino ganar fuerza en patrones motores generales. Estos son empujes, tracciones, movimientos dominantes de rodilla y movimientos dominantes de cadera. 

Además se incluyen algunas tareas de equilibrio, propiocepción así como también ejercicios de salidas con resistencia para mejorar y prevenir lesiones en los cambios de dirección (puedes ver articulo sobre esto aquí). 

En resumen, el programa de fuerza para pretemporada tiene los siguientes contenidos:

  • Ejercicios dominantes de cadera.
  • Movimientos dominantes de rodilla.
  • Tracciones de tren superior.
  • Empujes de tren superior.
  • Ejercicios de fuerza excéntrica.
  • Salidas y movimientos en 3 dimensiones.
  • Equilibrios y propiocepción. 

Con estos principios, analizaremos más a fondo  los diferentes circuitos y ejercicios que componen los días de trabajo. 

La división del trabajo se realizo de manera que el día 1 este compuesto por ejercicios de tren inferior (dominantes de rodilla y de cadera) y con algún ejercicios de tren superior por el medio. 

Estructuración de los días

Las rutinas se dividen generalmente en tres bloques: 

  • Trabajo de fuerza relativa. Buscamos trabajar la fuerza con cargas altas, pocas repeticiones y alta velocidad. La idea es buscar un trabajo de calidad.
  • Circuito 1: se componen de 4-5 ejercicios que se realizan de forma seguida y donde se completan entre 3-4 vueltas totales. 
  • Circuito 2: Igual que el circuito 1. 

Aquí os dejamos el vídeo donde explican perfectamente los principios básicos de la rutina.👇👇

Día 1. Tren Inferior

En el primer día, realizaremos ejercicios mayormente enfocados en el tren inferior. 

Siguiendo la lógica anterior nos encontramos con los bloques siguientes:

  • Bloque 1. Trabajo de fuerza relativa con Hip Trust. Es un ejercicio que los dos venían haciendo desde hace un tiempo y en el que se busca trabajar la musculatura de la cadera (glúteos). 

En este caso se hace con el empuje de la barra con la cadera. La idea es realizar una fuerte contracción de los glúteos y buscar la máxima potencia. 

Este ejercicios va acompañado de un ejercicios auxiliar de abducciones con banda elástica, con el objetivo de reforzar el glúteo medio. 

  • Bloque 2: Circuito. En este circuito incluimos: 
  1. Un ejercicio dominante de rodilla, con subida a cajón, trabajando de manera unilateral.
  2. Ejercicio de empuje de cadera trabajando unilateralmente la fuerza de glúteo. 
  3. Un ejercicio de activación excéntrica como el nordic curl, asistido por una banda elástica, buscando potenciar la fuerza excéntrica de los isquiotibiales. 
  4. Ejercicio  de tren superior con flexiones. 
  • Bloque 3: Circuito 2
  1. Seguimos trabajando la fuerza del glúteo con peso muerto ligero. 
  2. Con el peso muerto unilateral, se trata de buscar un trabajo unilateral de la musculatura de la cadera. 
  3. Sentadilla a una pierna, trabajando unilateralmente la fuerza de rodilla. 
  4. Un ejercicio de tren superior para introducir descanso en las piernas.. 

En este segundo vídeo nos explican las sensaciones y podeis ver la ejecución de los ejercicios que realizaron Alex y Mario.

En el próximo artículo describiremos el trabajo de los días 2 y 3. No te lo pierdas. 

Nuevas formas de entrenamiento de fuerza en fútbol: la estructura condicional de Paco Seirul-lo y Julio Tous

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO
formas de trabajar la fuerza en futbol

El entrenamiento de la fuerza en el fútbol y demás deportes colectivos está sufriendo una revolución importante en los últimos años hacia un nuevo paradigma de la mano de sus dos máximos exponentes: Julio Tous y Paco Seirulo . Atrás se queda ya la perspectiva tradicional que propone al músculo como foco del entrenamiento de fuerza. 

