Tag archive

rendimiento y nutrición en el futbol

DISECCIONANDO LA FISIOLOGÍA EN EL FÚTBOL

en RENDIMIENTO
físiología en el fútbol

Hoy en dia una correcta compresión holistica de lo que el futbolista necesita, significa una gran diferencia en el rendimiento partido a partido y del colectivo al final de temporada. En este post analizaremos lo que concierne a la fisiología del futbolista en el partido y propondremos que profesionales podrían realizar una interveción en las diferentes áreas menos explotadas por los clubes. 

Las distancias cubiertas en el nivel superior son del orden de 10 a 12 km para los jugadores de campo y aproximadamente 4 km para el portero reduciendose la distancia cubierta total entre un 5 a 10% en la segunda mitad en comparación con la primera. Lo cual significa un bajón y/o colapso energético provocado por la utilización mayoritaria de sistemas energéticos glutoliticos ( uso predominante de glucógeno para la obtención de ATP ) 

En el contexto del juego, cada jugador realiza unas 1000–1400 actividades principalmente cortas que cambian cada 4–6 segundos. Las actividades realizadas son: 10-20 sprints de alta intensidad ; unos 15 tackles; 10 cabezazos ; 50 participaciones con el balón; unos 30 pases, así como cambios de ritmo y posiciones estáticas de grandes contracciones enérgicas para mantener el equilibrio y el control del balón contra la presión defensiva. 

Se ha visto que los  defensas laterales aceleraron el doble de veces que los defensores centrales, mientras que los centrocampistas y los atacantes tuvieron una mayor actividad en carrera que los defensores centrales (1,6–1,7 veces más). Por tanto, el entrenamiento de fuerza y la preparación física, hoy por hoy, no debería ser igual entre todos los jugadores de un equipo, y seria un avance empezar a preparar a los jugadores mediante una individualización por puestos específicos e incluso siguiendo las características de cada jugador según sus datos estadísticos recogidos en los entrenamientos. 

Se ha observado una relación significativa entre 1RM ( repetición máxima ) y la velocidad de aceleración en el movimiento. Esta relación de rendimiento de fuerza / potencia máxima es compatible con los resultados de las pruebas de salto así como con los resultados de sprint de 30 metros. Un programa de fuerza que aumente la contracción muscular en los músculos o grupos musculares apropiados puede mejorar la aceleración y la velocidad y por tanto, habilidades críticas para el fútbol, ​​como girar, esprintar y cambiar el ritmo.

Además se ha visto que los programas de fuerza tienen un potencial de reducción de lesiones en el equipo en un 50% con respecto a no implementar dichos programas, por lo que un readaptador físico en el equipo se antoja clave e igual de importante como otras posiciones arraigadas desde hace tiempo en los clubs como fisioterapeutas, preparadores físicos o segundos entrenadores.  También se ha visto que entrenamientos que mejoren de economía de carrera podrían aumentar la distancia de juego en aproximadamente 1000 m. ( aunque es una consideración teórica ). Poseer un graduado en ciencias de la actividad fisica y el deporte que entienda de Kinesiología ( ciencia que estudia el movimiento) y anatomía funcional seria un detalle importante a tener en cuenta por el club

Volviendo a la disección de la fisiología en el juego, el fútbol depende principalmente del metabolismo aeróbico debido a la duración de 90 minutos de encuentro. La intensidad promedio del ejercicio es del 85% de la FCmax ( frecuencia cardiaca máxima ) , esta corresponderá a aproximadamente el 75% de la V ̇O2max ( volumen de oxigeno máximo ). Se ha visto que el jugador elite estándar posee un VO2 max entre  60 y 70  mL / kg / min. 

Para un jugador promedio de 75 kg, esto corresponde a 1519, 1645 y 1772 kcal gastadas durante un juego (1L de oxígeno / min corresponde a 5 kcal) asumiendo valores de 60, 65 y 70 mL / kg / min en VO2max, respectivamente.