La nueva perspectiva propone un entrenamiento en base al movimiento. Quizás la ciencia no respalda todavía muchas de las situaciones que observamos en el día a día, pero eso no significa que el paradigma vaya desencaminado. Ya que en una sociedad de constante cambio e incertidumbre, la evidencia científica no sigue el ritmo de la experiencia y el aprendizaje. 

Resistencia acomodada vs % 1 RM

Para permitir al jugador expresar los movimientos tal y como el los entiende es necesario que las resistencias que se impongan a dichos movimientos sean acomodadas. Se puede realizar cada repetición y sus fases de manera diferente. Se tiene que abandonar el concepto de 1RM ( repetición máxima ) como forma de estructurar el entrenamiento. 

Eventos estocásticos e inesperados vs tiempos de trabajo y pausa preestablecidos. 

La variabilidad de un deporte como el futbol hace imposible predecir los eventos que van a tener lugar. El trabajo de mecanismos de feedforward, es decir, anticipación por disposición tienen mayor sentido en un deporte con situaciones inesperadas ( un apoyo, un aterrizaje, un golpeo etc..)  La falta de activación y predisposición ante estos sucesos aumentará el riesgo de lesión y reducirá el rendimiento en dicha acción. 

Entrenar los cambios de dirección inesperados, las desaceleraciones, las secuencias de parada más salto etc..  harán posible que el futbolista tenga el mecanismo de retroalimentación mejor predispuesto a resolver estas acciones inesperadas. 

Agrupaciones ( clústers ) o bloques de trabajo sucesivos con recuperación mínima (RPA) vs repeticiones y series convencionales. 

El 3X10 también esta perdiendo fuerza en el panorama actual. Ya que este tipo de series incluyen una gran cantidad de entrenamiento vacío sin calidad. Pues se pierde demasiada potencia en la acumulación de series y en su consecuente fatiga. Julio Tous y Gerard Moras han propuesto la idea clusters ( series de 5-7 repeticiones sin descanso ) sin que haya merma en la potencia de ejecución. 

Alternancia y concatenación de movimientos vs práctica monótona. 

En los deportes colectivos, como el fútbol, es difícil encontrar movimientos cíclicos con el futbol. Sin embargo, todavía el entrenamiento sigue encasillado en repetir una y otra vez el mismo movimiento para la búsqueda de eficacia. Se ha demostradro, por ejemplo que la alternancia entre 3 tareas de manera aleatoria producía un citado mayor efecto respecto a la opción de repetir siempre la misma tarea hasta completar la serie. 

Además la alternancia de movimientos y tareas favorece la localización y la atención sobre ellas, al evitar la perdida de motivación. Además de favorecer la retención del aprendizaje. 

Fluctuaciones y perturbaciones vs automatismos

Los movimientos de los futbolistas no deberían de seguir un patrón deterministico, si no que deberían de ser estocásticos, es decir, impredecibles. 

Actualmente pocas perturbaciones se producen durante el entreno, salvo las luchas de hombros antes de salidas de velocidad. Este concepto se propone como novedoso, pero si reflexionamos un poco sobre la naturaleza del fútbol, en el que existen continuamente perturbaciones ( choques, desequilibrios, resbalones etc… ) entraría en un entrenamiento con sentido común. 

Se ha visto que añadir este elemento en el entrenamiento durante cambios de dirección, aterrizajes etc… mejora el control motor ante sucesos estocásticos y por tanto se produce una optimizaron del entrenamiento y una mayor prevención de lesiones. 

Se ha incorporado este concepto de perturbación sobre plataforma vibratoria y los resultados han sido positivos. 

Movimientos con predominio unilateral vs bilateral. 

En el entrenamiento de fuerza todavía influye la halterofilia y sus ejercicios predominantemente bilaterales. Si analizamos, sin mucha atención, el fútbol es un deporte donde predominan los movimientos unilaterales. Parece paradójico que todavía hoy en día se trabaje la fuerza en fútbol de manera bilateral. 

Los ejercicios unilaterales tienen un mayor potencial de transferencia a los cambios de dirección, o al menos son capaces de inducir mejoras más robustas. 

Sobrecarga excéntrica ( fase de desaceleración ) vs énfasis concéntrico ( fase de aceleración ) 

Ya hemos hablado sobre la sobrecarga excéntrica y como entrenarla largo y tendido en este artículo. Parece claro que este tipo de entrenamiento es clave, ya que las desaceleraciones máximas son claves en los deportes de equipo y concretamente en el fútbol.

Se ha observado que en el fútbol de élite  el numero de desaceleraciones (24 y 19 en la 1 y 2 parte respectivamente)  es superior al de aceleraciones ( 14 vs 12 en la 1 y 2 mitad ). Además el rendimiento en los cambios de dirección depende ademas de la estabilidad de la fuerza de frenado. Es ahí donde un entrenamiento de sobrecarga excéntrica puede mejorar estas habilidades. 

Eficacia y eficiencia vs velocidad y potencia

Se ha visto que en los movimientos vale más la eficacia que la velocidad en si. 

Los cambios de dirección (COD) en el fútbol son determinantes en el rendimiento en fútbol. Se ha visto que los jugadores más rápidos realizan una mayor preactivación de los apoyos en los COD. Es decir, un control motor más eficaz. 

Otro ejemplo de eficacia en los COD es que los jugadores que realizaban un apoyo más cercano a la linea media y tenían una mayor estabilidad y menor fuerza rotacional tenían menor carga en la rodilla, es decir, menor riesgo lesional en esta articulación. 

Torsiones y movimientos 3D vs predominancia monoaural (vertical) 

Otra de las herencias de la halterofilia es la predominancia de movimientos en el eje vertical cuando lo normal en el fútbol es que sean tridimensionales. 

Las torsiones y movimientos en diferentes ejes conllevan un riesgo lesivo importante. De ahí que el trabajo compensatorio y preventivo sea de vital importancia en un equipo de fútbol. Poca importancia se le da al readaptador físico hoy en día, cuando debería de ser una figura clave ( como todos los demás profesionales interactuando y creando sinergias ) dentro del staff. 

En resumen

En definitiva, este nuevo paradigma engloba nuevos aspectos de la fuerza buscando la máxima transferencia a la práctica. Si quieres conocer de primera mano este nuevo paradigma llevado al entrenamiento práctico y al día a día te dejamos este articulo de como entrenar la fuerza con algunos de los métodos de los que hemos hablado aquí

FUENTE:

Extraído y adaptado de⬇️

El entrenamiento en los deportes de equipo

LA FUERZA EN FÚTBOL. ESTRATEGIAS PRÁCTICAS PARA EL ENTRENAMIENTO

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO/Sin categoría
fuerza en el fútbol

Matías Rodríguez

El entrenamiento de fuerza es una herramienta cada vez más y mejor utilizada en la preparación física de los equipos de fútbol. Son muchos los profesionales responsables de la preparación física que se encargan de proponer tareas de fuerza adecuadas a cada equipo de fútbol.

Tradicionalmente el trabajo de fuerza se basaba en conceptos tomados de la  halterofilia o el culturismo, tomando estos conceptos como dogma y como conceptos relacionados directamente con el fútbol. Con la llegada de nuevas corriente y nuevos estudios, se ha visto como la manifestación de la fuerza puede hacerse de diferentes maneras en el ser humano, ya que como explica el experto en fuerza Julio Tous, el ser humano es producto del movimiento y el movimiento se produce gracias a la fuerza.

De esta manera podemos considerar a la fuerza como la única cualidad básica a partir de la cual se manifiestan todas las demás.

Manifestaciones de la fuerza

Dentro de los deportes de equipo a los que pertenece el fútbol, la fuerza se puede manifestar de diversas maneras, y dependerá de:

–              El nivel de fuerza aplicado, es decir de cuanta fuerza aplico en una acción determinada.