Aunque el metabolismo aeróbico domina la distribución de energía durante un juego de fútbol, las acciones más decisivas se cubren mediante el metabolismo anaeróbico. Para realizar sprints cortos, saltos, tackles y juegos de duelo, la liberación de energía anaeróbica es determinante con respecto a quién corre más rápido o salta más alto. 

A la hora de poder liberar esa energía anaeróbica el jugador utilizara predominantemente sus depósitos de carbohidrato y fosfocreatina muscular, por lo que una correcta nutrición y en concreto una correcta cantidad de carbohidrato para rellenar esos depósitos sera clave en el rendimiento de nuestros jugadores.  Si quieres saber más sobre la repleción de estos depósitos de carbohidrato te lo contamos aquí, aunque la incorporación de un asesor nutricional y un equipo de cocina que dirija las comidas en el día a día de los jugadores seria un acierto por parte de un club, todavía la nutrición hoy en día en el futbol no se valore como en otros deportes por parte del staff, la directiva y de los propios jugadores. 

En definitiva, el conocimiento de la fisiología en el futbol nos empodera para decidir mejor que tipo de estimulo aplicar al futbolista en un determinado contexto en un momento concreto en el tiempo. Con ello no solo mejoraremos su estado físico si no que traerá consigo asociadas mejoras en el rendimiento técnico- táctico del futbolista y del colectivo. En una época en el que el futbol es ultracompetitivo, el más pequeño detalle trae consigo grandes diferencias a final de temporada. 

Fuente:

Stolen, Tomas & Chamari, Karim & Castagna, Carlo & Wisløff, Ulrik. (2005). Physiology of Soccer. Sports medicine (Auckland, N.Z.). 35. 501-36. 10.2165/00007256-200535060-00004.

¿ Por qué la nutrición es un factor potenciador del rendimiento en un equipo de fútbol ?

en NUTRICIÓN DEPORTIVA

¿ Por qué la nutrición es un factor potenciador del rendimiento en un equipo de fútbol ?

Gabi Penelas

En una TED talk titulada «Cómo vivir más de cien años», el escritor estadounidense Dan Buettner hablo de formulas y valores para la buena salud y la longevidad. La charla de Buettner ha sido vista más de tres millones de veces. Buettner explica los estilos de vida de cinco lugares del mundo, cuya población es más longeva. Cada «zona azul», como las llama Buettner, tiene una cultura propia y tradiciones que contribuyen a la longevidad. Son las siguientes: Okinawa (Japón), Cerdeña (Italia), Nicoya (Costa Rica), Icaria (Grecia) y la comunidad de Adventistas del Séptimo Día de Loma Linda (California). De todas ellas, la de Okinawa es la de mayor esperanza de vida. Okinawa es una cadena de islas de la zona más meridional del archipiélago japonés. Allí se jactan de tener un montón de centenarios. En conjunto, estas sencillas opciones de estilo de vida dan pistas sobre longevidad:  sentido de comunidad, dieta equilibrada y conciencia de la espiritualidad.  ( libro ) Esta historia justifica la evidencia de que la nutrición es una parte muy importante del ser humano y más concretamente en un equipo de futbol en la salud y el rendimiento.

Como bien se sabe los sprints en el fútbol tienen una duración que no suele superar los 3-4 segundos, pero éstos se suceden constantemente  durante la competición. Durante los esfuerzos de alta intensidad el metabolismo fundamental será el proveniente de los fosfágenos de alta energía y el glucolítico ( la utilización  de fosfocreatina y de glucógeno respectivamente ) sin embargo, durante los períodos de recuperación y de baja intensidad en los que los jugadores recuperan la posición o están lejos de la zona de juego en ese momento predominaran los procesos oxidativos( es decir la utilización de grasas ). Por tanto, el fútbol es un deporte que requere de un alto desarrollo de los procesos metabólicos tanto oxidativos como no oxidativos. Ante este derroche de energía, una reposición de esta será clave en el rendimiento del jugador para evitar la fatiga y su pertinente bajada del rendimiento. ( Artículo )

Un claro ejemplo de esto es que en la segunda parte de un partido se ha comprobado que existe un menor número de sprints y de acciones de alta intensidad. Además de la pérdida de velocidad, se ha comprobado que existe una pérdida de la distancia total recorrida durante la segunda parte de los partidos, así como un aumento de las lesiones deportivas. De hecho, el 25% del total de lesiones que tienen lugar en el fútbol se ubican en los últimos 15 minutos de un partido. 