–              Tiempo que tardo en alcanzar un determinado nivel de fuerza. En este caso hace referencia a la velocidad, y por tanto a la potencia. Mayor aplicación de fuerza en menor tiempo resultará en mayor potencia.

–              Tiempo que soy capaz de mantener la fuerza aplicada. El tiempo que un jugador es capaz de aplicar una fuerza determinada el tipo de capacidad que esta utilizando. Un ejemplo claro es la aplicación de fuerza de forma prolongada de manera submáxima, dando como resultada la resistencia.

Centrándonos en el fútbol, la mayoría de las acciones se realizan aplicando fuerza y velocidad submáximas donde la precisión y la decisión adquieren un papel fundamental.

Dentro de las acciones propias de fútbol, en la mayoría de los casos no se  tendrá que aplicar fuerza máxima, ya que en algunos casos no dispondrá del tiempo necesario (la mayoría de las acciones ocurren en menos de 300 ms) o en otros no será necesario llegar a niveles máximos para realizar una acción con éxito.

El trabajo de fuerza en el entrenamiento de fútbol 

A la hora de plantear entrenamientos destinados a la fuerza, será necesario plantearnos en que nivel nos encontramos. A nivel general podemos definir algunos aspectos y diferentes tipos de manifestaciones de la  fuerza a tener en cuenta a la hora de proponer tareas.

Para esta proposición, comenzaremos a plantear las tareas más fáciles y con menos intensidad para ir creciendo poco a poco dentro del entrenamiento.

Las tareas y el tipo de entrenamiento que planteamos a continuación son de fácil implantación dentro del entrenamiento y muchas veces pueden y deberían ocupar un sitio dentro del período de calentamiento.

1-        Entrenamiento compensatorio

Los deportes asimétricos, así como los cambios de dirección, saltos, golpeos y regates, provocan daños estructurales tras muchos años de entrenamiento, en la salud articular sobre todo.

La aparición de lesiones por acciones especificas del deporte, así como por sobreusos pueden y deben ser prevenidas con estrategias dentro del entrenamiento.

El entrenamiento de fuerza compensatorio son todas aquellas tareas de fuerza destinadas a buscar la activación y compensar el cuerpo para evitar desequilibrios  y descompensaciones producidas por el deporte.

En el fútbol, la falta de control neuromuscular en el core (zona central de cuerpo) así como en las caderas (glúteo medio y mayor) son uno de los factores principales a la hora de producir descompensaciones. Esta falta de control neuromuscular, así como la falta de movilidad y rango de movimiento en músculos como recto femoral o tensor de la fascia lata pueden contribuir a lesiones en la ingle y en las rodillas.

A continuación se proponen algunas estrategias para prevenir estas descompensaciones.

fuerza en futbol gluteo
fuerza en futbol core
fuerza en futbol core

2-        Entrenamiento de fuerza Unilateral

La mayoría de los deportes, así como la vida diaria esta basada en movimiento unilaterales. De esta forma es necesario que los entrenamiento estén encaminados a trabajar de manera unilateral. (Boyle, M.2016).

Estos ejercicios unilaterales son una herramienta versátil para paliar los déficits que puedan existir entre una pierna y la otra, siendo además una manera interesante de mejorar la estabilidad y la fuerza. (Boyle, M.2016).

Además la carga que se aplica sobre la columna vertebral es mucho menor que en ejercicios clásicos como la sentadilla o el peso muerto, ya que al ejercer fuerza con una pierna se requiere menos carga, lo que sin duda contribuirá a una mejora de la salud de los jugadores.

El entrenamiento unilateral es esencial para la mejora de la velocidad y la prevención de lesiones, sobre todo al compensar los déficits que provocados por el propio deporte y la vida diaria. El fútbol contribuye a generar grandes déficits, sobre todo en las piernas de apoyo y en las piernas de golpeos, lo que tras años de práctica pueden llegar a producir compensaciones y lesiones musculares y articulares.

De esta manera el entrenamiento unilateral ayuda a detectar estos déficits, como a corregirlos, al poder prescribir un mayor trabajo sobre las piernas menos trabajadas por ejemplo.

Zancada posterior

fuerza unilateral futbol

Sentadilla Unilateral

fuerza unilateral futbol

3-        Entrenamiento excéntrico

El entrenamiento excéntrico (artículo completo aquí) es aquel en el cual se favorecen acciones de contracción excéntrica por parte del músculo, es decir buscando alagar del músculo en contra de un movimiento. Este tipo de movimiento se dan por ejemplo, en acciones  de frenado de un salto, en el cuádriceps, donde este músculos tiene que frenar la acción de recepción del salto. Otra acción característica se da al golpear un balón, donde los isquiotibiales deben frenar el avance hacia delante de la tibia.

El entrenamiento excéntrico ha sido ampliamente estudiado en los últimos años y es un método muy interesante para la prevención de lesiones en fútbol.

Julio Tous, experto en el entrenamiento de fuerza excéntrica, explica algunas características con respecto a esto:

Trabajo excéntrico

  • Se genera una mayor cantidad de tensión que el resto de acciones.
  • El reclutamiento de unidades motoras es menor.
  • El gasto energético es menor.
  • Requieren un control neuromuscular diferenciado.

Efectos positivos del entrenamiento

  • Previenen lesiones (estudios, estudio).
  • Recuperación de tendinitis (estudio).
  • Mayor hipertrofia en comparación con el trabajo concéntrico o isométrico (estudio).
  • Cambio en la relación tensión longitud que se justifica como respuesta protectora a consecuentes esfuerzos similares o superiores.

El trabajo de fuerza excéntrico puede realizarse de diferentes maneras, y en la actualidad existen numerosas empresas que fabrican maquinas específicas para trabajar esta fuerza, con poleas cónicas o maquinas yo-yo. Estas métodos no están disponibles para todo el mundo por su alto precio, pero no quiere decir que deportistas amateur no se puedan beneficiar del entrenamiento excéntrico. A continuación se proponen algunas estrategias más económicas para el trabajo de este tipo de fuerza fundamental dentro del fútbol.

Nordic Curl

El nordic curl se ha demostrado como uno de los ejercicios que mayor activa a los isquiotibiales de forma excéntrica, y parece ser un ejercicio clave en la prevención de lesiones en este músculo y de Ligamento Cruzado Anterior (estudio, estudio).  Debemos entender que este músculo, realiza una acción de frenado de forma constante en multitud de acciones, por lo que entrenarlo para que este preparado para hacer esto, parece tener mucha lógica.

Programación segura hacia el Norcic Curl asistido por bandas elásticas.

Activación excéntrica de cuádriceps

Para este tipo de trabajos parece mejorar acciones de regate y cambio de dirección lateral, así como prevenir lesiones producidas por estas acciones. A nivel preventivo, parece tener una gran indecencia preventiva sobre la aparición de dolores sobre el tendón rotuliano, que suele darse en deportes explosivos como el fútbol.

Opción clásica con cinturón ruso.

Domingo Sanchez, propone en este artículo, una interesante propuesta sin material adicional para trabajar la fuerza excentrica del cuadriceps.

fuerza excéntrica futbol

Resumen 

El entrenamiento de fuerza resulta fundamental a la hora de prevenir lesiones y mejorar el rendimiento. Sin embargo, este tipo de trabajo necesita un enfoque diferente al tradicional, basado en entrenamientos de halterofilia y culturismo. Un enfoque basado en la fuerza unilateral, el trabajo compensatorio y el trabajo excéntrico, parece tener más sentido y mayor facilidad de implementación, es espacios como el calentamiento por ejemplo.

Entrenamiento excéntrico en fútbol. 8 Ejercicios Básicos

en METODOLOGÍA DE TRABAJO/PREVENCIÓN DE LESIONES/RENDIMIENTO/Sin categoría

Entrenamiento excéntrico básico con peso corporal y polea cónica para fútbol.