Esto es debido ademâs de las contracciones excéntricas ( articulo ) a que se produce un descenso de los depósitos de glucógeno y de la glucosa en sangre que altera la función de los neurotrasmisores cerebrales y por tanto se produce una bajada de rendimiento del sistema nervioso, disminuyendo la capacidad contractil de las fibras musculares, la atención y la toma de decisiones.  ( Artículo ) 

La importancia de los hidratos de carbono en el rendimiento del equipo. 

  • Una dieta elevada en carbohidratos aumenta el rendimiento por medio de la realización de un 30% más de sprints además de una distancia recorrida de total de un 5,6% durante el partido. ( Artículo )
  • Ademas el uso de bebidas de hidratos de carbono con una concentración del 6% durante el esfuerzo en una situación de depleción de glucógeno muscular disminuyó el número de pases fallados con respecto al grupo del estudio que no tomo la bebida ( 3% vs 14% )

Estos y otros muchos beneficios explicados anteriormente en el blog( aquí )sobre la ingesta de carbohidratos en el futbolista no hacen si no resaltar la importancia de como la nutrición puede afectar al rendimiento físico en la mejora de este, pero también en la prevención de lesiones. ( Artículo ) Además a nivel cognitivo se ha demostrado su importancia tanto a nivel emocional como en el desempeño de las habilidades cognitivas de este deporte.  Hoy en día ya se considera una desventaja no tener en el equipo un nutricionista como miembro de un plantel interdisciplinar que pueda resolver los conflictos a nivel nutricional y fisiológico que puedan surgir en el fútbol de élite en los distintos momentos del partido y en general de la temporada.  

Mogi, Ken. Ikigai esencial: La sabiduría milenaria japonesa que dará sentido a cada día de tu vida (Spanish Edition). Penguin Random House Grupo Editorial España. Edición de Kindle. (enlace

Domínguez, Raul. Nutrición aplicada a los deportes de dinámica intermitente: Fútbol. Master internacional en nutrición clínica y nutrición deportiva. Universidad Isabel I. 2016/2017

ROLES POSICIONALES EN EL FUTBOLISTA: FISIOLOGÍA Y ESTRATEGIAS NUTRICIONALES

en NUTRICIÓN DEPORTIVA
posiciones y nutrición en el futbol

La gestión del estado físico y fisiológico de los jugadores de fútbol de élite se basa en un conocimiento detallado de las demandas de rendimiento. Cuanto más concreto sea el análisis de todos los elementos que componen el rendimiento en el fútbol y en el futbolista mayor facilidad de establecer pautas de intervención en dichos elementos. Uno de los parámetros que nos proponemos a analizar es como afecta la fisiología a la posición de juego y que estrategias de intervención podrían proponerse para la mejora del rendimiento. 

Diversos estudios han identificado diferencias significativas en edad, estatura, masa corporal e índice de masa corporal entre jugadores de élite de diferentes posiciones que sugieren que jugadores de un tamaño y composición particular pueden ser adecuados para diferentes posiciones de juego. Se ha encontrado que incluso los jóvenes jugadores de élite en su pubertad tardía, probablemente debido a sus características genéticas, son altamente especializados para jugar en una posición determinada en el terreno de juego.