El entrenamiento excéntrico en fútbol es una de las piezas fundamentales en el entrenamiento de la fuerza aplicada al fútbol. Ya hemos analizado en que medida este entrenamiento afecta al rendimiento y a la prevención de lesiones en este artículo y más concretamente sobre el entrenamiento de la fuerza excéntrica en fútbol. 

En esta edición continuaremos hablando sobre el entrenamiento excéntrico en fútbol donde expondremos principalmente: 

  • Porque es necesario entrenar este tipo de fuerza. 
  • Los tipos de movimientos que se producen en fútbol. 
  • Explicaremos 8 ejercicios básicos para poder trabajar de manera correcta la fuerza excéntrica aplicada al fútbol. 

¿Qué tipo de fuerza se produce en el fútbol?

El fútbol es un deporte donde se producen una gran cantidad de movimientos con cambios de dirección,  en los cuales los futbolistas frenan y aceleran, haciendo que estén constantemente expuestos a utilizar la fuerza excéntrica en este tipo de movimientos. 

Las acciones que deceleran y aceleran hacia otra dirección se pueden clasificar de varias maneras, pero principalmente en este artículo hablamos de:

  • Salidas abierta.
  • Salidas cerradas.

Las salidas abiertas son las acciones en las que el cambio de dirección de produce en la dirección contraria a la pierna de apoyo e impulsión, como podemos ver en esta acción. 

Salida abierta hacia el lado contrario a la pierna de apoyo.

Las salidas cerradas implican que el cambio de dirección de produce hacia el mismo lado de la pierna de apoyo, cruzando la pierna de por encima de esta, lo que provoca un gran estrés en las articulaciones de la pierna de apoyo. 

Salida cerrada hacia el lado de la pierna de apoyo.

Dentro del fútbol, estas salidas se producen constantemente en disputas por el balón, regates o posiciones de defensa, y generalmente los tipos de salidas se combinan, como queda en estas acciones que podemos observar de Di María o Messi. 

Doble acción de salida abierta y cerrada.

En vista de esto parece claro que es necesario un entrenamiento específico de la fuerza dentro del fútbol y es de lo que hablaremos principalmente en este artículo. 

Para poder entrenar la fuerza excéntrica aplicada, debemos hacerlo de manera progresiva. 

Es decir, activando de manera selectiva la musculatura implicada en estos movimientos, como pueden ser el cuádriceps y los isquiotibiales.  Estos ejercicios los realizaremos con ayuda de un compañero o  utilizando material de bajo coste como un cinturón ruso (también llamado tirante muscular). 

Posteriormente trabajaremos de manera más global con acciones que implican la utilización de un elemento externo que produzca una fuerza bastante grande.

Para esto proponemos trabajar con una polea cónica isoinercial, que principalmente es una polea que devuelve la fuerza que nosotros realizamos, obligando a anticiparse y a contener y frenar el movimiento de vuelta. 

Dentro de este entrenamiento global, utilizaremos principalmente dos familias de movimientos, las salidas abiertas y las salidas cerradas, que hemos visto anteriormente, para poder trabajar de manera específica. 

Acciones excéntrica localizadas

En las las acciones excéntricas localizadas las trabajaremos con tres ejercicios de fácil implementación en el entrenamiento y de bajo coste. 

Estas acciones estarán destinadas a trabajar de manera especifica la fuerza excéntrica de cuádriceps e isquiotibiales. 

Nordic curl

El primer ejercicio que proponemos es el nordic curl, donde se debe ejercer fuerza a nivel de los talones para fijar los pies del ejecutante. Esto se puede realizar con la ayuda de un compañero o situando un contrapeso por encima de los gemelos. 

Desde esta posición debemos dejarnos caer hacia el suelo, intentando activar lo máximo posible los isquiotibiales para frenar la caída. 

Es importante mantener la cadera en extensión y evitar flexionar la columna lumbar. 

Extensión de Cadera

El segundo ejercicio lo realizaremos con un tirante muscula, colocado por debajo del nivel de las rodillas. 