Aunque existen grandes discrepancias en los datos publicados para la distancia cubierta por los jugadores en un partido de fútbol se muestra que la distancia media cubierta por la élite masculina es alrededor de 11000 m. Además, las distancias más altas cubiertas por un jugador individual se aproximan a 14 km. Aproximadamente el 80-90% del rendimiento se emplea en actividades de intensidad baja a moderada, mientras que el 10-20% restante son actividades de alta intensidad. Ocurren 1000 y 1500 cambios discretos de movimiento dentro de cada partido a una velocidad de cada 5-6 s, con una pausa de 3 cada 2 minutos que recogen una gran variedad de movimientos tales como caminar, trotar, cruzar, correr, retroceder y desplazarse lateralmente.

Al comparar diferentes roles posicionales se ha demostrado que el mediocampo probablemente debido a su rol de enlace en el equipo, cubre una mayor distancia que los grupos defensivos, así como el grupo de delanteros. Se informó que los defensores y delanteros de élite cubrían aproximadamente la misma distancia media (10-10.5 km), pero esto era significativamente menor que el cubierto por los centrocampistas (11.5 km).  Los centrocampistas parecen participar en actividades de intensidad baja a moderada con mayor frecuencia y durante períodos más largos.  Se ha visto que los centrocampistas pasan más tiempo del encuentro andando y trotando que esprintando. Por otro lado los extremos son los que pasan mayor porcentaje de tiempo y cubren más distancia en carreras de velocidad alta y muy alta. Por tanto ante esto podemos esclarecer las primeras diferencias bioenergéticas recogidas en nuestras diferentes guías del catálogo. 

En este sentido, el rol posicional parece tener una influencia en el gasto total de energía en un partido, sugiriendo que diferentes requisitos físicos, fisiológicos y bioenergéticos son experimentados por jugadores de diferentes posiciones.

Estas diferencias indicaría que los jugadores en diferentes posiciones se podrían beneficiar del desarrollo de un protocolo de entrenamiento deportivo específico y estrategias nutricionales adaptadas a cada rol. Para ello seria necesario comprender la carga fisiológica impuesta a los jugadores de fútbol de alto nivel de acuerdo con su posición durante partidos competitivos (perfil de actividad, distancia recorrida, intensidad, sistemas de energía y músculos involucrados)

En concreto en cuanto a las estrategias nutricionales podría ser de gran utilidad la elaboración de programas nutricionales específicos para futbolistas de diferente posición teniendo en cuenta sus diferentes características anteriormente mencionadas.  Sin embargo, hay poca información disponible sobre la ingesta de alimentos y nutrientes de los jugadores de fútbol en relación con su posición de campo. Además, algunos de estos artículos no proporcionan información para todo el equipo.  Estas diferencias en la ingesta de alimentos y nutrientes demuestran que los valores medios del grupo pueden verse afectados por el perfil posicional, y deben tenerse en cuenta en futuros estudios de la ingesta nutricional de atletas de deportes de equipo. Se sugiere que los horarios de estrés, viajes y partidos pueden alterar los hábitos alimenticios de los deportistas de equipo, haciendo que coman menos días de partido que días de entrenamiento, lo que resulta en niveles inadecuados de energía y consumo de macronutrientes para la competencia y recuperación.

Por tanto, podemos concluir que una estrategia nutricional adaptada a cada rol en el campo podría ser de gran ayuda en el rendimiento colectivo pero todo recae en como el nutricionista deportiva conozca e interprete las demandas fisiológicas, anatómicas y bioenergéticas de la posición y elabore un plan nutricional creativo para satisfacerlas en base a la evidencia científica actual.

Referencias bibliográficas

  1. García PMR, García-Zapico P, Patterson ÁM, Iglesias-Gutiérrez E. Nutrient intake and food habits of soccer players: Analyzing the correlates of eating practice. Nutrients. 2014;6(7):2697–717.
  2. Bloomfield J, Polman R, O’Donoghue P. Physical demands of different positions in FA Premier League soccer. J Sport Sci Med. 2007;6(1):63–70.
  3. Di Salvo V, Baron R, Tschan H, Calderon Montero FJ, Bachl N, Pigozzi F. Performance characteristics according to playing position in elite soccer. Int J Sports Med. 2007;28(3):222–7.
  4. Abbey EL, Wright CJ, Kirkpatrick CM. Nutrition practices and knowledge among NCAA Division III football players. J Int Soc Sports Nutr. 2017;14(1):1–9.

La educación nutricional en el futbolista. Concepto y Beneficios

en NUTRICIÓN DEPORTIVA
educación nutricional en el futbolista

Las demandas de la alimentación en el futbol han cambiado drásticamente desde la década de los 70 y los 80, donde los jugadores y cuerpo técnico apenas valoraba la importancia de una correcta alimentación para satisfacer las demandas energéticas. Hoy en día, los clubs profesionales tienen o están en proceso de adquirir cocinas y comedores en sus ciudades deportivas y muchos cuentan con un equipo de nutricionistas y cocineros de un alto nivel. Los jugadores reciben menús preparados en estas instalaciones antes, durante y después del entrenamiento siguiendo las evidencias científicas actualizadas en la mejora de la salud y de la performance.

Sin embargo todavía toda esta parafernalia alimenticia no está del todo arraigada en la mentalidad de los actuales técnicos y futbolistas.  Hace bien poco saltaba una noticia en los periódicos españoles sobre las rutinas de alimentación de Leo Messi. El mismo declara que desde que ha cambiado la dieta, su rendimiento ha mejorado.

Pocos deportistas y en concreto futbolistas carecen de unas bases nutricionales y unos hábitos de alimentación que le ayuden en su dia a dia. Una buena educación nutricional en periodos de formación son clave para que los futbolistas terminen el proceso de convertirse en profesionales. Sin embargo, son muchos los que se quedan a medio camino por el simple hecho de no saber con que alimentarse a la hora de competir como a la de recuperar. Escasos, son los que saben que los hidratos de carbono son por excelencia el sustrato energético preferente en los deportes de media y alta intensidad. Los hidratos de carbono son almacenados como glucógeno principalmente en el músculo y en el hígado. El almacenamiento de glucógeno es pequeño ( < 3000kcal) por lo que puede limitar la capacidad de ejercicio de moderada a alta intensidad ( 50%-90% VO2 max) que dura más de 45 min. (Estudio). Escasos son los que saben que una de las principales funciones de las grasas es la de componente estructural indispensable, pues forman parte de las membranas biológicas. o intervienen en algunos procesos de la fisiología celular, por ejemplo, en la síntesis de hormonas esteroideas y de sales biliares. Transportan las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) y son necesarios para que se absorban dichas vitaminas.

Tal vez, un conocimiento sobre la función de la proteína en la recuperación de la fibra muscular seria indispensable para que los jóvenes futbolistas previniesen lesiones relacionadas con la fatiga de las fibras musculares.

Imagen .png

Figura 1. (Estudio)

Quizás los clubes de futbol tanto profesionales como amateur deberían de empezar a preocuparse más en la educación de hábitos fuera de la hora y media de entrenamiento. El deporte necesita seguir inculcando valores en los jóvenes. La educación nutricional por tanto, sería uno de los pilares para el desarrollo de los profesionales del futuro, pero también de los ciudadanos del futuro.

El apoyo a nivel juvenil frecuentemente se basa en talleres. Se puede planear un programa de talleres sobre la nutrición básica y cómo los jugadores pueden estructurar sus dietas de entrenamiento para utilizar alimentos que apoyen el rendimiento en el entrenamiento y el día del partido. Sin embargo, con jugadores de un nivel mínimo de escolaridad hasta con los jugadores de alto nivel en muchos clubes de futbol de élite, la nutrición es actualmente reconocida como un factor clave en el desarrollo del jugador élite.

0 0,00
subir arriba

fOLLOW
US

Contenido rápido y visual con rigurosidad

ÚNETE A NUESTRO CLUB.​

Consigue el Ebook gratuito para la planificación en prevención de lesiones que tu plantilla necesita.