Desde esta posición flexionaremos las caderas, llevando el pecho hacia el suelo y frenando dicha acción con la participación de los isquiotibiales. 

En este segundo ejercicio, es más importante aún, evitar flexionar la columna lumbar, y hacer recaer el esfuerzo en la cadera. 

Flexión de rodillas

Por último utilizaremos el tirante muscular para trabajar de manera excéntrica los cuádriceps.

Colocando el tirante muscular por detrás de las rodillas, buscaremos una posición de sentado, llevando la cadera hacia atrás, durante 3-4 segundos. Mantendremos la posición y subiremos de forma rápida, evitando nuevamente flexionar la columna lumbar. 

Ejercicios de fuerza excéntrica globales

En los ejercicios de fuerza globales, buscaremos principalmente ejecutar movimientos similares a los que se producen en el fútbol, para buscar en primer lugar prevenir lesiones y en segundo potenciar el rendimiento. 

El objetivo será coordinar movimientos propios del fútbol, y principalmente mejorar las acciones de salidas abiertas y cerradas. 

En este caso lo haremos ejecutando ejercicios con una polea isoinercial, que nos ayudara generar una carga mayor en este tipo de acciones. 

Ejercicio de salida cerrada

Una de las primeras tareas que proponemos será trabajar la salida cerrada. 

En estas acciones como hemos visto anteriormente, la pierna que realiza el esfuerzo  tiene una gran carga de trabajo, por lo que será recomendable enseñar una buena técnica de salida y posteriormente utilizar una carga externa. 

En estas acciones vemos como la fuerza recae en la pierna adelantada, para posteriormente cruzar la otra pierna, en este caso la izquierda y realizar un paso cruzado hacia el mismo lado del apoyo. 

Como vemos la polea realiza un tirón en el sentido contrario, que será necesario controlar con la fuerza excéntrica de todo el cuerpo. 

Ejercicios de salidas abiertas

En el caso de esta salida, la fuerza de empuje se realiza con la pierna contraria a la dirección de salida, de modo que como podemos ver en este video, la pierna izquierda realiza la acción de frenado y empuje, para salir en dirección contraria, hacia el lado derecho. 

Teniendo como base estos dos ejercicios, se podrá trabajar con diferentes variantes de salidas, buscando la especificidad de cada jugador. 

En algunos casos combinaremos movimientos de rotaciones de cadera con tracciones de tren superior. 

En otras potenciaremos la triple extensión de cadera, rodilla y tobillo desde posiciones bajas a posiciones altas, buscando la técnica optima en cada movimiento. 

Como vemos en estas salidas hacia atrás, podrían ser perfectamente acciones propias de movimiento defensivos o cambios de dirección de espalda, de manera que todos estos movimientos sean trabajados de forma coordinada desde la cadera, sin que se sobrecargue la rodilla ni la espalda. 

Debemos tener ciertas consideraciones antes de comenzar a trabajar con ejercicios excéntricos:

  • Se debe realizar un buen acondicionamiento muscular previo, con ejercicios analíticos, globales y generales de fuerza, aprendiendo su fuerza y progresando con volumen e intensidad. 
  • Para comenzar a trabajar con ejercicios localizados las dosis deben ser bajas y progresivas, aumentando el volumen poco a poco y realizándolo sin fatiga previa. Por eso el calentamiento es un buen momento para esto. 
  • Antes de realizar ejercicios con polea cónica, es fundamental aprender las bases de los movimientos sin carga externa, de manera que los futbolistas aprendan de forma correcta las mecánicas de movimientos. Estos ejercicios tienen un alto potencial lesivo y es necesario hacerlos con máxima calidad y poca cantidad. 

El trabajo con polea cónica no esta al alcance de todos los presupuestos (puesto que su precio ronda los 1000 euros). Pero esto no quita que podamos introducir los beneficios del entrenamiento excéntrico en el calentamiento con ejercicios más analíticos como los que hemos visto al principio o substituyendo la polea por unas bandas de resistencias, que incluso nos servirán como base para la mejora del movimiento. 

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.